EL PAíS › GOLPEARON A LA TITULAR DE ABUELAS EN CORDOBA

Una patota que sigue activa

 Por Camilo Ratti
Desde Córdoba

Tres sujetos ingresaron armados y a cara descubierta a la casa de la hija de Sonia Torres, una de las fundadores de Abuelas de Plaza de Mayo regional Córdoba, y la golpearon salvajemente en la cabeza, además de simular dos disparos sobre su cuerpo con un revólver. El hecho ocurrió el lunes a la noche, después de que Torres regresaba de una reunión con artistas cordobeses con quienes planea un homenaje a las víctimas para el próximo 24 de marzo. Como nunca intentaron robar nada, habiendo objetos y dinero a la vista, sus abogados y los organismos de derechos humanos aseguran que se trató de “una clara amenaza intimidatoria, que se suma a las muchas que hemos recibido”. Sin precisiones sobre lo ocurrido, la policía encontró a quince cuadras del lugar una pistola Bersa nueva, que se hallaba dentro del bolso secuestrado a una de las hijas de la abuela.

Al ritmo que avanzan en la Justicia federal las causas por violaciones a los derechos humanos cometidos en la última dictadura militar, las amenazas e intimidaciones a personalidades y organismos de derechos humanos se reiteran. El lunes por la noche le tocó nuevamente a Sonia Torres sufrir los resabios de un pasado tenebroso. Fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo regional Córdoba y símbolo indiscutido por su trabajo en la recuperación de nietos apropiados, fue atacada cuando volvía de una reunión con artistas cordobeses, entre ellos Carlos Alonso, con quienes planea una actividad para el próximo 24 de marzo.

Como Torres estaba muy schokeada por lo sucedido, la elegida para relatar los hechos fue Marité Sánchez, abogada de Abuelas de Plaza de Mayo regional Córdoba. “Tres sujetos, dos de estatura mediana y uno corpulento, de entre 25 y 30 años de edad, esperaron a que Sonia llegara a la casa de su hija Gisell y se abalanzaron sobre la vivienda, donde a los gritos amenazaron a todos, especialmente a Sonia, quien se negó a levantarse de su silla, como los matones pretendían. Furiosos, le apuntaron con una pistola a la cabeza y simularon dos disparos con el arma. Como Sonia seguía en su actitud, la llevaron al baño y la golpearon con la culata de un arma, provocándole heridas profundas. Ensangrentada, empezó a gritar y los tipos se van. Su hija llamó a la policía y en treinta minutos llegó un comando. Lo llamativo es que los efectivos trajeron consigo un bolso que encontraron a quince cuadras del hecho, de propiedad de la hija de Sonia, en el cual había una pistola Bersa nueva, además de los elementos que Gisell tenía en esa cartera, sin desaparecer nada. Para nosotros eso es una prueba de que nunca la intención de los tipos fue robar, sino intimidar”, dijo Sánchez. En este sentido, la letrada remarcó que lo sucedido el lunes a Torres está “vinculado a las amenazas de muerte que las Abuelas de Mar del Plata sufrieron cuando se conoció la identidad del nieto 82, a manos de sujetos que se identificaron como ‘Comando 24 de Marzo’”.

Aunque ni la policía ni la Justicia pueden todavía ofrecer precisiones sobre la identidad de estas tres personas, la golpiza a Torres fue denunciada ante la Fiscalía 1 de los tribunales federales de Córdoba. “Vamos a pedir que este hecho se agregue a la Fiscalía 3, que es la que tramita las anteriores amenazas y la causa que investiga la desaparición en marzo del ’76 de la hija de Sonia, de su yerno, y de su nieto, que al momento del secuestro de su madre tenía seis meses y medio y que hoy es uno de los 500 nietos que buscan las Abuelas”, concluyó Sánchez.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.