DEPORTES › CANSADO, EL NúMERO 1 PREFIERE LA FINAL DE LA DAVIS

Por qué Nadal se bajó del Masters

 Por Sebastián Fest

Desde Madrid

Era una tarde de perros, llovía sin parar y el tenista español Rafael Nadal, lejos de su mejor humor en el frío otoño parisino, no podía dejar de pensar: ¿Masters o Copa Davis, Copa Davis o Masters?

Con su decisión de renunciar al Masters de Shanghai, Nadal resolvió ayer el asunto que lo atormentaba la semana pasada en París. Está claro que lo “ayudó” su tendinitis en la rodilla derecha, pero de no haber estado la Davis de por medio, Nadal se hubiera subido hoy a un avión de Lufthansa rumbo a China.

Todo será diferente ahora: el número uno del mundo llegará a la Argentina tras casi dos semanas completas de descanso en Manacor, un lujo que no se dio en toda la temporada. Su físico y –más importante aún– su mente llegarán frescos a una final que promete ser eléctrica.

“Es una de las decisiones más difíciles de mi carrera”, dijo en su página web Nadal antes de explicar sus verdaderas razones: “Quiero recuperarme y estar listo para la importante final de Copa Davis que mi país jugará en Mar del Plata”.

Y con esa frase cambió buena parte de la historia de la final a disputarse del 21 al 23 de este mes. Hasta hace pocos días, una de las ventajas de Argentina radicaba en el cansancio que tendrían Nadal y su compatriota David Ferrer tras jugar el Masters. Llegarían del crudo otoño chino a la calurosa primavera argentina con una diferencia horaria “asesina” y sin tiempo para adaptarse.

Ya no es así. Ferrer quedó fuera del Masters y es muy improbable que acepte la posibilidad que se le abre ahora, la de ir como segundo suplente. Nadal y Ferrer llegarán entonces frescos y descansados a Mar del Plata, al menos una semana antes del viernes de inicio de la final, según fuentes del equipo español.

David Nalbandian, otro de los protagonistas de la final y rival de Nadal en el día de apertura, ya está en la Argentina y no se moverá de allí aunque se sumen más renuncias y entonces se clasifique para el Masters. La paradoja es Juan Martín Del Potro, el nuevo número uno argentino, el octavo del ranking mundial, que será el único en recorrer el trayecto de ida y vuelta a China. Si le va bien en el Masters –como a Ferrer, por ejemplo, que un año atrás disputó la final– llegará a Argentina en la noche del lunes o la mañana del martes de la semana de la final.

Una final que aún no tiene equipos confirmados, aunque ambos se conocerán hoy. Todo indica que Argentina apuesta a Del Potro, Nalbandian, Agustín Calleri y José Acasuso –este último en lugar de Guillermo Cañas–, mientras que España mantendrá el cuarteto integrado por Nadal, Ferrer, Fernando Verdasco y Feliciano López. Falta el Masters, pero Argentina y España ya “juegan” la final de la Davis.

Compartir: 

Twitter
 

El español abandonó contra Davydenko en París. Ayer abandonó el Masters.
Imagen: AFP
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.