DEPORTES › GRAN ACTIVIDAD PARA MUCHOS PUGILISTAS LOCALES A NIVEL INTERNACIONAL

El boxeo argentino se ríe de la crisis

Los campeones Nárvaez, Garay y la Tigresa Acuña defenderán sus títulos, mientras que Maidana y Maravilla Martínez tendrán sus chances para obtenerlos. Reveco y Carrera esperan su ocasión.

 Por Daniel Guiñazú

Dará mucho que hablar el boxeo argentino de 2009. Los campeones (Omar Narváez, Hugo Garay y Marcela Acuña) estarán activos en la defensa de sus coronas. Varios pugilistas tendrán chances de conquistar o reconquistar títulos del mundo. Y no serán pocos los que estén disputando interinatos o eliminatorias rumbo a los campeonatos regulares. Más allá de los triunfos o las derrotas que se sucedan, algo aparece claro: los boxeadores argentinos han recuperado su lugar en las agendas de los grandes promotores internacionales. Y es una buena noticia que así sea, después de tantas cosas mal hechas dentro y fuera de los cuadriláteros.

Las emociones darán comienzo el próximo sábado 7 de febrero con una doble función. Por la tarde y en Rostock, Alemania, Marcos Maidana dispondrá ante el ucraniano Andreas Kotelnik de la chance por el título que consiguió en diciembre de 2006, al noquear en tres asaltos al panameño Miguel Callist en el court central del Buenos Aires Lawn Tennis Club. Tras esta victoria y ante una oportunidad que su manager, Mario Margossian, creyó inminente, Maidana se radicó en Alemania integrándose a la escudería boxística Universum que regentea el poderoso promotor Peter Kohl.

Bajo la conducción de Kohl, Maidana obtuvo cuatro triunfos por fuera de combate ante rivales de ocasión, que ratificaron el peso de sus puños (de sus 25 peleas ganadas, 24 lo fueron antes del límite), pero que todavía no aventaron dudas acerca de su verdadero potencial en el alto nivel mundial. El campeón Kotelnik no es ningún supercrack. Acumula 30 victorias (13 por la vía rápida) y dos derrotas y tendrá que ser muy fuerte para soportarle la mano a Maidana, uno de los boxeadores más comerciales que ha dado el boxeo argentino en los últimos años.

Horas después de Kotelnik-Maidana, en la medianoche del domingo, Omar Narváez tratará de convertirse en el campeón mundial argentino que más veces expuso su cetro. En el Nuevo Gimnasio Aurinegro de Puerto Madryn, en Chubut, hará la 15ª defensa de su corona frente al estadounidense Rayonta Whitfield. La confianza en el talento del campeón está intacta. Pero hay consenso en el ambiente pugilístico de que nunca enfrentó un retador tan exigente como Whitfield, invicto en 22 peleas con 11 victorias por nocaut, sumamente alto para los estándares de la categoría, y además, primer clasificado en el ranking de la organización.

Por su parte, Sergio Maravilla Martínez ya tiene rival confirmado para el 14 de febrero. Esa noche, posiblemente en Nueva York, defenderá por primera vez su título interino superwelter del Consejo ante el portorriqueño Kermit Cintrón, ex bicampeón mundial de los welters. Martínez debió haber peleado en esa fecha ante otro portorriqueño, Daniel Santos, por el campeonato superwelter de la Asociación. Pero Santos dijo que cinco semanas son pocas para llegar con un entrenamiento adecuado y se apartó del compromiso. Cintrón es rápido y explosivo y tiene un record inquietante: 30 victorias, 27 antes de límite, y 2 derrotas ante el mexicano Antonio Margarito. Martínez enhebra una racha de 28 triunfos consecutivos, la mejor de un boxeador argentino en la actualidad.

Mientras tanto, el otro campeón mundial, Hugo Garay, aguarda fecha para su segunda defensa, que sucederá, presumiblemente, en abril y en Europa. Pigu quiere pelear este año por el título en Tigre, su ciudad natal, o bien en Sunchales, cabecera de la cuenca lechera santafesina, donde tiene gran preponderancia el gremio que lo apoya. También figura entre sus planes una unificación ante el húngaro Zsolt Erdei, el titular de la OMB quien ya lo derrotara en dos ocasiones, pero su manager, Osvaldo Rivero, prefiere no apurarlo y llevarlo de a poco, combate a combate.

Otros boxeadores que también esperan novedades son los ex campeones mundiales Mariano Carrera y Juan Carlos Reveco. Carrera disputará una eliminatoria el 28 de febrero ante el uzbeco Gennady Golovkin, quien ayer en DUsseldorf, Alemania, derrotó por nocaut técnico en el primer round al salteño Javier Mamaní. Si gana, el 25 de abril irá por el título mediano de la AMB ante el campeón alemán Felix Sturm. A su vez, el mendocino Reveco enfrentará en junio y en los Estados Unidos al campeón minimosca interino de la AMB, el colombiano César Canchila. El vencedor enfrentará por el título al campeón regular, el francés Brahim Asloum.

Por último, en la rama masculina, los chubutenses Héctor Saldivia y Lucas Matthysse y el rosarino Sebastián Luján están a la expectativa porque el uruguayo Samson Lewkowicz, agente internacional del promotor y manager Mario Arano, les ha prometido chances mundialistas concretas para este año. Saldivia iría por el título welter de la AMB ante el ucraniano Yuri Nuzhnenko; Matthysse, por la corona welter junior de la OMB frente al estadounidense Kendall Holt; y Luján, por el cetro welter del CMB, propiedad de otro estadounidense, André Berto.

El panorama de los campeones mundiales argentinos se cierra con Marcela Acuña, que sí tiene en claro lo que hará en el primer semestre de 2009. A fines de marzo o principios de abril, la Tigresa defenderá en el Luna Park su corona supergallo de la Asociación frente a la ex campeona mexicana Jackie Nava. De resultar ganadora, en junio le dará el desquite a Alejandra Oliveras en el Superdomo Orfeo de Córdoba.

Compartir: 

Twitter
 

Narváez quiere ser el boxeador argentino con más defensas mundialistas.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.