DEPORTES › DAVID NALBANDIAN Y JUAN MARTIN DEL POTRO LOGRARON SUS PRIMEROS TITULOS DE LA TEMPORADA

La mejor manera de comenzar el año

Gran arranque para los jugadores argentinos. En Sydney, el cordobés derrotó en tres sets al finlandés Jarkko Nieminen y se quedó con el décimo torneo de su trayectoria. En Auckland, el tandilense derrotó en dos parciales al estadounidense Sam Querrey y logró el quinto certamen de su carrera.

El carnaval de Nalbandian

David Nalbandian, cuarto favorito y 11º en el ranking mundial, obtuvo ayer el décimo título de su carrera al adjudicarse el Abierto de Sydney, gracias a un esforzado triunfo 6-3, 6-7 (9-11), 6-2 sobre el finlandés Jarkko Nieminen. De esta manera, tras dos horas y 18 minutos de juego, el cordobés se quedó con el primer título del año y llega de la mejor manera para encarar el Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada, donde debutará ante el francés Marc Giquel.

Nalbandian jugó la vigésima final de su carrera y por segunda vez definió un certamen ante Nieminen, al que había vencido en 2002 en Estoril, en el que fue el primer titulo del argentino en el ATP Tour. Ahora su registro quedó empatado, con diez éxitos y diez reveses en encuentros decisivos. En su camino hacia el título, Nalbandian debió superar primero al francés Michael Llodra, al australiano Lleyton Hewitt y al francés Richard Gasquet.

Parecía que Nalbandian iba a llevarse el título de manera cómoda. Sin muchos sobresaltos se llevó el primer parcial por 6-3 y en el segundo tomó una ventaja de 5-3 que parecía definitiva. Sin embargo, el finlandés, un jugador con mucho temple pero irregular en sus golpes, reaccionó y logró forzar el tie break. Allí todo fue muy parejo, pero el europeo contó con un poco más de fortuna y se terminó llevando el parcial. “Cuando perdí el segundo set con todas las chances que tuve, se me complicó”, reconoció después el argentino.

Sin embargo, en el set definitorio, el cordobés retomó el control de la situación, fue muy regular con su servicio y sacó a relucir su calidad ante un Nieminen que lucía muy errático y que alternaba golpes brillantes con errores de principiante. Por eso, no tuvo inconvenientes para cerrar rápido con el partido y quedarse con el décimo título de su trayectoria. “El de hoy fue un partido duro. Sentí que a ratos jugaba muy bien y en otros momentos no tan bien”, señaló Nalbandian.

El éxito le dio un empujón importante a Nalbandian de cara a su participación en el Abierto de Australia, que comenzará en la madrugada de mañana. “Tuve una semana muy positiva y llegaré a Melbourne con mucha confianza. Eso es bueno”, comentó el cordobés, que debutará en el último turno del Margaret Court Arena ante Gicquel. Además de Nalbandian y Del Potro (ver aparte), otros dos argentinos se presentarán en la primera jornada del torneo australiano. Desde las 22, Brian Dabul se enfrentará con el alemán Philipp Petzschner en el court 10, mientras que Agustín Calleri jugará en el tercer turno de la cancha 21 ante el español Guillermo García López.

La continuidad de Del Potro

Juan Martín Del Potro demostró ayer que continúa en la gran forma mostrada en los últimos meses de la temporada pasada al abrir 2009 con un título en el torneo de Auckland. El tandilense, número nueve del mundo, se impuso 6-4, 6-4 al estadounidense Sam Querrey en menos de 90 minutos de juego para sumar el quinto torneo de su carrera. Cerca de la medianoche, Del Potro debutará en el Abierto de Australia.

“Todos los títulos son especiales y éste es el primero de mi temporada. Eso es bueno para mi futuro y voy a tratar de ganar más”, comentó el argentino de 20 años. Gracias a su título y al que luego obtuvo David Nalbandian en Sydney, dos tenistas argentinos festejaron un certamen el mismo día después de cuatro años. Guillermo Coria en Umag y Gastón Gaudio en Kitzbühel, en 2005, lo habían logrado antes.

Después de un año en el que ganó en Stuttgart su primer título en el mes de julio, antes de sumar los trofeos de Kitzbühel, Los Angeles y Washington, Del Potro demostró en Auckland que no ha perdido el nivel alcanzado en 2008 y sólo cedió un set en toda la semana. Ante Querrey, número 36 del mundo, Del Potro fue mucho más regular y sentenció la mayoría de los peloteos largos, demostrando una gran capacidad para complicar el juego a su contrincante en los momentos importantes.

El desarrollo del partido fue muy parejo y el tandilense ganó al imponerse en las oportunidades que se le presentaron para obtener diferencias decisivas. Del Potro rompió el servicio de su rival en tres de las ocho ocasiones que dispuso, dos de ellas definitorias: justo en el noveno game de cada set, para adelantarse 5-4 y para empezar a garantizarse cada parcial. Por su parte, Querrey tan sólo lo hizo en una ocasión de las cuatro que pudo hacerlo, tres de ellas en el segundo set. “Sam es un grandísimo jugador, con un gran saque, pero yo logré concretar mis bolas de break y él no”, fue la explicación de Del Potro. El estadounidense, por su parte, se reprochó su poca efectividad de primeros saques. “Tendría que haber logrado un 70% o más en mi primer servicio. No puedes tener ese porcentaje y ganar a un Top 10”, señaló Querrey.

Para Del Potro, el próximo objetivo es el Grand Slam australiano, que comenzará esta noche. El primer compromiso del tandilense es ante el alemán Mischa Zverev, 80º en el ranking mundial, en el segundo turno del Hisense Arena, alrededor de la medianoche argentina. “Es un gran inicio y ahora intentaré dar lo mejor de mí en Melbourne”, aseguró el tandilense, que tiene un buen cuadro para llegar lejos.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.