DEPORTES › BOCA DERROTO A RACING Y GANO EL PENTAGONAL DE VERANO

La costumbre de gritar campeón

Con goles de los juveniles Roncaglia y Noir, el equipo conducido por Carlos Ischia les ganó 2-0 a los de Avellaneda y se consagró entre los grandes. El perdedor volvió a exhibir desajustes en todas sus líneas.

Boca continuó con los festejos iniciados a fines del año pasado con la obtención del torneo Apertura, y en este 2009 volvió a festejar entre los equipos grandes. Con muchos juveniles, el equipo venció 2-0 a Racing en Mar del Plata, y ahora espera con más optimismo el segundo superclásico del domingo próximo.

Racing comenzó el partido ejerciendo mucha presión sobre los mediocampistas de Boca, y de esa manera le dificultó la salida a su rival. Falcón se mostró muy activo y fue el encargado de habilitar a los delanteros. La primera acción de riesgo fue con un tiro del propio Falcón que encontró bien parado el chico Ayala.

A pesar de ese pequeño dominio de los de Avellaneda, Boca fue el que tuvo la mejor opción para ponerse en ventaja. Philippe cabeceó la pelota por arriba después de un envío desde la izquierda, y se perdió el primer tanto. En la siguiente jugada, Racing respondió con una aparición del uruguayo Vigneri, quien definió al lado del palo con un derechazo, luego de una habilitación de Lugüercio.

El desarrollo del partido no ofrecía jugadas de lucimiento, y todo se hacía muy friccionado. En medio de esa monotonía, Philippe pudo rematar desde la puerta del área y Campagnuolo respondió bien. El delantero volvió a sorprender en el área, pero el cabezazo no tuvo potencia. Las posibilidades eran muy aisladas, y en una de ellas Krupoviesa probó desde afuera del área y la pelota se fue al lado del palo.

Los errores también aparecían entre los chicos de Boca, y una desa-tención entre Forlín y Ayala casi termina en el gol de Lugüercio. Pero todo se modificó en el final de la primera parte. A los 44 minutos, una salida en falso de Campagnuolo le permitió a Roncaglia marcar el gol: Gaitán ejecutó un tiro libre, la pelota dio en el palo al superar al arquero –pidió posición adelantada del rival– y el defensor la metió de rebote. Encima, Racing se quedó con un hombre menos por la expulsión de Peppino, después de una patada sobre Krupoviesa.

El oportunismo de Boca en el segundo tiempo fue determinante para terminar de sellar el partido a su favor. Y de esa manera, después de que Lugüercio se perdiera el empate al cabecear alto, el ganador aumentó la diferencia con una buena resolución de Noir. El delantero se fue por la izquierda, dejó atrás a Campagnuolo y definió de media vuelta para ubicar la pelota en el palo más lejano.

A partir de ahí, el orden de los chicos de Boca fue más que la de-sesperación de todo Racing.

Compartir: 

Twitter
 

Roncaglia festeja su gol en el final del primer tiempo. Se le suman Forlín y Noir, quien marcó el segundo.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.