DEPORTES › BOCA SE PREPARABA PARA FESTEJAR, PERO NEWELL’S LO DEJO CON LAS GANAS

La fiesta fue de los rosarinos

En el día de los regresos, del equipo campeón a la Bombonera y del goleador Palermo, el conjunto de Sensini derrotó a Boca y se subió a la punta del torneo Clausura. “Nos superaron y nos ganaron bien”, comentó Riquelme.

Boca tenía todo preparado para armar una gran fiesta, pero Newell’s se la arruinó. Porque el día de los regresos: del campeón a su casa con el título abajo del brazo y de Martín Palermo tras cinco meses de recuperación, el conjunto rosarino no fue un simple invitado sino que se transformó en anfitrión. Y acaparó todas las miradas, llevándose un importantísimo triunfo 2-0, en el que exhibió momentos de buen fútbol y tuvo una supremacía incuestionable. Por eso el conjunto de Roberto Sensini se trepó a la cima del torneo, mientras Boca deberá rever varias cuestiones si es que pretende dar batalla por el título en este Clausura.

Es que el equipo que paró ayer Carlos Ischia en cancha (con los cambios incluidos) se pareció poco, o para ser más precisos, casi nada a ese conjunto arrasador que se llevó por delante a todos en el verano. Fue todo lo contrario. No pesó en ningún momento, regaló constantemente la mitad de la cancha, en defensa estuvo muy dubitativo, y para colmo, ni siquiera con los ingresos de Palacio y Palermo, en el segundo tiempo, encontró un cambio, aunque sea anímico. Eso sorprendió.

La contracara fue Newell’s, que hizo todo mucho mejor. Parado decididamente con Bernardi y Bernardello casi en el campo contrario, y metros más arriba con el gran trabajo de Sperdutti –que hizo un lío bárbaro por todos los flancos por donde se movió–, asumió el traje de protagonista. Y no le pesó.

Así tuvo varias chances de ponerse en ventaja, pero Sperdutti y Formica con tiros desde afuera, no pudieron vulnerar a Abbondanzieri, y Armani y Vangioni, en el final del primer tiempo, no lograron soplar una pelota que parecía meterse sola. Por eso Boca siguió sin mosquearse, sumido en un letargo duradero.

Y no se puede culpar al calor, porque Newell’s jugó bajo las mismas condiciones y siempre mostró una marcha más. Cuando el desarrollo lo requirió, luchó, corrió y metió. Y hasta se dio el gusto de arrancar algunos “ole” de los hinchas que estaban en la tercera bandeja que da al Riachuelo, mientras los jugadores de camiseta azul y amarilla caminaban la cancha, como si nada pasara. Quizá confiados del poderío ofensivo que ayer tuvo algunas ráfagas, con Viatri y Noir.

Pero fue Newell’s el que llegó a meter la pelota en el fondo de la red. Con una definición precisa de Armani, y un verdadero golazo de Sperdutti que clavó un remate muy potente en el ángulo. Dos estocadas al corazón de los hinchas de Boca que tenían todo preparado para festejar. Y la alegría cambió de lado, allá en la vereda de los de Rosario, que terminaron floreándose y hasta pudieron convertir un gol más.

Informe: Nicolás Sagaian.

0- BOCA

Abbondanzieri; Ibarra, Cáceres, Roncaglia, Morel Rodríguez; Fondacaro, Forlín, Gaitán; Riquelme; Noir, Viatri.

DT: C. Ischia.

2- NEWELL’S

Peratta; Pillud, Schiavi, Spolli, Quiroga; Sperdutti, Bernardello, Bernardi, Vangioni; Formica, Armani.

DT: R. Sensini.

Estadio: Boca.

Arbitro: Juan Pablo Pompei.

Goles: 60m Armani (N); 72m Sperdutti (N).

Cambios: 64m Gracián por Fondacaro (B); 67m Palermo por Viatri y Palacio por Noir (B); 70m Salcedo por Armani (N); 80m Machín por Sperdutti (N); 86m Monsalvo por Bernardi (N).

Compartir: 

Twitter
 

Newell´s festeja la victoria que lo depositó en la cima del torneo Clausura.
Imagen: Julio Martín Mancini
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.