DEPORTES › PRESENTE Y PORVENIR DE SAN LORENZO TRAS LA ELIMINACION EN LA COPA

Un fin de semana poco santo

Lo que dejó la caída del equipo en México. La indignación de los hinchas, el repudio al plantel, los cortocircuitos internos entre los dirigentes luego de una campaña que prometía mucho y entregó poco. El endeudamiento.

 Por Gustavo Veiga

Con San Lorenzo no pudo ser ni será por un tiempo que hoy resulta incalculable. El aeropuerto de Ezeiza, donde a muchos planteles argentinos les tendieron la alfombra roja de la admiración por algún logro conseguido, se transformó en el territorio de la crispación. El comité de recepción trocó los habituales aplausos y vivas de otros tiempos –y otros protagonistas– por escupitajos, monedazos y patadas a un ómnibus que refugió a los jugadores recién llegados de México. Esa imagen, la más impactante de la semana deportiva, fue apenas la primera foto revelada de un álbum que podría seguir viéndose esta tarde cuando el equipo reciba en el Nuevo Gasómetro a Vélez.

Futbolistas, dirigentes y cuerpo técnico son sometidos por estas horas al escarnio público en las páginas y foros del club, así como se habla de “plantel indigno de ponerse la camiseta”, entre los opositores al vapuleado presidente Rafael Savino. Mientras tanto, Marcelo Tinelli, el poder omnipresente en Boedo y sus adyacencias, analiza qué hacer. Si se va o se queda, si convence o no a Diego Simeone para que reemplace a Miguel Angel Russo en un banco que parece el Citibank de diciembre del 2001.

Una definición condensa la bronca desatada con la eliminación en la esquiva Copa Libertadores. Es la que cierra un artículo titulado “Cangrejos: tronó el escarmiento” y está escrito con todo el dolor –y también la intemperancia– de un hincha con el corazón partido: “Dilapidan el prestigio de cien años de grandeza y una tradición plagada de huevos. Violencia es mentir”, sostiene el autor que reivindicó desde la página www.deboedovengo.com el recibimiento espontáneo, pero también violento y humillante a los jugadores.

Tampoco fue moderada la crítica que les propinó a los futbolistas y al presidente Savino el vocal de la comisión directiva por la primera minoría, Alberto Barilari: “Es responsable por armar y sostener a los referentes de este plantel indigno de vestir nuestra camiseta”, dijo en el sitio La Cuervería que produce Cristian Paladino. El Viernes Santo poco tuvo que ver con el recogimiento y la meditación que propone la liturgia cristiana. San Lorenzo atravesará las Pascuas asediado por el odio y la indignación. Un síntoma de los tiempos que corren: el fútbol ocupa un lugar desmesurado en la agenda ciudadana y se les va la vida a muchos en él. Lo que representa la Libertadores para el club –nunca pudo ganarla– en este caso hizo lo demás. Fue como demasiado después de que el equipo perdiera de atropellada con Boca el torneo Apertura 2008.

Ahora bien, la historia deportiva de un grande como San Lorenzo debe seguir, como siguió después del más doloroso fracaso: su único descenso a la B en 1981. Ni qué hablar de la historia institucional, partida al medio tras la clausura definitiva y remate del Viejo Gasómetro dos años antes, en 1979.

En lo que está por delante, se anticipa que Tinelli tendrá mucho que ver (otra vez) y más allá de su ahora distante relación con el presidente. El hombre que decidiría quién será el próximo técnico de San Lorenzo descansa en su ciudad natal, Bolívar. Y eligió a Simeone para ocupar el cargo que dejó vacante Russo con su previsible renuncia. Una renuncia que a futuro provocará un desahogo en la tesorería. Su contrato de 1.200.000 dólares anuales ya no le será ofrecido a su sucesor. Esa suma bajará sensiblemente.

Dicen en San Lorenzo que el Cholo quiere volver a dirigir en la Argentina antes de cumplir con su anhelo de hacerlo en Europa. Y que sus pretensiones no son tan altas. Si fuera así, los dirigentes harían plinc caja, tras la descontada elección de Tinelli. Por lo pronto, no se van a apurar. Las brasas todavía están muy calientes. Contra Vélez hoy se sentará en el banco Alberto Fanesi, el coordinador de las Divisiones Inferiores.

Demasiado golpeado viene San Lorenzo desde que cumplió su centenario. Ni siquiera arañó la posibilidad de llegar a una final de la Copa Libertadores. Tampoco lo había logrado con Ramón Díaz como entrenador, aunque no fue eliminado en la primera ronda como ahora.

El problema adicional para el club es que, a la frustración deportiva, debe sumar un considerable endeudamiento (ver aparte). Ya en la temporada 2007-2008 había invertido 60 millones de pesos anuales para sostener el fútbol, presupuesto que ahora sería inviable. Por eso, se habla de reducir haberes y primas, además de las bajas –también anunciadas– que habrá en el plantel (“Que se vayan todos, que no quede ni uno solo”, les gritaron en Ezeiza). No se renovarían los préstamos de Cristian Ledesma, Jonathan Bottinelli y Jonathan Santana, entre otros.

Al ex técnico se le reprocharon los magros resultados conseguidos y también su falta de control sobre los jugadores. Y como la palabra del empresario tiene el peso de una orden desde que decidió invertir junto a otras personas en el fútbol profesional, Russo se mantenía con alfileres en el cargo. Andrés Silvera, Agustín Orión y Adrián González son los más castigados del plantel por el veredicto popular, a quienes se sindicaba como desestabilizadores del entrenador anterior, Ramón Díaz, y como protegidos por el que acaba de irse.

Por eso, se descuenta que si Simeone acepta una reducción considerable en el contrato que se le pagaba a su colega, es el mayor candidato a dirigir San Lorenzo. En el caso contrario, los técnicos de alternativa son Diego Cagna y Edgardo Bauza. Quien sea el elegido tendrá que levantar a un equipo que se quedó una vez más sin la ansiada Copa y lejos del líder Lanús en el torneo local (está a ocho puntos en la tabla). La mesa chica de los dirigentes comenzó a analizar la sucesión en estas Pascuas, que nada tuvieron de bienaventuradas para sus hinchas.

Compartir: 

Twitter
 

Entrenamiento del plantel el viernes, luego de los incidentes en Ezeiza. Los hinchas no pudieron entrar.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.