DEPORTES › CUARENTA Y UN MILLONES DE PESOS EN RIVER

Déficit monumental

Es lo que arroja el balance aprobado por la CD, que supone un salto negativo muy grande respecto de los últimos ejercicios. Sinceramiento de dibujos anteriores o un auténtico agujero negro.

 Por Pablo Vignone

Después de ocho ejercicios con superávit, el último por apenas un millón de pesos, la gestión de José María Aguilar concluye en River con un fabuloso déficit superior a los 41 millones de pesos, más de 10 millones de dólares, para el período que concluyó el 31 de agosto pasado. Un catastrófico signo de despedida para un turbulento tiempo de gestión iniciado a fines de 2001. El balance largamente deficitario fue aprobado por la Comisión Directiva el mismo día en que se inauguró el Museo River, al cual se le atribuyeron gastos por más de 10 millones de pesos, por 14 votos contra uno, pero ahora tiene que atravesar el escollo de la Asamblea de Representantes. Eso sucederá entre el 5 y el 10 de diciembre, por la época en la que los socios de River elijan al reemplazante de Aguilar de entre la lista que incluye a Rodolfo D’Onofrio, Antonio Caselli, Daniel Passarella, Mariano Mera Figueroa y Daniel Kiper. Si no se aprueba, quizá ya no esté Aguilar para dar explicaciones.

Fuentes de River aseguraron a este diario que este balance, que muestra un rojo de 41.014.658 pesos, sincera una situación que venía emparchándose desde hacía varias temporadas, cuando se incluían en las cuentas dinero a cobrar por futuras transferencias o se arreglaban urgentes ventas de porcentajes de jugadores para que el haber superara al debe. De todas maneras, el abismo entre el tenor de los últimos superávit y el tamaño de este fenomenal déficit no deja de ser llamativo.

En el último presupuesto se calcularon ingresos que no se produjeron, como los que suponen las copas internacionales (River fue eliminado en cuartos de final de la Copa Sudamericana 2008 y en la fase de grupos de la Libertadores 2009) y las ventas de futbolistas al exterior que tampoco se concretaron, salvo de la Radamel Falcao, un dinero que ya había sido computado en el balance anterior. Hay que recordar cómo se buscaron a mitad de esta temporada, un par de meses antes del cierre del ejercicio, ofertas por jugadores del talle de Diego Buonanotte que nunca se concretaron.

En el efervescente clima de las elecciones, la oposición de River había denunciado a este diario, que lo publicó en su última edición dominical, que el pasivo del club podía alcanzar los 70 millones de dólares, algo que el oficialismo desmiente. Pero quien se haga cargo próximamente de River deberá echarles una ojeada a las cuentas.

Compartir: 

Twitter
 

Alejandro Leiva
Imagen: Alejandro Leiva
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.