DEPORTES › EL TéCNICO HOLANDéS ASEGURA QUE RENUNCIA A UN ESTILO HISTóRICO CON EL FIN DEL TíTULO

Si gana, no le importa naranja

Si bien Bert van Marwijk asegura que le encantaría salir campeón con un derroche estético, no se preocupa por esa cuestión. “Si ganamos con un fútbol hermoso, perfecto. Y si no, pues nos vamos a sentir igualmente satisfechos con la victoria”, señaló.

Holanda luchará por quedarse con el pase a la final, por primera vez en 32 años, sin importarle que para ello tenga que sacrificar el fútbol espectáculo que siempre distinguió a la selección naranja, según confesó ayer su entrenador, Bert van Marwijk. “Lo más importante es estos momentos es garantizar la victoria”, afirmó el técnico, evocando lo dicho, según él, por “muchos equipos en esta Copa”: que Holanda no ha jugado “un fútbol muy bonito”.

El entrenador matizó esa percepción señalando que en la fase de grupos su conjunto jugó “muy bien”, y que en todo caso la historia del seleccionado holandés le indica que en esta instancia el resultado es lo único que importa. “En el pasado empezamos los campeonatos tanto europeo como mundial muy bien y luego perdíamos, así que ahora sólo nos quedan dos partidos por disputar y estamos muy cerca”, aseguró el estratega en rueda de prensa en el estadio Green Point, sede del compromiso.

La Naranja Mecánica de los años ’70, inspirada por la exquisitez de Rinus Michels y Johan Cruyff, perdió la final de Alemania 1974 al caer 2-1 ante el equipo local. Cuatro años más tarde, sin Cruyff y con el austríaco Ernst Happel como técnico, el equipo holandés cayó 3-1 ante la Argentina en la final del Mundial 1978. Desde entonces, nunca volvió a jugar una final.

Van Marwijk se declaró “convencido” de poder cumplir el objetivo de coronarse campeón en Sudáfrica, y deseó hacerlo con derroche de estética, pero insistió en que ante la selección celeste, en Ciudad del Cabo, lo que vale es el triunfo.

“El equipo siempre quiere jugar un fútbol muy bueno, lo intenta, pero en ocasiones no se puede. Desde el principio nuestra intención fue ésa, pero se está haciendo muy difícil, quedamos las últimas cuatro selecciones. Si ganamos con un fútbol hermoso, perfecto. Y si no, pues nos vamos a sentir igualmente satisfechos con la victoria”, sostuvo.

El seleccionador manifestó que sólo se sentirá plenamente complacido si el próximo domingo levanta la Copa del Mundo en el Soccer City de Johannesburgo, y de cara al choque con Uruguay señaló que “todos los jugadores han ido entrando y están todos en forma”, aunque no reveló la alineación titular, algo que tampoco hizo su colega Oscar Tabárez.

Sin embargo, el conductor hizo notar que el entrenamiento de ayer “fue totalmente distinto” de lo que hizo en la víspera del partido ante Brasil, al que la “Orange” eliminó en cuartos de final por 2-1, el pasado viernes en Port Elizabeth. “Nos hemos preparado muy bien para todas las posibilidades, también para los penales”, apuntó.

También comentó que no quiere distraerse en el favoritismo que muchos le adjudican a su equipo en el compromiso ante Uruguay, campeón del mundo en 1930 y 1950. “En la etapa de grupos siempre fuimos favoritos, contra Brasil fue a la inversa. Se trata de jugar lo mejor posible, no queremos distraernos por el hecho de que se pueda pensar que somos o no favoritos”, observó.

Van Marwijk también tuvo palabras de elogio para el cuadro sudamericano, revelando que lo ha puesto como ejemplo de pasión a sus jugadores, y afirmó que no se confía de la ausencia del goleador Luis Suárez, expulsado en el choque de octavos contra Ghana.

“Para uno de nuestros primeros partidos utilicé a Uruguay como ejemplo, les dije a los jugadores ‘miren la pasión que tiene Uruguay cuando juega’, y eso se puede usar como ejemplo –comentó–. Nosotros tenemos que concentrarnos, y si Suárez jugara, la defensa en cualquier caso iba a ser muy fuerte. Conocemos muy bien el juego de Suárez”, sostuvo.

Holanda llegará al decisivo partido sin dos importantes titulares, Gregory van der Wiel y Nigel de Jong, suspendidos por acumular dos tarjetas amarillas, pero da como seguras las presencias del defensor Joris Mathijsen y del delantero Robin Van Persie, que estaban lesionados.

Compartir: 

Twitter
 

Arjen Robben, una de las figuras de esta Holanda semifinalista.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.