DEPORTES › ES DIRIGENTE EN PARQUE PATRICIOS Y PUEDE PEDIR LA QUIEBRA DE SU MAXIMO RIVAL

El Huracán que tiene en vilo al Ciclón

Jorge Antonio Galitis es un financista que acompaña como vocal a Carlos Babington desde su reelección y una cooperativa de vivienda que encabeza es acreedora de la entidad de Boedo. La suma sería cercana a los diez millones de pesos.

 Por Gustavo Veiga

Uno de los principales acreedores de San Lorenzo integra la comisión directiva de Huracán y puede pedirle la quiebra. Jorge Antonio Galitis es un financista que acompaña como vocal al presidente Carlos Babington desde su reelección, en junio de 2009. Curiosamente, el 6 enero de ese año, en la página oficial del club, se daba cuenta de la venta del 30 por ciento del pase de Luciano Federico Nieto, un delantero del semillero, a un grupo económico liderado por el prestamista. Un estilo de hacer negocios que se mudó de Parque Patricios a Boedo y que comprobó, no sin preocupación, Juan Carlos Abdo a poco de asumir la presidencia. “Pagamos 72 mil pesos de multa por cheques que Galitis no aceptó refinanciar”, se queja Jorge Aldrey, el vicepresidente de San Lorenzo, en diálogo con Página/12. El fútbol argentino es una cantera inagotable de oportunidades, como queda comprobado una vez más con la historia de este empresario todoterreno que incursiona en actividades tan distintas como la Bolsa de Comercio, la construcción, la explotación de garajes y estaciones de servicio, el fraccionamiento de tierras y la compra de jugadores. Amigal, una cooperativa de vivienda que encabeza, tiene en un puño a la institución que Rafael Savino dejó con un pasivo de 96 millones de pesos en el último balance. Son también varios millones, aunque menos que aquella cifra, los que reclama este singular personaje que transformó –como sugiere su apellido– en una tragedia griega la vida del clásico rival de barrio.

La suma que San Lorenzo le adeuda a Galitis estaría entre los cinco y los diez millones de pesos, según qué fuente lo cuente. Si se llegó a semejante acreencia es porque el Griego tiene un poder de financiamiento que deviene de varias actividades rentistas. Amigal, en la cual figura como presidente, maneja grandes volúmenes de dinero. En ella y en varias de sus empresas, su socio es Eduardo Amirante, cuyas tres primeras letras del apellido combinadas con las de Galitis, le dan nombre a la compañía. En la Sociedad de Bolsa que controlan se invierten las jerarquías. Amirante preside y el vocal titular de Huracán lo secunda. En Hipotecare SA (el nombre lo dice todo) vuelven a trocar cargos según un banco de datos económicos al que accedió este diario.

Resulta evidente que uno de los principales fiadores de San Lorenzo se mueve con rapidez y sin titubeos en el mercado de capitales. Lo demostró hace pocos días cuando los dirigentes del club de Boedo le pidieron que no depositara unos cheques que había recibido durante la gestión de Savino. Según Aldrey, “otros acreedores aceptaron refinanciarnos la deuda, pero Galitis depositó los cheques igual con el argumento de que así se cubría mejor ante una instancia judicial”. Podría ser el primer paso para un pedido de quiebra, si así lo deseara el hombre al que ya criticaba Abdo cuando hacía su costosa campaña electoral para la presidencia. “El siempre lo mencionaba, decía que le había cobrado un interés muy alto a San Lorenzo”, asegura el vicepresidente actual, una de las escasas voces críticas de Fernando Miele durante su extensa presidencia. El más menemista de los dirigentes del fútbol argentino que gobernó el club durante 15 años fue defenestrado pese a que zafó de una causa judicial donde se lo acusaba del presunto delito de “defraudación por administración fraudulenta”.

Amigal, Amirante-Galitis Sociedad de Bolsa o Hipotecare son apenas tres de las empresas que integra o integró Galitis como presidente, vice, director o director suplente. La constructora Congreso 2249 SA; la financiera Lavalle y Agüero SA, la explotación de estaciones de servicio y garajes Parking Polo SA; Inversora Cordell dedicada a la importación y exportación de alimentos; la financiera Promotora Social Vida; la fraccionadora de tierras AG Desarrollos y Proyectos SA y Karaby SA, especializada en el alquiler de equipos de transporte acuático con o sin tripulación, también han tenido relación con el empresario. Resta saber la razón social del grupo económico que el 29 de diciembre de 2008 consiguió que la comisión directiva de Huracán le aprobara la compra de un 30 por ciento del pase del joven Nieto, una promesa goleadora de las Divisiones Inferiores. Unos días más tarde, el 6 de enero de 2009, se informaba en la página oficial del Globo que la cesión de derechos de “Chichón” Nieto le había costado “250 mil dólares a un grupo empresario presidido por Jorge Galitis”.

Las inversiones del financista ya habían cruzado la frontera en septiembre de 2008, cuando se quedó con American Traders SA, una sociedad de Bolsa del Uruguay en la que Galitis, para entonces, tenía abrochado el ciento por ciento del capital. Más cercana en el tiempo es su incursión en el mundo del juego con la firma mendocina Desarrollos Maipú SA, para instalar un casino en la provincia cuyana y un lujoso hotel. El Boletín Oficial de Mendoza del 28 de abril de 2010, da cuenta de que el emprendimiento, inicialmente fogoneado por los socios Amirante, Galitis, Ezequiel Roberto Jarsrosky y Dante Andrés Zaina, modificó su directorio integrando al abogado Daniel Angelici como director titular. Se trata del hombre al que respalda públicamente Mauricio Macri para llegar a la presidencia de Boca este año y que renunció como tesorero del club después de oponerse a la renovación del contrato de Juan Román Riquelme. Tiene intereses en salas de casinos y bingos. Y empezó a mostrarse en campaña camino a las elecciones de diciembre. Galitis se asoció con él.

Abdo dijo, cuando tomó nota del calamitoso estado económico de San Lorenzo, que “si fuera una empresa privada estaría en quiebra”. Aldrey agrega que los ingresos por derechos televisivos “están comprometidos hasta noviembre próximo”. Los cheques que firmó el ex presidente Savino y que Galitis le cambió en su financiera pueden ser el instrumento que haga sonar la economía de uno de los tres clubes grandes que no han podido levantar su convocatoria de acreedores. Los otros son Independiente y Huracán. Extraña es la experiencia del prestamista de origen griego que técnicamente podría solicitarle la quiebra al rival de toda la vida. Y más extraña aún porque es dirigente en un club concursado que sufre tasas de usura si sale a buscar dinero al mercado. Los límites se vuelven demasiado difusos cuando se quiere estar en la misa y en la procesión del fútbol.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente Carlos Abdo se encontró con un club en una situación económica difícil.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.