DEPORTES › MARADONA DENUNCIA DOPING Y QUERELLA A GRONDONA

Un café veloz y a la Justicia

El astro afirmó que le hará juicio al dirigente por sus dichos y sorprendió al afirmar que en el repechaje para el Mundial de 1994 les suministraron sustancias estimulantes “porque Argentina no llegaba al Mundial”.

Diego Maradona anunció que querellará a Julio Grondona por haber sugerido que continúa siendo un adicto y aprovechó para denunciar que hubo doping en el repechaje para el Mundial 1994 entre la Argentina y Australia, haciendo alusión a un “café veloz” sospechoso que los jugadores del equipo que dirigía Alfio Basile tomaban con conocimiento del presidente de la AFA.

“¿Vos sabes por qué no hubo control antidoping en el partido Argentina-Australia, ni en Australia ni en la cancha de River? Porque Argentina no llegaba al Mundial”, dijo el ex entrenador de la Selección en televisión, el domingo por la noche. “Te daban café veloz y por ahí la clavabas en un ángulo”, aseveró. “Te daban un café veloz, un café veloz, al café le ponían algo y por ahí corrías más”, agregó.

Maradona anticipó que contará todo ante la Justicia. “Con quién tomé, con quién me senté y decir por qué no hubo antidoping contra Australia, si habíamos tenido todos los partidos.” El astro se involucró la semana pasada en la polémica entre Grondona y el presidente de River, Daniel Passarella, alinéandose junto a este último, aunque está enemistado con él, y el presidente de la AFA lo descalificó.

“Tenés que ser muy boludo si te hacen diez controles antidoping y en el partido que se juega que Argentina no vaya a Estados Unidos no haya un control antidoping. Entonces, ahí estaba la trampa y eso lo sabía Grondona”, denunció Maradona, que terminó fuera de aquel Mundial cuando se lo encontró positivo por efedrina en un antidoping tras la victoria 2-1 contra Nigeria.

“Cuando me sale a atacar, yo salgo con los tapones de punta también”, dijo en referencia al dirigente. “No puede hablar con tanta ligereza de un problema como el que yo tuve”, expresó Maradona, que asegura que hace siete años que no consume drogas.

La Argentina quedó segunda en su grupo en las Eliminatorias para el Mundial de 1994 después de sufrir aquella catastrófica goleada 5-0 contra Colombia en el Monumental. Basile no había convocado para ese proceso a Maradona, quien en 1993 había vuelto a jugar tras una suspensión de dos años que le habían aplicado en Italia.

El futbolista, por entonces en el Sevilla que dirigía Carlos Bilardo, fue citado para jugar el repechaje, un partido en Sydney que terminó 1-1 y la revancha en Buenos Aires, victoria 1-0 con un gol de Gabriel Batistuta, el goleador histórico del seleccionado.

Maradona no quedó en buenos términos con Grondona cuando éste no le renovó contrato con la Selección, ni tampoco con Basile, su antecesor en el cargo, que renunció bajo fuertes sospechas de que los jóvenes del equipo operaban contra él a instancias del astro. Sospechas nunca comprobadas, pese a la denuncia de Alfio Basile (h), pero Maradona y Basile nunca más tomaron contacto.

Las denuncias de Maradona tuvieron eco en un programa televisivo del canal América, propiedad de Daniel Vila, el titular de Independiente Rivadavia de Mendoza que sueña con desplazar a Grondona para quedarse con la presidencia de la AFA. Vila impulsa un proyecto de ley del Fútbol para democratizar la institución. “El precio a pagar jamás debe ser el convertir a los clubes en sociedades anónimas, no queremos una AFA integrada por socios capitalistas sino por socios de asociaciones civiles sin fines de lucro –reclamó uno de los titulares de la Asociación Todos por el Deporte, César Francis–. Si Vila desiste de las SA y pone la energía en instalar una Ley de Estatutos de Entidades Deportivas que garantice elecciones libres, participativas y democráticas, entonces sí podremos comenzar a creer que la construcción de poder realizada por Grondona puede evaporarse.”

El programa de TV en el que Maradona denunció el doping es conducido por Alejandro Fantino, el operador periodístico de Vila, y el panel está integrado, entre otros, por Oscar Ruggeri, al que Maradona trató por todos los medios de integrar en su cuerpo técnico en el seleccionado, una voluntad que siempre encontró el firme rechazo de Grondona.

Compartir: 

Twitter
 

Diego insistió en que para jugar contra Australia, los jugadores tomaron “un café veloz”.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared