DEPORTES › JAVIER WEBER CREE QUE EL SELECCIONADO ARGENTINO EXPLOTARA ESE AÑO

“La madurez del equipo llegará en 2016”

El director técnico considera que los jóvenes integrantes alcanzarán para esa fecha el máximo nivel individual. Mientras tanto, aclara que el principal objetivo será “clasificar a Londres”. El Preolímpico será en mayo.

–Se fue un gran año para todo el vóley argentino, y también en especial para el seleccionado. ¿La satisfacción por lo realizado es grande?

–Sin dudas, fue un excelente año, por todo lo que se jugó y por todo lo que se vivió, pero no sólo a nivel de Selección, sino también a nivel de clubes. Lo más destacable es que la Selección se clasificó por primera vez en su historia a las semifinales de la World League, y volvió a estar entre las mejores ocho del mundo, a pesar de tener un equipo muy joven, pero con mucho futuro.

–Marcaste la buena performance que tuvo la Selección en la World League en la que terminó cuarta. ¿Cuáles son tus sensaciones respecto del logro en ese certamen?

–Ese torneo fue espectacular para nosotros, porque al margen del resultado final, ya que nos hubiera encantado estar en el podio, el equipo jugó en un grandísimo nivel durante dos meses, y creo que eso es resultante de la construcción del equipo que yo estaba buscando desde el inicio. La idea era consolidar un equipo joven que tiene mucho talento y mucho futuro. Lo más difícil es encontrar el equilibrio para que el rendimiento sea constante. De todas formas, hoy estamos para jugarles a todos de igual a igual. Le hemos ganado con un buen nivel a grandes equipos como Italia, Bulgaria, Serbia, Finlandia y Portugal. Si bien hubo altibajos, pudimos imponer nuestras armas, y es por eso que el balance es espectacular.

–Este año, la World League tendrá a Bulgaria como sede. ¿El objetivo pasará por volver a estar entre los cuatro primeros, o la intención es mejorar lo ya hecho y dar la sorpresa?

–Lamentablemente no se pudo jugar el preolímpico en enero, que era la fecha que nosotros queríamos. Jugar a principios de año nos hubiese abierto una ventana muy grande en términos de pensar más claramente a qué le apuntamos en la World League. Y te digo lamentablemente, porque ahora el preolímpico se juega en mayo, a una semana antes del inicio de la World League, y todos los cañones, claramente, van a estar puestos en jugar ese preolímpico para intentar obtener el pase a los Juegos. Es por eso que no estoy pensando en qué vamos a hacer en la World League. De todas formas, creo que el equipo está para repetir lo hecho, desde el punto de vista técnico y táctico, pero los resultados que obtengamos en la World League van a depender muchísimo de los resultados que obtengamos en el preolímpico, que es nuestro gran objetivo.

–Brasil, ya clasificado, no disputará el preolímpico, por lo que Argentina sólo deberá enfrentarse a Venezuela, Chile y Colombia. ¿Cómo ves al seleccionado para ese torneo y qué opinión tenés sobre los adversarios a enfrentar?

–Los rivales están por debajo de Argentina en el ranking mundial y, a priori, son menos fuertes que nosotros. Venezuela es un equipo que no sabemos si jugará con los jóvenes, como lo hizo durante el 2011, o si traerá jugadores veteranos que hicieron historia en su Selección. De todos modos, ellos son el rival a vencer, porque tanto los jóvenes como los veteranos pueden conformar un equipo difícil al que hay que tenerle mucho cuidado. Por otro lado, Colombia también tiene en el extranjero jugadores de gran nivel, que no sabemos si vendrán o no. Son rivales de cuidado, pero todo depende de lo que haga Argentina. Vamos a respetar a todos los adversarios por igual, pero sabemos que si jugamos bien seguramente iremos a los Juegos Olímpicos.

–En caso de poder sellar el pasaporte para Londres en el Preolímpico, Argentina tendría una buena oportunidad en los Juegos de demostrar todo el crecimiento que viene exhibiendo. ¿Qué expectativas te genera el torneo de Londres? ¿Creés que llegan en el mejor momento del vóley argentino de los últimos años?

–Se ha hecho una renovación desde el 2009 que ha sido muy intensa, y donde siempre se ha mejorado. Hemos subido siete puestos en el ranking internacional y el equipo ha jugado cada vez mejor. Hoy estamos con una Selección muy joven y con mucho futuro. Pero no sé si esta Selección va a llegar en su mejor momento a los Juegos de Londres. Creo que ese momento será en Río de Janeiro 2016, donde la madurez de este equipo y de cada uno de sus integrantes va a llegar mucho mejor que ahora. Lo que sí sé es que vamos a tener un nivel de juego muy parecido al de los grandes equipos, y esto me deja muy tranquilo. Considero que Argentina tiene condiciones y ya les puede jugar de igual a igual a los mejores del mundo.

–Argentina tiene jugadores jóvenes con gran talento. Tal es el caso de Luciano De Cecco, que tuvo un año descollante, y fue galardonado como el mejor armador tanto de la World League como del Mundial de Japón, y de Sebastián Solé, que tiene apenas un año en la selección mayor, y ya quedó como segundo mejor bloqueador del año, detrás de un experimentado como lo es el ruso Maxim Mikhaylov. ¿Cómo analizás el enorme crecimiento técnico que han logrado varios de los jóvenes que hoy en día conforman el plantel?

–Son chicos con un enorme talento, con un gran futuro y con un grandioso potencial para desarrollar. La idea es lograr que ese potencial pueda ser puesto al servicio del equipo. De nada sirve que vos tengas un enorme talento, y que el equipo luego no te lo pueda hacer explotar. Creo que cada uno de los chicos necesita un tiempo de madurez para poder asimilar que todo lo importante sigue siendo el juego de conjunto. Ellos deben entender que van a explotar sus individualidades al 100 por ciento si es que lo hacen para el equipo, porque las individualidades no potencian al equipo, sino que es al revés.

–A su vez, Facundo Conte, de ser promesa ya pasó a ser una realidad. Fue el tercer máximo anotador de la World League, y fue distinguido como el segundo mejor atacante y como el tercer mejor sacador. ¿Sigue los pasos de su padre, Hugo?

–Yo espero que sí. Hugo ha hecho muchísimo para el vóley argentino y ha sido un ejemplo en muchas cosas. Facundo es un gran talento, y todavía tiene mucho para seguir creciendo. Es un chico que se asemeja mucho a la forma de jugar del padre, y es por eso que creo que por eso surgen estas comparaciones, que son inevitables. Te diría que creo que hasta tiene condiciones de ser mejor que Hugo. Lo puede superar en muchísimos aspectos y conceptos del juego. Viene por el camino correcto.

–Tras la Copa del Mundo de Japón, Argentina se posicionó dentro de los ocho mejores equipos del mundo del ranking de la FIVB. ¿Creés que esto puede servir como envión anímico para encarar todas las competencias que tiene el 2012?

–Sin dudas. El Mundial de Japón fue un torneo durísimo porque tuvimos que jugar 11 partidos en 14 días. Al margen del resultado, el séptimo lugar, hemos jugado bien en varios pasajes del campeonato, y también logramos vencer a equipos de gran nivel como Cuba. Es por eso que este torneo lo tomo como un paso adelante, y sirve para lo que se viene.

–¿Un anhelo para este año?

–Ir a los Juegos Olímpicos. Es el gran sueño que tenemos todos. Es por eso que todas las fichas van a estar puestas en eso, en lograr viajar a Londres, para poder vivir esa experiencia y poder, si Dios quiere, realizar un buen torneo.

Entrevista: Matías Jofré.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.