DEPORTES › BOCA VISITA A UNIVERSIDAD DE CHILE POR UN LUGAR EN LA FINAL

A un paso de su gran objetivo

Con Riquelme como figura estelar, el equipo de Falcioni parte con una ventaja de dos goles en la serie que definirá el nombre del segundo finalista de la Copa Libertadores. El otro se definía anoche en Brasil entre Santos y Corinthians.

Tras la victoria por 2-0 que consiguió en el choque de ida, Boca buscará hoy un lugar en la final de la Copa Libertadores al visitar a Universidad de Chile, desde las 21.15 (televisa Fox Sports y Canal 13), en el Estadio Nacional de Santiago, con arbitraje del uruguayo Darío Ubriaco, quien por primera vez tendrá a su cargo una semifinal del torneo continental. Al conjunto boquense le bastará para clasificarse hasta con perder por no más de un gol de diferencia o bien perder por dos, pero marcando uno o más goles (1-3, 2-4, 3-5 por ejemplo). El equipo chileno necesita ganar por un mínimo de tres goles de diferencia para pasar a las finales o bien deberá ganar 2-0 en los noventa minutos para forzar una definición por penales.

Boca recuperará a Clemente Rodríguez, ausente en el juego de ida por una distensión en el isquiotibial izquierdo (reemplazará a Juan Manuel Sánchez Miño), pero perderá a otro titular, el central Juan Insaurralde, quien sufrió una rotura parcial de ligamentos del tobillo izquierdo el domingo último en la caída 3-0 ante Arsenal (lo suplirá Matías Caruzzo).

Esa derrota ante Arsenal, que lo bajó de la punta del Clausura a una fecha del final, instaló algunas dudas en cuanto a las respuestas futbolísticas de Boca, que tratará de volver a pisar fuerte en un torneo en el que suele potenciar su rendimiento.

Por el lado de la U, quedó descartado el central Albert Acevedo, quien en el clásico con Colo Colo del pasado domingo (perdió 2-0 en la primera semifinal del torneo Apertura chileno) sufrió una ruptura fibrilar en el isquiotibial izquierdo, y su reemplazante será Igor Lichnovsky.

Cuando se encontraron en Buenos Aires, la semana pasada, la superioridad de Boca fue clara, a punto tal que la diferencia pudo haber sido mayor y Universidad casi no se acercó al arco de Agustín Orion.

En Santiago, el equipo local no tendrá más opción que salir determinado a atacar, algo que cuadra con su estilo abierto y generoso, pero tendrá que cuidarse de no regalarle espacios a Boca, un equipo con mucho oficio para este tipo de definiciones, como lo demostró hace muy pocas semanas en Chile ante la Unión Española.

Boca es nueve veces finalista y seis veces ganador de la Libertadores y ésta es la 13a semifinal que disputa, en tanto que la U llegó por cuarta vez a esta fase y fue eliminado en las anteriores por Peñarol (1970), River (1996) y Chivas de Guadalajara (2010).

Compartir: 

Twitter
 

Riquelme, ayer al bajar del micro que trasladó al plantel a la concentración.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.