DEPORTES › CON GOLES DEL URUGUAYO, DERROTO A INSTITUTO POR LA PROMOCION

Está Bueno para San Lorenzo

El delantero convirtió dos veces, ambas en el segundo tiempo, y de esa manera el equipo está cerca de mantenerse en Primera. En un partido de bajo nivel, el visitante fue oportuno para aprovechar sus chances.

San Lorenzo dio un paso clave para quedarse en Primera División. Con dos goles de Carlos Bueno en la segunda mitad, el conjunto de Boedo se impuso 2-0 sobre Instituto en el encuentro de ida de la Promoción. Ahora puede darse el lujo de caer por dos tantos en el Nuevo Gasómetro e igual mantenerse en la máxima categoría.

Los estados de ánimo con los que ambos equipos llegaron al juego quedaron de manifiesto con el correr de los minutos. Instituto venía de perder la chance del ascenso directo al caer como local ante Ferro, mientras que San Lorenzo arrastraba el alivio de haber evitado el descenso directo al superar a San Martín de San Juan. Y esa carga emocional quedó expuesta en el rendimiento de los equipos. Los locales mostraron una mayor ambición en los primeros minutos, pero se fueron frustrando a medida que el tiempo transcurría y el gol no llegaba. Por el contrario, a San Lorenzo el partido le caía cada vez más cómodo.

La primera mitad resultó pareja, con dos ocasiones de peligro por lado. Para los de Caruso Lombardi, las chances llegaron a través de un derechazo de Ortigoza desde el punto del penal que acarició el palo y salió y con un cabezazo bombeado de Bueno que pegó en el travesaño. Del otro lado, los cordobeses se arrimaron con un tremendo derechazo de Videla que Migliore mandó al corner y con un desborde de Lagos que Alvarado desvió al tiro de esquina cuando López Macri llegaba para convertir. Por eso, el 0-0 parcial era justo a esa altura del juego.

Muy distinta resultó la historia en la segunda mitad. En su primera ocasión, San Lorenzo golpeó duro y aplicó un golpe psicológico del que Instituto nunca pudo recuperarse. Bueno recibió de Salgueiro y sacó un derechazo que Chiarini tapó a medias, pero el uruguayo se anticipó a dos defensores y tomó su propio rebote para convertir el primer gol. Por más que quedaba casi todo el segundo tiempo, el impacto anímico fue clave para lo que restaba, ya que el equipo de Franco nunca se recuperó. Y por el contrario, San Lorenzo se adueñó definitivamente del desarrollo para justificar una victoria clarísima.

Para ahondar más los problemas de Instituto, Bueno consiguió el segundo gol con un cabezazo cruzado, luego de un corner desde la derecha de Buffarini. De esa manera, la distancia en el marcador terminó de derrumbar a los cordobeses, que insistieron con centros frontales sin llevar mucho peligro. Con ese panorama, San Lorenzo se dedicó a cuidar la pelota y a esperar el cierre, sin pasar sobresaltos. Ahora le quedan noventa minutos para mantener la categoría, pero ya siente que el objetivo está al alcance de la mano.

Compartir: 

Twitter
 

Bueno saca la lengua y festeja uno de sus goles junto a sus compañeros.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared