DEPORTES › OPINIóN

Nada que festejar

 Por Diego Bonadeo

Como viene sucediendo inexorablemente en las últimas temporadas, este fin de año futbolístico obligaría a repensar un montón de cuestiones que, sin embargo, ninguno de los que deciden se tomará un rato para repensar.

Independientemente de lo mal que se juega –por cierto, cada vez peor–, el absurdo y violento festejo de un supuesto “día del hincha de Boca Juniors”, como si la campaña boquense lo justificara, las denuncias de reventa de entradas con la activa participación de barrabravas y a la vez pasiva participación de algunas dirigencias, entre otras manifiestas “irregularidades”, amojonaron el final de 2013.

Pero las fiestas de Navidad y Año Nuevo, como pasa siempre o casi siempre, neutralizaron, por lo menos momentáneamente, las acciones conducentes a evitar que se siga naturalizando lo que no debe ser. Es que como no hay nada genuino que festejar si del juego se trata, se recurre a subterfugios absurdos para justificar convocatorias que nada tienen de espontáneas.

Compartir: 

Twitter
 

 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.