DEPORTES

Un empate que sabe a victoria

Luego de un primer tiempo muy flojo, en el que perdía 2-0, el equipo de Facundo Sava cambió su imagen en el complemento, dio vuelta el partido y llegó a un empate, que consolida sus chances en el Grupo 3 de la Libertadores.

Racing se trajo un empate con sabor a victoria de Colombia, porque perdía 2-0 ante Deportivo Cali y lo dio vuelta y porque el resultado lo mantiene primero en el Grupo 3 de la Copa Libertadores, con cinco puntos, uno más que Bolívar, dos por arriba de Boca y a tres de su rival de anoche.

La apuesta de Facundo Sava fue armar un mediocampo que tuviera la pelota y manejara el ritmo del partido a partir de la posesión. La contrapartida de este riesgo fue la falta de marca y la lentitud en el traslado. El local sacó rápidamente ventaja de la debilidad defensiva del visitante. A los 9 minutos se puso 1-0 a través de Roa, que descolocó a Saja con un remate defectuoso tras capturar un rebote en Sánchez.

Con el marcador a su favor, Cali siguió presionando con acierto en el mediocampo y apenas conseguía la pelota buscaba habilitar a Preciado y Borré, quienes con su velocidad y habilidad se hicieron muy difíciles de controlar para Sánchez y Vittor. El partido era entretenido, con situaciones de gol para ambos. Entre las destacadas sobresalieron una de Milito y el tiro libre de Sambueza, que Saja resolvió volando y mandando la pelota por arriba del travesaño.

Sin embargo, a los 33 minutos, el local amplió la ventaja. El 2-0 lo marcó Sambueza, por una genialidad de Preciado, que filtró un pase entre líneas y dejó parados a los centrales del equipo de Sava. Y cuando terminaba el primer tiempo, Saja se vistió de superhéroe y salvó a Racing de irse goleado al descanso, tapando primero el remate de Banguero, a la salida de un tiro libre, y el de Preciado, quien recogió el rebote. El uno de Racing volvió a hacerlo en el descuento, negándole el gol a Borré.

El inicio del complemento encontró a Racing jugando tan mal como en la primera etapa y con Saja trabajando a destajo. Pero la suerte ayudó a la Academia, que llegó al 2-1 a través de Grimi, tras un error en el despeje compartido por el arquero y el central Lozano. Habían pasado siete minutos del insólito gol errado por Cerro debajo del arco. El descuento se transformó en el envión que los de Avellaneda necesitaban para intentar la igualdad, que llegó a los 72 minutos, con el gol de Lisandro López.

De ahí hasta el final, Racing se dedicó a aguantar y a Cali le faltó la claridad del primer tiempo para ir por la victoria.

Compartir: 

Twitter
 

Milito presiona al arquero Hernández, que mandará la pelota al lateral.
Imagen: EFE
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.