DEPORTES › EL CLáSICO BANFIELD Y LANúS SERíA EL ELEGIDO PARA REIMPLEMENTAR LA MEDIDA

La vuelta de los visitantes

Juan Lugones, titular de la Aprevide, dio a conocer la alternativa al hablar del accionar de los barrabravas y de los incidentes que provocaron los de Talleres de Remedios de Escalada, diez de los cuales fueron detenidos ayer.

El clásico del sur entre Banfield-Lanús, correspondiente a la 10ª fecha del campeonato y previsto para el 10 de abril, se jugaría con público visitante. Así lo dejó entrever Juan Manuel Lugones, el titular de la Agencia de Prevención de Violencia en el Deporte (Aprevide). “Creemos que tienen que volver los visitantes a las canchas. Nos vamos a reunir con los presidentes para que tengamos una fiesta y que no sea la fiesta de los barras. No está cerrado ni a favor ni en contra. Vamos encaminados”, aseguró. A su vez, en el camino de desterrar la violencia, la policía bonaerense detuvo ayer a la mañana a diez hinchas de Talleres de Remedios de Escalada, entre ellos al jefe de la barra brava, en dos allanamientos de urgencia dispuestos luego de los graves incidentes sucedidos el domingo en las inmediaciones del estadio de ese club de la B Metropolitana, cuando se desarrollaba el duelo de la octava fecha ante Defensores de Belgrano.

“Tenemos que sincerarnos todos, hay muchos dirigentes que no quieren el regreso de los visitantes, los que tienen toda la cancha cubierta”, sumó Lugones en diálogo con el programa Deportivo Télam. “En pos de tomar una decisión final, si entendemos que no hay inconvenientes para la seguridad, lo vamos a hacer. Igual es una cuestión que recién comienza”, continuó, al tiempo que garantizó que su gestión “no va a pactar” con los violentos por orden expresa del presidente Mauricio Macri. Cabe destacar que la chance de sumar a ambas parcialidad surgió a partir de un pedido en conjunto de los presidentes Eduardo Spinosa (Banfield) y Nicolás Russo (Lanús).

La iniciativa se da en un contexto marcado por los incidentes ocurridos en el estadio de Talleres de Remedios de Escalada, en el que unos 50 hinchas se enfrentaron con la policía tras querer ingresar sin entradas. El árbitro Pablo Dóvalo consideró que no estaban dadas las garantías de seguridad por los desmanes en las inmediaciones y suspendió el juego a los 25 minutos.

Lugones reivindicó la “decisión política de terminar con los barras” y celebró la celeridad de las medidas adoptadas. “Ya tenemos presa a la cúpula de la barra de Talleres, entre ellos al jefe de la hinchada, Carlos Ponce, un integrante de Hinchadas Unidas Argentinas”, añadió. También sostuvo que el Estado será el encargado de los operativos de seguridad.

Los procedimientos que llevaron a las detenciones fueron ordenados por la fiscal Viviana Giorgi, de la Unidad Federal de Investigaciones Nº 1, en dos domicilios de la Villa 3 de Febrero de Remedios de Escalada, partido de Lanús, en el marco de una causa caratulada “Coacción agravada por el empleo de arma, lesiones, incendio y daños”.

Por otro lado, tras el pedido del gobierno nacional, la Cámara de Casación en lo Criminal ratificó el apartamiento del juez de instrucción penal, Manuel De Campos, quien investigaba a integrantes de la Comisión Directiva de Boca por una presunta “asociación ilícita” con la barra del club mediante diversos formas de financiamiento a través de la presunta entrega de carnets, accesos al estadio y “trapitos” en los estacionamientos. Además, Susana Calleja, titular de la Fiscalía con jurisdicción en los barrios de La Boca y Barracas, solicitó elevar a juicio a Adrián “El Panadero” Napolitano y a otros tres hinchas del club por agredir con gas pimienta a los jugadores de River en el duelo copero del año pasado.

Compartir: 

Twitter
 

Los barras de Talleres se enfrentaron con la policía mientras se jugaba el partido con Defensores de Belgrano.
Imagen: Télam
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.