DEPORTES › VENCIO 3-1 A CORINTHIANS EN SAN PABLO Y SE CLASIFICO

Indiscutible triunfo de River

Con dos goles de Higuaín y uno en contra, el equipo de Passarella pasó a los cuartos de la Copa. Graves incidentes en el final.

Un valioso triunfo 3-1 sobre el Corinthians en San Pablo, después de haberlo vencido 3-2 en Buenos Aires, le valió a River el pase a los cuartos de final de la Copa Libertadores. La superioridad del equipo argentino quedó plasmada en el complemento, con dos goles de Gonzalo Higuaín. El partido fue suspendido por invasión del airado público local.

En ningún momento River fue superado futbolísticamente por el Corinthians y, en un partido que tuvo mucho de anímico en la reciedumbre con la que se disputó cada pelota, tampoco se vio desbordado. Por eso el 0-1 parcial tenía sabor a injusto, dado que el equipo brasileño no había hecho méritos suficientes para ponerse en ventaja.

Es cierto, sí, que tuvo a su favor la situación de peligro más clara de esa primera mitad: fue poco antes de la media hora, un bombazo de Tevez que Lux sacó espectacularmente al corner. Fue una sorpresa, tanto como el esquema que el equipo argentino eligió para plantear el partido: bien adelante, con presión asfixiante en el medio y sobre todo por los laterales, con buenos desempeños de Ahumada y Domínguez, con actitud criteriosa de Gallardo para distribuir la pelota.

No dispuso de chances de gol porque las hubo pocas a lo largo de esos 45 minutos iniciales: un remate desviado de Santana, otro del mismo Gallardo, un zurdazo de Abán cuando ya River estaba en desventaja. La diferencia estuvo en que Corinthians las aprovechó mejor: la apertura del marcador llegó con un tiro libre bombeado de Ricardinho sobre el área, que Nilmar peinó al ángulo.

El equipo argentino sintió el golpe y pasó algunos minutos desagradables, incluso en el arranque de la segunda mitad, un período que duró hasta que recompuso sus líneas, hasta que volvió a captar la fragilidad de la defensa local, hasta que entendió que el empate no tenía que estar, dadas las circunstancias del partido, demasiado lejos.

Llegó cuando la presión sobre el arco de Silvio Luiz se hizo insoportable, y Coelho cabeceó contra su arco un centro de Gallardo. Con la tranquilidad del empate (y la clasificación), el equipo argentino salió a flote, se afirmó y consiguió la victoria cuando Gallardo cedió a Higuaín, que entraba solo por la derecha. El remate cruzado del delantero selló la clasificación.

El mismo Higuaín cerró el resultado a diez minutos del final, tras un centro de Gallardo que cabeceó Domínguez en el área: el delantero tocó de derecha, cerca de un palo, poniendo el 3-1. El resultado adverso encendió a los hinchas del Corinthians, que rompieron las vallas intentando ingresar al campo y se enfrentaron con la policía. El árbitro Chandía dio por finalizado el partido cuando se jugaban 83 minutos.


1-CORINTHIANS
Silvio Luiz; Coelho, Marcus Vinicius, Betao, Rubens Jr; Marcelo Mattos, Xavier, Carlos Alberto, Ricardinho; Tevez, Nilmar.
DT: Ademar Braga.
3-RIVER
Lux; Tula, Cáceres, Gerlo; Ferrari, Santana, Ahumada, Domínguez; Gallardo; Abán, Farías.
DT: Daniel Passarella.
Estadio: Pacaembú (San Pablo).
Arbitro: Carlos Chandía (Chile).
Goles: 39m, Nilmar (C); 55m, Coelho (C), en contra; 71m y 80m, Higuaín (R).
Cambios: 63m, Roger por Xavier (C) y Higuaín por Abán (R); 73m, Moura por Carlos Alberto (C); 78m, Ratinho por Coelho (C).
Incidencia: 83m, el árbitro dio por finalizado el partido a raíz de los disturbios.

Compartir: 

Twitter
 

Marcelo Gallardo cabecea ante la marca de Carlos Alberto.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.