ECONOMíA › APENAS EL DOS POR CIENTO DE LOS TENEDORES DEL BODEN 2012 SE PRESENTARON PARA COBRAR POR ADELANTADO

No hay razones para asustar con el default

Los pronósticos sobre el supuesto riesgo de que el Gobierno no cumpla con los compromisos de deuda tras las elecciones quedaron sin sustento: sobre un vencimiento por 2251 millones de dólares, hubo ofertas para cobrar antes por 44 millones.

 Por Cristian Carrillo

La licitación para el pago anticipado del cupón del Boden 2012 que vence en agosto finalizó con un insignificante volumen de ofertas. Se presentaron propuestas por 44,3 millones de dólares, sólo el 2 por ciento sobre los 2251 millones involucrados en el vencimiento. Más allá de los pronósticos de algunos “gurúes” de la city, el mercado dio una clara señal de confianza al negarse a perder rendimiento para evitar el supuesto riesgo post electoral. El Gobierno apostaba a esa baja cantidad de presentaciones para dejar en evidencia que no existen riesgos de default. Ni siquiera quienes especulaban con la utilización de la operación para fugar dólares al exterior se molestaron en participar. De todos modos, fuentes de la Comisión Nacional de Valores informaron a este diario que el organismo mantuvo una estrecha vigilancia en los negocios con este papel.

La intención oficial, más que obtener un ahorro, fue despejar cualquier tipo de dudas sobre su capacidad de pago. En términos financieros el Estado no hizo negocio, pero envió una señal a quienes volvían a especular con un posible escenario de default luego de las elecciones legislativas. Como en una partida de poker, había que pagar para ver. “En esta operación el que tiene dudas sobre la capacidad de pago del país, que pague (con una quita del valor) por cobrar anticipado”, había desafiado el jefe de ministros, Sergio Ma-ssa, en la conferencia de prensa donde anunció la licitación. De los 44,3 millones ofertados por el mercado, la Secretaría de Finanzas aceptó 33,7 millones a una tasa de descuento promedio del 1,86 por ciento. El ahorro para el Estado fue de 637.000 dólares.

Los sondeos previos del mercado apuntaban a que la aceptación iba a ser muy baja, debido a que desde el punto de vista financiero no sería conveniente ingresar a la subasta. Si se vendiera el cupón en el mercado se obtendría un ingreso mayor, debido a que cotiza por encima del valor nominal (sobre la par). La Secretaría de Finanzas informó ayer que el precio de corte de la licitación del cupón de intereses del Boden 2012 fue de 12,7 puntos, lo que implicó un descuento promedio del 1,86 por ciento. Para llevar a cabo la operación, la cartera que conduce Hernán Lorenzino publicó en el Boletín Oficial una resolución por la cual “se desprende” el cupón del Boden 2012, para que comience a operar de manera autónoma.

El resultado implica que el Gobierno deberá pagar el 3 de agosto próximo más de 2200 millones de dólares en vencimientos de la serie 2012 del Boden. “Evidentemente es una muestra más de la confianza de la posición fiscal y económica de Argentina”, señaló una fuente del Ministerio de Economía. Desde el Palacio de Hacienda resaltaron también el “repunte de los precios de todos los bonos, y no sólo del Boden 2012, y la caída drástica del riesgo país en las últimas semanas, que se acentuó durante los últimos días con el otorgamiento del crédito del Banco Mundial”. Ayer el Boden 2012 subió un 2,3 por ciento en la plaza extrabursátil, y acumula una mejora de 27,6 por ciento en lo que va de 2009.

Otro rumor que surgió a partir de este anuncio fue la posibilidad de que algunos inversores utilizarían la licitación para sacar dólares del país evadiendo el control de capitales. Los ahorristas comprarían el cupón en pesos con el objetivo de conseguir dólares físicos, que liquidará el Gobierno, y de esta manera saltar los límites que existen para la compra de divisas. Esta operación tiene un costo implícito del dólar de 3,82 pesos, que surgen de la cotización actual (3,78) más el descuento de 1,86 por ciento que surgió de la licitación. El incentivo es casi inexistente para un inversor minorista. De todos modos el ente regulador del mercado acercó la lupa sobre las operaciones con este tipo de títulos públicos. Además, según cálculos oficiales, cerca del 65 por ciento de los Boden 2012 se encuentra en manos de inversores externos.

Compartir: 

Twitter
 

En el Ministerio de Economía, a cargo de Carlos Fernández, dijeron que la operación fue un éxito.
Imagen: DYN
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.