ECONOMíA › EL INDEC INFORMO QUE LA VARIACION DE PRECIOS FUE DE 0,8 POR CIENTO

Con la ropa y la educación a la cabeza

Al igual que el mes pasado, las principales subas se registraron en servicios educativos (1,4) e Indumentaria (1,3), mientras que Alimentos y bebidas trepó 0,9 por ciento. El índice acumula un incremento de 5,8 por ciento en el año.

La inflación de octubre fue de 0,8 por ciento y en lo que va del año acumula un incremento de 5,8 por ciento, según informó ayer el Indec. Al igual que el mes pasado, las principales subas se registraron en Educación (1,4) e Indumentaria (1,3), mientras que Alimentos y bebidas trepó 0,9 por ciento. En el otro extremo se ubicaron los rubros Transporte y comunicaciones y Atención médica y gastos para la salud con incrementos de apenas 0,3 por ciento cada uno. Los relevamientos de las consultoras privadas, por su parte, volvieron a ubicarse por encima del índice oficial.

Alimentos y bebidas, el rubro con mayor ponderación dentro del IPC (37,9), se mantuvo en el mismo nivel que el mes pasado (0,9) y de ese modo continúa entre los capítulos que registran más aumentos. Entre los alimentos para consumir en el hogar la mayor suba fue de las verduras (2,1), principalmente de la papa y el tomate que entre fines de septiembre y principios de octubre se habían disparado debido a la escasez provocada por las heladas, aunque los relevamientos privados realizados en Capital Federal registraron mayores subas en las verdulerías que en los supermercados. Otros alimentos que subieron fuerte fueron aceites y grasas (1,8) y azúcar, miel y dulces (1,4 por ciento). No obstante, la mayor ponderación les corresponde a los productos panificados y las carnes, que subieron 0,5 y 0,9 por ciento, respectivamente.

El subrubro Bebidas trepó 1,4 por una mejora de 1,9 por ciento en el precio de las bebidas alcohólicas y una variación de 1,1 por ciento en las que no contienen alcohol. Por su parte, Alimentos y bebidas consumidos fuera del hogar no se informa en el desagregado que distribuye el Indec, pero tiene menor ponderación que los otros subrubros y el dato agregado no permite suponer que se haya registrado una suba muy elevada.

Educación, que tiene una ponderación de 4,2 por ciento, fue el rubro que más aumentó con un 1,4 por ciento, repitiéndose esa variación en sus dos principales componentes: Textos y útiles escolares y servicios educativos. El rubro Indumentaria, que tiene una incidencia del 7,3 por ciento, registró una variación de 1,3 por ciento, debido al aumento de 1,6 en ropa interior, 1,5 en ropa exterior y 1,1 por ciento en calzado.

Más allá de lo ocurrido con algunos productos puntuales, el 0,8 por ciento muestra una inflación estable, aunque ubicada en un piso levemente más alto que el registrado en el primer semestre cuando osciló entre 0,3 y 0,6 por ciento. Esa suba va de la mano de la recuperación de la economía y el crecimiento del gasto, pero igual suma “apenas” 6,5 por ciento en términos anualizados y los datos de las consultoras privadas lo ubican cerca del 15 por ciento, dato que está lejos de ser considerado como fuera de control. De hecho, Ecolatina informó que la inflación de octubre fue 1,3 por ciento, con un alza acumulada de 12 por ciento en lo que va del año y una tasa anualizada que llega al 14,1 por ciento. Por su parte, Buenos Aires City, el centro de estudios conducido por la ex directora de Precios del Indec Graciela Bevacqua, estimó una inflación de uno por ciento, un acumulado anual de 11,3 y una suba de 14,3 por ciento en doce meses.

Otra vez el dato más llamativo surge de la comparación del IPC oficial y el Indice de Precios Mayoristas, también elaborado por el Indec. En este último caso, la suba mensual fue de 0,9 y el acumulado anual muestra un aumento de 7,8 por ciento, lo que refleja una caída de los márgenes de la cadena minorista, pues el aumento que enfrentan al comprar sus insumos es mayor al que le aplican a los productos que venden.

El desagregado de esos datos muestra que los productos nacionales subieron uno por ciento como consecuencia de las subas de 1,4 por ciento en los “productos primarios” y de 0,9 por ciento en los manufacturados y energía eléctrica. Los productos agropecuarios subieron 2,4 por ciento, debido a las subas de 2,4 por ciento en los productos agrícolas y de 2,4 por ciento en los productos ganaderos. En los productos manufacturados y energía eléctrica se destacan las subas en refinados del petróleo (2,5 por ciento), máquinas y aparatos eléctricos (2,3) y en equipos para medicina e instrumentos de medición (1,6 por ciento).

Compartir: 

Twitter
 

Las verduras lideraron la suba de alimentos con 2,1 por ciento. El mayor impulso fue de la papa y el tomate.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.