ECONOMíA › LA ANSES APORTARá 1500 MILLONES DE PESOS ADICIONALES AL BANCO HIPOTECARIO

Créditos para la vivienda, reloaded

Los préstamos a veinte años a tasa fija muestran una demanda creciente. Las mayores solicitudes son para construcción, donde el promedio de ingresos requerido al grupo familiar es de 6500 pesos. Se ampliará el requisito de metros máximos a edificar.

 Por David Cufré

Cerca de agotarse los primeros 1000 millones de pesos, la Anses aportará en los próximos días otros 1500 millones al Banco Hipotecario para la entrega de créditos para la vivienda. Así lo adelantaron a Página/12 altas fuentes del organismo. Las líneas a tasa fija a 20 años que lanzó la entidad financiera el 27 de mayo del año pasado registran una demanda creciente, en especial en las solicitudes para construcción, ampliación y terminación. Esos rubros concentran el 80 por ciento de los 4354 préstamos ya concedidos, mientras que las solicitudes para compra se llevan el 20 por ciento restante. Este dato refleja las dificultades entre los asalariados para llegar a la vivienda propia. Una estimación que manejan en la Anses advierte que existe una demanda potencial de 70 mil viviendas al año por parte de sectores medios, que no logra materializarse porque los aspirantes no califican para los préstamos por el alto valor de las propiedades en relación con los sueldos.

Esa situación se repite casi sin cambios desde la devaluación de 2002, cuando el poder de compra del metro cuadrado para el salario medio de la economía se redujo a menos de la mitad. Un informe de la consultora Reporte Inmobiliario da cuenta de ese fenómeno, y también muestra cómo cayó la participación de los créditos hipotecarios en la compra de viviendas: en 1998 en la ciudad de Buenos Aires el 29,2 por ciento de las operaciones inmobiliarias se concretaban gracias a ese mecanismo de financiamiento bancario. Entre 1999 y 2001 la relación osciló entre 25,5 y 26,0 por ciento, para derrapar a un escaso 3,9 por ciento en 2002. De 2003 en adelante hubo una ligera línea ascendente hasta llegar a un máximo de 8,7 por ciento en 2007, que bajó a 7,8 al año siguiente y a 6,3 en 2009.

El Gobierno buscó por distintas vías mitigar el problema, con resultados dispares. Los créditos a la vivienda diseñados para quienes alquilan por parte del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, registraron unas pocas operaciones. Ahora el énfasis está puesto en los aportes de la Anses al Banco Hipotecario para sostener los préstamos a tasa fija a un máximo de dos décadas. El monto mínimo de los préstamos es de 50 mil pesos, mientras que el máximo llega a 300 mil. En construcción, ampliación y terminación, los créditos cubren hasta el ciento por ciento del costo de la obra. En cambio, para adquisición de viviendas el financiamiento llega al 70 por ciento.

La Anses ya desembolsó cerca de 1000 millones de pesos en cuatro tramos. Ahora el organismo de la seguridad social se apresta a girar otros 1500 millones, dinero que irá recuperando con intereses a medida que vayan venciendo las cédulas hipotecarias adquiridas. El ente que conduce Diego Bossio hace estas inversiones con parte de los recursos acumulados en el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de las jubilaciones. Son recursos que antes administraban las AFJP y destinaban en cuentagotas al financiamiento de proyectos productivos, apoyo al crédito para la vivienda u obras públicas. En cambio, apostaban a acciones de empresas extranjeras en una proporción considerable. Desde que los aportes de los trabajadores son administrados por el Estado, la prioridad cambió.

El 60 por ciento de los créditos hipotecarios otorgados desde junio del año pasado a la fecha corresponden a esta línea del Banco Hipotecario con fondeo de la Anses. Son 4354 préstamos, sobre un total de 7250. En esa entidad destacan que el 80 por ciento del financiamiento otorgado fue para construcción o ampliación. Por esa razón, en el nuevo convenio que firmará la Anses con el banco se resolvió ampliar el límite máximo de metros cuadrados a construir. Hasta ahora, los solicitantes de los préstamos para este fin pueden edificar hasta 120 metros cuadrados, mientras que la intención es estirar el techo a 180. La corrección atiende a una de las necesidades que la entidad detectó por parte del público.

Tanto en el Hipotecario como en la Anses destacan que los créditos para la construcción tienen un beneficio adicional y es el de generar puestos de trabajo. En el conurbano bonaerense y en las provincias es donde más uso se les da a estos créditos, ya que allí hay más facilidades para comprar un terreno o muchos ya tenían la tierra pero no disponían de financiamiento en condiciones razonables. En Cuyo y la Patagonia, el 90 por ciento de los préstamos fueron para construcción.

El crédito promedio es de 163 mil pesos, y el ingreso familiar promedio que se verificó en los préstamos ya otorgados es de 6500 pesos. En cambio, para comprar un departamento de tres ambientes usado en Almagro el grupo familiar debe reunir unos 13.500 pesos para poder afrontar la cuota. El cálculo pertenece a Reporte Inmobiliario. José Rozas, director de esa consultora, señaló a este diario que el elevado costo de las propiedades en relación con los salarios sigue impidiendo que el crédito hipotecario cubra la demanda potencial del mercado.

Compartir: 

Twitter
 

La Anses ya puso 1000 millones de pesos en créditos a la vivienda y ahora girará 1500 millones más.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.