EL PAíS › LA ASOCIACIóN DE MADRES CONMEMORó CON MúSICA Y POESíA

La cultura como protagonista

Una variedad de artistas se presentó ante la multitud reunida en la Plaza. Las Madres hicieron una ronda simbólica sobre el escenario. “Nunca hubiéramos pensado que iba a haber asesinos condenados”, dijo Hebe de Bonafini.

 Por Karina Micheletto

“Hasta la victoria siempre, queridos hijos.” La frase, colocada como único fondo del escenario montado en la Plaza de Mayo, no llevaba firma. Bajo ese cartel se quiso mostrar el poder de la música, la poesía y la palabra, asumidas por una cantidad de artistas que protagonizaron el acto organizado por la Asociación Madres de Plaza de Mayo. Bajo ese cartel hicieron su ronda simbólica también las Madres, después de las palabras de Hebe de Bonafini, que dejó su sello ferozmente contundente, potenciado en la vivencia de otro 24 de marzo. “Argentina –remarcó– es el único país de Latinoamérica que juzga a sus represores y manda a la cárcel a los genocidas.” Una multitud acompañó el acto de las Madres en el Día de la Memoria y siguió las actuaciones de Víctor Heredia, Teresa Parodi, Susana Rinaldi, Liliana Herrero, Peteco Carabajal, Juan Falú y Raúl Carnota, y los textos leídos por Mirta Busnelli, Ana María Picchio, Pompeyo Audivert, Fernando Noy, Víctor Laplace y Lola Berthet, entre muchos otros.

El escenario, que las Madres eligieron llamar “el escenario de la Revolución del Bicentenario”, fue dispuesto con una consigna concreta: “No pudieron apagar tanto fuego, y aquí arderá nuestra cultura”. Teresa Parodi, directora del Espacio Cultural Nuestros Hijos –el centro cultural que hoy funciona en una parte del predio que perteneció a la Escuela de Mecánica de la Armada–, explicó que ése fue, ni más ni menos, el desafío que le planteó Hebe para esta fecha: “Las Madres quisieron que la cultura fuera la protagonista en el marco del Bicentenario, porque tienen muy claro que la forma de que sus hijos sigan vivos es que sigan vivas las ideas, la cultura que defendieron”, explicó a Página/12, visiblemente emocionada tras interpretar “Aún caminan conmigo”, el tema que dedicó a los desaparecidos.

Cada uno de los artistas que pasó por la Plaza fue mostrando uno, dos o tres temas, cantados o bailados. Mostraron tango, entre otros, la Orquesta Juan de Dios Filiberto, dirigida por Atilio Stampone, Guillermo Fernández, Lidia Borda, Susana Rinaldi, Rita Cortese, Dolores Solá, la bailarina Mora Godoy. Con un repertorio folklórico pasaron Liliana Herrero, Silvia Iriondo, Juan Falú, Raúl Carnota, los mendocinos Orozco-Barrientos, el jujeño Bruno Arias, el santiagueño Mota Luna, Marián Farías Gómez, los bailarines Koki y Pajarín Saavedra. También Peteco Carabajal, que con su tema “Las manos de mi madre” motivó a las Madres, sentadas en la primera fila de la pequeña platea ubicada bajo el escenario, a tomarse las manos y levantarlas, mientras cantaban junto al santiagueño.

El acto de las Madres fue convocado para las cinco de la tarde y comenzó una media hora después, justo en el momento en que columnas del Partido Obrero, el MST, el PTS y la Izquierda Socialista, entre otras agrupaciones, hacían su entrada hacia un costado del escenario, sobre la calle Rivadavia. Desde allí compitieron por el sonido de la Plaza durante la primera parte del acto, ganándolo por momentos a fuerza de bombas de estruendo y de megáfono a todo volumen , con consignas dirigidas casi exclusivamente contra el Gobierno.

Otras consignas se agitaron durante la tarde frente al “escenario de la revolución del Bicentenario”. “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza” comenzó a cantarse temprano, pero sonó en toda la plaza cuando las madres subieron al escenario. Hebe de Bonafini tomó la palabra, con su habitual contundencia, para hablarles, primero, a los jóvenes. “Pasaron 34 años de un golpe que nos hundió en el horror. Pero no pudieron apagar tanto fuego, y es el fuego de nuestros hijos”, comenzó diciendo. “Esos hijos que hoy están encarnados en todos ustedes, chicos, aunque no los hayan conocido. Peleamos por ustedes, para que lo que pasó no se vuelva a repetir.”

Bonafini dejó sentada su posición. “Sabemos que faltan cosas, pero nunca hubiéramos pensado que iba a haber asesinos condenados, miles procesados, la Obediencia Debida y el Punto Final anulados. Estamos orgullosas de lo que ha hecho este gobierno. Gracias Cristina, gracias también a Néstor, que fue el que empezó anulando la Obediencia Debida”, dijo, y recordó también en los agradecimientos “a Evo Morales, que nos enseñó que se puede hacer una revolución con democracia e inteligencia”, a Lula da Silva, Rafael Correa, Hugo Chávez, y “al pueblo cubano, por mostrarnos cómo se puede resistir pese a todo y contra todo”.

“Hijos, amores queridos, sé que les están dando fuerzas a este montón de viejas que tenemos entre 80 y 95 años, y que nos están diciendo que no nos equivoquemos cuando tengamos que votar, porque los que ayer estaban detrás del golpe hoy están detrás de los grandes medios de comunicación. El golpe fue cívico-militar, no nos olvidemos”, continuó la presidenta de Madres de Plaza de Mayo. “Algunos critican porque cantamos. Claro que cantamos, ¿saben por qué? Porque las Madres no vendimos la sangre de nuestros hijos.”

Entre los invitados del backstage, al más requerido para las fotos fue Aníbal Fernández. “No vine como ministro”, aclaró enseguida a la prensa, mientras las señoras hacían cola para la foto y alguien le pedía: “Tirate una Anibalada”. Helena y Lisi, dos señoras de cincuenta que declaraban con orgullo su pertenencia al Facebook de 6-7-8, mostraban sus remeras con la inscripción Todas somos yeguas, con la cara recortada de Cristina Fernández. En primera fila, apretada contra la valla que separaba al escenario de la Plaza, una mujer de unos cuarenta años abrazaba un cartel escrito a mano. “Papi te extraño”, era todo lo que decía, junto a una foto en sepia y una fecha: 8 de agosto de 1975. Eran cientos los carteles con fotos, por toda la plaza, muchos llevados por chicos. Fotos de padres, madres, hijos que se extrañan y que tuvieron su homenaje en la Plaza de Mayo.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.