ECONOMíA › EL MINISTERIO DE TRABAJO ESTIMA UNA TASA DE DESEMPLEO DEL 6,5 POR CIENTO PARA FINES DE 2011

“La desocupación va a seguir bajando”

Tras una crisis, lo habitual es que el empleo se recupere bastante después que la actividad económica. Pero esta vez la evolución fue más acelerada y favorable, destaca un informe de la cartera laboral. Además, prevé que el modelo seguirá creando empleos de calidad.

 Por Roberto Navarro

“La economía nacional está en condiciones de generar los puestos de trabajo suficientes para que a fines de 2011 la tasa de desempleo llegue a 6,5 por ciento de la población activa.” La afirmación forma parte de un informe elaborado por el Ministerio de Trabajo al que tuvo acceso exclusivo Página/12. Según los técnicos de la cartera laboral, la economía creó un promedio de 580 mil puestos de trabajo anuales entre 2003 y 2009, a pesar del declive que se produjo el año pasado como consecuencia de la crisis económica internacional. Entre el último trimestre de 2009 y el primer semestre de 2010 se crearon 160 mil puestos, el 95 por ciento de los que se habían perdido durante la crisis. En el segundo trimestre de este año, el 32,8 por ciento de las empresas buscó personal. Esta proporción es mayor a la registrada en el primer trimestre de 2010, que a su vez había superado el registro del trimestre anterior. Y el 77 por ciento de los empleadores que estimaron movimientos de personal para los tres meses siguientes opina que aumentará la dotación de su personal. “A este ritmo, el desempleo descenderá un punto y medio más en el próximo año y medio”, señala el informe.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, señaló a Página/12: “Siempre en las salidas de las crisis, la economía crece más que el empleo, pero nunca éste se recuperó tan rápido. Vamos a seguir con el proceso de generación de empleo; estimo que podemos bajar la desocupación 1,5 por ciento más hasta fines de 2011. Así llegaríamos al 6,5 por ciento de desocupación, que para el país es casi pleno empleo. Todos nuestros análisis nos dicen que este modelo de producción y de fortalecimiento del mercado interno nos garantiza seguir generando trabajo”. Daniel Kotser, economista de la UBA, opina que “si se sigue sosteniendo el impulso al consumo popular como en los últimos años, el nivel de empleo seguirá creciendo”.

En los últimos siete años se crearon cuatro millones sesenta mil empleos, un promedio de 580 mil puestos por año. Este registro anual es cuatro veces superior al del período de la convertibilidad, en el que se generaron 150 mil puestos por año. “Esta comparación revela la diferencia sustancial entre los dos modelos en disputa: uno de inclusión, el actual, y otro de exclusión”, indica el informe. Los empleos logrados desde 2003 son tres veces superiores al del gobierno del ex presidente Raúl Alfonsín: entre 1984 y 1989 se crearon un promedio de 200 mil empleos anuales. Y es cinco veces superior a los creados durante la última dictadura militar, en la que se crearon 130 mil puestos por año.

A la hora de decidir inversiones, las empresas toman en cuenta los recursos humanos con que dispone el país. Según la cartera laboral, en 2003 los cursos de capacitación implementados por el Estado sólo formaban a 15 mil personas. En los últimos siete años se capacitaron un millón de personas. “Se rescataron los centros de formación de empleos, que estaban abandonados, y se subió su presupuesto de cinco millones de pesos anuales a 165 millones de pesos. El trabajo se hizo en conjunto con empresarios y sindicatos”, detalló una alta fuente de esa repartición.

El nivel de empleo registrado actual es el más elevado de los últimos treinta años. La cantidad de trabajadores con empleos de calidad es un 70 por ciento superior al de 2003 y un 43 por ciento más alto al promedio de la década del 90. El informe explica que “el crecimiento de la economía en los últimos siete años se basó, sobre todo, en la expansión y fortalecimiento del aparato productivo”. Entre 2003 y 2009 se crearon 125 mil nuevas empresas privadas en la industria, comercio y servicios.

La tasa de empleo no registrado pasó del máximo histórico del 49,7 por ciento en 2003 al 34,6 por ciento del primer semestre de 2010. “Otro dato que refleja la diferencia de modelos económicos –señala el informe– es que, durante los noventa, de cada diez empleos que se generaron, nueve eran no registrados. En la actualidad, de cada diez nuevos puestos, ocho son registrados.”

El informe de la cartera laboral señala que la fuerte recuperación del empleo en prácticamente todos los sectores y en segmentos de distinta calificación laboral es una señal inequívoca de la fortaleza del modelo para seguir creando puestos de trabajo. En el segundo semestre del año en curso los puestos de índole operativa, que representan alrededor del 50 por ciento del empleo, mostraron una variación positiva con respecto al trimestre anterior del uno por ciento. Este comportamiento expansivo se verifica desde el cuarto trimestre de 2009. “El crecimiento en el trimestre bajo análisis estuvo impulsado básicamente por el aumento de los puestos de trabajo en la industria; en los servicios financieros y a las empresas; y en los servicios sociales”, señala el informe.

En cuanto a las tareas no calificadas, que representan aproximadamente una quinta parte del total del empleo, se registró por tercer trimestre consecutivo una variación positiva en la cantidad neta de puestos registrados; en este caso ascendió al 1,2 por ciento. La expansión estuvo impulsada fundamentalmente por la mayor cantidad de asalariados empleados en la construcción, la industria y en los servicios financieros y a las empresas. Por su parte, el empleo de calificación técnica se incrementó un 1,2 por ciento con respecto al trimestre anterior.

El informe elaborado por el Ministerio de Trabajo se publica días después de que el Indec difundiera el índice de desocupación del segundo trimestre de 2010. El registro fue del 7,9 por ciento. Lo que indica que en el país hay 900 mil desocupados. La conclusión del trabajo realizado por la cartera laboral señala que, a pesar de que la creación de puestos de trabajo es inferior a la de los primeros años de recuperación (dado el bajo nivel de desempleo), el modelo económico vigente está en condiciones de seguir bajando la desocupación a razón de un punto por año hasta finales de 2012.

Compartir: 

Twitter
 

Tomada: “Llegaríamos al 6,5 por ciento de desempleo, que para el país es casi pleno empleo”.
Imagen: Daniel Dabove
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.