ECONOMíA › REACCIONES POR EL ESTíMULO DE LA RESERVA FEDERAL

La euforia es únicamente porteña

Mientras el dólar se desplomaba frente a otras monedas fuertes y, en general, las plazas bursátiles reaccionaban con cautela ante la decisión de la Reserva Federal de financiar en 600 mil millones de dólares extra al gobierno de Estados Unidos, en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires la medida provocó una incomprensible euforia. El índice Merval alcanzó un nuevo record, con una suba del 3,1 por ciento que lo ubicó por encima de los 3200 puntos. El Banco Central debió actuar otra vez en el mercado de cambios absorbiendo los dólares ofrecidos para evitar que la divisa reflejara la caída a nivel mundial, sosteniéndola en 3,98 pesos para la venta. La fijación del piso para el dólar empujó para arriba el euro, que llegó a los 5,57 pesos por unidad.

Frente al desánimo de la población estadounidense ante la prolongación de las secuelas de la recesión, con elevado desempleo y una muy baja tasa de crecimiento de la economía, la autoridad monetaria estadounidense lanzó otro audaz plan de estímulo monetario. La Fed anunció la decisión de comprar hasta 600 mil millones de dólares adicionales de bonos del Tesoro de Estados Unidos entre lo que resta del año y la primera mitad del próximo, a razón de 75 mil millones por mes. Supuestamente, para financiar gastos del gobierno para estimular la economía y el empleo.

La señal fue percibida con cautela por los analistas de Wall Street. “Lo que ofrece la Fed es una garantía contra un desastre bursátil”, opinaban algunos. “La Fed vuelve a su escenario habitual, imprime dólares y compra riesgo”, dijeron otros. Además, se advertía que se aleja el riesgo de desfinanciamiento federal pero surge el de qué se hará para evitar un salto inflacionario. No es menor que el plan se lance el mismo día en que Barack Obama debió reconocer públicamente la responsabilidad de las políticas públicas (o su ineficiencia) en la derrota electoral demócrata en las legislativas de medio término.

Con todas estas dudas, los mercados mundiales reaccionaron, en general, en forma moderada. El índice Dow Jones de Wall Street subió apenas 0,2 por ciento y el S&P 0,4 por ciento. La plaza de San Pablo reflejó la noticia con una suba del 0,5 por ciento, mientras que la de México creció 0,3 por ciento, en línea con otras de la región. Sólo la de Buenos Aires protagonizó una trepada inusual, del 3,1 por ciento.

La intervención de la Fed fue la excusa, pero sirvió de argumento para que el Merval registrara su décima suba diaria consecutiva. Una vez más, las acciones de entidades bancarias fueron lo más destacado entre las alzas (Hipotecario 9,1 por ciento, Galicia 9, Francés 4,7). Entre los buenos resultados de balance y la presunción de alguna compra por parte de capitales extranjeros, los especuladores se ven atraídos por la apuesta por estas empresas para obtener rápidas diferencias. Entre los títulos públicos, la evolución más destacada fue la de los bonos Par, con un alza del 2,9 por ciento en la jornada.

Compartir: 

Twitter
 

El Merval bajó otro record.
Imagen: Martín Acosta
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.