EL PAíS › EL HOMENAJE DE LOS SENADORES AL EX PRESIDENTE

“Kirchner puso en valor la política”

Hablaron 27 legisladores del oficialismo y la oposición. Coincidieron en destacar la reivindicación de la actividad política que hizo el fallecido titular del PJ.

 Por Sebastian Abrevaya

El Senado rindió ayer un sentido homenaje al ex presidente Néstor Kirchner. Con la exposición de 27 legisladores del oficialismo y de la oposición, la Cámara alta manifestó sus condolencias a la presidenta Cristina Fernández, a sus hijos y familiares, y resaltó la reivindicación de la política que llevó adelante el líder del Partido Justicialista. “La abrupta partida de Néstor hizo que apareciera en forma espontánea una manifestación popular magnífica, que despertó el movimiento que inició él y que continúa Cristina”, sostuvo el senador por Santa Cruz Nicolás Fernández, un íntimo del matrimonio Kirchner. “El mejor homenaje es actuar sin hipocresía. Kirchner no es mejor ni peor por haberse muerto, fue un luchador, un hombre fuerte y duro. Pero la muerte no cambia a las personas, nosotros vamos a seguir actuando como lo hicimos. Siempre parados en nuestras convicciones”, sintetizó el titular de la bancada radical, Gerardo Morales.

Tal como fue acordado en la reunión de Labor Parlamentaria del martes, el Senado arrancó pasadas las 14 con una lista de temas “no conflictivos” para el gobierno nacional, entre los que se destacó el homenaje a Néstor Kirchner. Se habían presentado tres proyectos de declaración sobre su fallecimiento: uno de la senadora Ada Iturrez de Capellini (FpV-Santiago del Estero), otro de Ramón Mestre (UCR-Córdoba) y el último de Horacio Lores (MPN-Neuquén). Pero finalmente se decidió que sería suficiente con las exposiciones, para evitar la difícil tarea de consensuar un texto común.

El único momento de tensión se produjo al hablar el senador por Entre Ríos Pedro Guastavino, quien compartió con Kirchner años de militancia en la Federación Universitaria para la Revolución Nacional, cuando cursaban Derecho en La Plata. “No puedo rendir un homenaje estando usted aquí presidiendo la sesión y otros que también implacablemente lo combatieron”, le espetó Guastavino a Julio Cobos, recordándole al vicepresidente su salto a la oposición. Como el reglamento dice explícitamente que el titular del cuerpo no tiene voz y sólo voto en caso de empate, no hubo respuesta del vice. A los pocos minutos, Cobos dejó la presidencia y volvió una hora después.

Entre las exposiciones más emotivas estuvieron las de los senadores kirchneristas Nicolás Fernández (Santa Cruz) y Macelo Fuentes (Neuquén). El primero fue compañero político de Kirchner en su provincia, el segundo compartió con él los tiempos de militancia universitaria. “Le estoy rindiendo homenaje a mi maestro político, a mi amigo, a mi hermano del alma, al que millones de argentinos identificaron como la luz en el camino”, dijo Fernández. Para el senador patagónico, falleció “alguien que puso en valor la política como herramienta de transformación social y permitió que en este país se volviera a hablar de política en los bares, en la universidad y en la mesa familiar”. “Nos hizo creer a todos que era inmortal y terminó siendo inmortal”, concluyó.

Fuentes, en cambio, le dedicó un encendido discurso, repleto de apreciaciones políticas. En principio describió la noticia conocida el miércoles a la mañana como “un mazazo en el pecho que nos dejó sin aire” y posteriormente reivindicó la política como “lucha”, “lealtad” y “convicciones”.

Con el paréntesis abierto por la muerte de Kirchner, el Grupo A se manifestó ayer con muestras de reconocimiento y respeto. El radical santacruceño Alfredo Martínez, que conocía al titular del PJ desde mucho antes de que llegara a la presidencia, relató que “cada uno ha hecho su camino construyendo desde su visión, como construíamos política, siempre acompañados por el voto de la gente”. El presidente del socialismo, Rubén Giustiniani, sumó una anécdota de 2003, cuando el entonces presidente Kirchner se acercó junto a su esposa al velatorio del diputado socialista Alfredo Bravo, realizado en el Salón Delia Parodi.

El Peronismo Federal, en la voz del puntano Adolfo Rodríguez Saá, sorprendió con un breve texto en el que se dejaron de lado los habituales cuestionamientos y reconocieron a Kirchner como un “gran trabajador” al recordar su paso por la intendencia de Río Gallegos, la gobernación provincial, la Convención Constituyente, la Presidencia de la Nación y la secretaría general de la Unasur. Como es habitual, se llamó a silencio el santafesino Carlos Reutemann, en concordancia con el faltazo a la cumbre de peronistas disidentes en la que decidieron mantener el rumbo opositor.

Fiel a su estilo, el más duro fue el jujeño Gerardo Morales, presidente de la bancada radical, que decidió hacer hincapié en que la muerte de Kirchner no modificó las diferencias de los últimos años. Morales explicó que el mejor homenaje que podían hacer era “guardar solemne silencio” en honor a esas diferencias y le encargó a la Presidenta que tenga “la fortaleza de conducir los destinos del país con mano firme, pero en un marco de tolerancia”.

El cierre quedó a cargo del titular del bloque más grande, el kirchnerista, Miguel Pichetto. Salvadas las consideraciones personales por senadores que lo conocieron más y mejor, Pichetto abundó en consideraciones políticas. “Kirchner recupera la política, la idea de la autoridad, que con la democracia puede venir el proceso de recuperación económica”, dijo Pichetto y agregó que le quedó una etapa pendiente, “la recuperación de los partidos políticos”. La conmemoración terminó con un minuto de silencio.

Compartir: 

Twitter
 

SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.