ECONOMíA › LOS ACREEDORES TENDRáN PLAZO HASTA FIN DE AñO

Economía reabre el canje de deuda

 Por David Cufré

El Gobierno decidió reabrir el último canje de deuda. Los acreedores que dejaron pasar ya dos oportunidades, en 2005 y en junio pasado, tendrán una nueva chance de cambiar los títulos en default desde 2002 por un nuevo bono que el Estado nacional viene cancelando en tiempo y forma. El decreto que convoca a la operación sale publicado hoy en el Boletín Oficial, según anticipó anoche a Página/12 el ministro de Economía, Amado Boudou. El plazo para concretar el cambio es corto: vence el 31 de diciembre, último día que tiene permitido el Ejecutivo para hacer el canje según la ley que se votó a fines de 2009. La expectativa oficial es que ingresen bonos por alrededor de 100 millones de dólares, que podrán ser de acreedores de cualquier lugar del mundo, pero que deberán concretar la transacción sólo en la Argentina, sin bancos intermediarios.

“Seguimos avanzando para resolver problemas del país, que no generamos nosotros, sino que estamos arreglando el default de Rodríguez Saá y el endeudamiento de los ’90 y de la Alianza”, evaluó Boudou. La reestructuración de la deuda tendrá así un nuevo capítulo. El primero fue en 2005, cuando el 76 por ciento de los bonistas aceptó una dura oferta de reemplazo de bonos defaulteados por nuevos títulos Par y Discount. A mediados de este año se concretó el segundo paso, con otro canje en similares condiciones que el anterior –en algunos puntos, peores– que tuvo una adhesión del 66 por ciento. Entre ambas operaciones, el 92,7 por ciento de los pasivos en cesación de pagos quedaron regularizados.

Ahora, con esta reapertura del último canje, ingresarían alrededor de 100 millones de dólares adicionales. A esa cifra hay que agregar entre 150 y 200 millones de dólares de otro trueque que se lanzó hace dos semanas y que también vence el 31 de diciembre: son garantías de títulos Brady que no pudieron ser cambiadas antes por trabas legales en los tribunales de Nueva York. Con estas dos operaciones, en Economía estiman que quedará arreglado entre el 94 y el 95 por ciento de la deuda original que entró en cesación de pagos en 2002.

La nueva transacción surgió a partir del conocimiento de la Secretaría de Finanzas de bonistas interesados en canjear sus bonos. En su mayoría son pequeños inversores. Boudou enfatizó que no hay bancos ni intermediarios y que no se pagarán comisiones de ningún tipo. También explicó que como la apertura de la Ley Cerrojo de 2005, que permitió hacer el último canje, tiene como fecha de vencimiento el 31 de diciembre, se resolvió aprovechar esa ventana para sumar más acreedores a la reestructuración. Esto también es un gesto hacia los tribunales de Estados Unidos que tramitan demandas de fondos buitre, para demostrarles la voluntad de pago del gobierno argentino. En esta oportunidad, se entregarán solamente bonos Discount a través de la Caja de Valores y el resto de las condiciones serán iguales a las del canje de junio.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.