EL PAíS › AMADO BOUDOU LANZó SU PRECANDIDATURA EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

“La ciudad es un fracaso de gestión”

El ministro de Economía debutó como precandidato a jefe de Gobierno con el auspicio de las 62 Organizaciones Peronistas porteñas y criticó a Mauricio Macri. Recibió el apoyo del líder de la CGT, Hugo Moyano. Lo acompañaron sus colegas de gabinete Julio De Vido y Débora Giorgi.

 Por Julián Bruschtein

“La ciudad hoy es el reino del bache, de la mugre, de la basura y del tránsito”, aseguró ayer el ministro de Economía, Amado Boudou, enfrascado ya en su rol de precandidato a jefe de Gobierno porteño. Boudou fue lanzado oficialmente con el auspicio de las 62 Organizaciones Peronistas de la ciudad. En el acto recibió nuevamente el respaldo del líder de la CGT, Hugo Moyano, y estuvo acompañado por los ministros de Planificación, Julio De Vido, y de Industria, Débora Giorgi.

La salida de Boudou al ruedo electoral en la Capital desde el espacio oficialista es un hecho. “La ciudad es un verdadero fracaso de gestión”, sentenció Boudou ante un auditorio repleto de trabajadores enrolados en la CGT que lo vivaban cada vez que terminaba una frase. “Hace falta trabajar todos los días para que los problemas de la ciudad no exploten en la cara y después pongan cara de yo no fui”, continuó el titular de la cartera de Economía, en un claro mensaje de confrontación con el jefe de Gobierno, Mauricio Macri.

Con el aniversario de la conformación de las 62 Organizaciones Peronistas de la Capital como marco, Boudou recibió un fuerte respaldo de un sector del Gobierno. De Vido, Giorgi, el titular de la Anses, Diego Bossio, y el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, se sentaron en la larga mesa de las 62. Al final, sobre la derecha del escenario, se encontraba el diputado Carlos Kunkel.

El desembarco de Boudou en la Capital se dio de forma vertiginosa. Si bien había rumores y especulaciones, sólo se hablaba del senador Daniel Filmus y el ministro Carlos Tomada como posibles candidatos. La semana pasada, en un acto de la CGT, fue Moyano el primero en impulsar la figura de Boudou y rápidamente se llegó al acto de ayer, donde quedó oficializada su candidatura. El marco no cambió, la sede de un gremio y la presencia de varios de los representantes del Consejo Directivo de la central obrera reforzaron el lanzamiento. Además del titular de la CGT, estaban el judicial Julio Piumato, el canillita Omar Plaini y el dirigente de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid.

Al iniciar su intervención, Boudou hizo un repaso de los logros del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. El crecimiento del 9 por ciento, la estatización del sistema previsional, la Asignación Universal por Hijo y la baja en los índices de desocupación fueron algunos de los puntos que resaltó. “En la ciudad falta muchísimo. Cómo puede ser que la Nación haya construido 500 mil viviendas y acá sólo se ejecutó el 18 por ciento del presupuesto. Cómo puede ser que la ciudad haya inaugurado mil escuelas y acá ni siquiera tengan gas”, comparó mostrando la idea de trasladar el proyecto del gobierno nacional a la ciudad. “Lo que hace falta es gestionar, hay una diferencia entre trabajar y echarle la culpa a los demás”, agregó con ironía.

Antes, al inicio del acto, en la entrada al sindicato de los mecánicos en el barrio de Monserrat, los afiliados a Smata acompañaban la marcha peronista con el ritmo de los bombos. El escenario está enmarcado por una gigantografía del general Juan Domingo Perón y de Eva Duarte bajo la leyenda “Evita madrina del Smata”. El acto anunciado a las 11 comenzó una hora más tarde por la demora de los dirigentes políticos y sindicales. Para amenizar la espera, la marcha peronista no paró de sonar de manera estridente para enfervorizar a los militantes. Cada gremio tenía un espacio asignado y se dividían en pequeños grupos identificados por sus remeras y estandartes. Los taxistas amarillo y negro, los trabajadores de AySA de verde, la Juventud Sindical con sus remeras blancas.

El líder de los camioneros pidió ser duros con Macri. “Si inauguró una calesita después de cuarenta años”, dijo provocando la risa de los trabajadores. Después comentó que se habían preguntado si “Amado no quiere ser el candidato del movimiento obrero y del peronismo”, a lo que el ministro les respondió que era “peronista y la columna vertebral del peronismo es el movimiento obrero”, relatando cómo se fue acercando la idea que al finalizar el acto ya era un hecho.

Compartir: 

Twitter
 

Amado Boudou se lanzó al ruedo electoral porteño con el respaldo del sindicalismo.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.