EL PAíS › LA PRESIDENTA CRISTINA KIRCHNER ENCABEZó UN ACTO DE FIN DE AñO EN OLIVOS CON EL CONSEJO NACIONAL DEL PJ

Con un llamado de apertura “hacia todos”

Funcionó como una ratificación del liderazgo de la Presidenta, quien pidió al peronismo “saber interpretar el momento histórico”.

 Por Nicolás Lantos

El Partido Justicialista ratificó ayer el liderazgo de la presidenta Cristina Kirchner, quien convocó a ese espacio a “ser amplio y ofrecer participación a todos”. En un plenario con mayoría de los 75 consejeros que componen el máximo órgano con el que cuenta el peronismo, la Presidenta planteó transformar esa fuerza en una herramienta de mejora progresiva de la sociedad. “Los próximos años serán de cambios aceleradísimos, quien no entienda o no decodifique esos cambios se quedará rezagado. No quiero que el peronismo no sepa interpretar correctamente el momento histórico que vivimos. De allí la apertura y la incorporación de miles de jóvenes a la política”, arengó.

Cristina Kirchner fue la protagonista absoluta en una reunión que contó con un quórum poco común por lo numeroso, coincidieron varios de los asistentes que ya acumulan años de experiencia en este tipo de reuniones. “Ella dejó vislumbrar la idea del futuro, que Argentina se acerca a una oportunidad inmejorable –analizó el apoderado del partido, Jorge Landau en diálogo con Página/12–. Vi una innovación con respecto a otros planteos que era más en defensa de la gestión mirando hacia atrás.” Otro consejero destacó que “hizo el planteo de una apertura del peronismo, una adecuación a las nuevas realidades. Eso es ejercer efectivamente la conducción, uno conduce cuando le da contenido y ubicación a una fuerza”.

En su discurso, la Presidenta volvió varias veces sobre este mensaje. Sostuvo que “Perón entendió en 1945 lo que pasaba” y que ése “fue su aporte más importante a la historia de los argentinos”, equivalente al desafío que tiene por delante el país ahora. “La Argentina tendrá en los próximos años una oportunidad sin límites –insistió–. Podemos convertirnos, al igual que la región, en un país muy importante: depende de la inteligencia y el esfuerzo para no dividir y conciliar intereses.” En ese sentido, convocó a los caciques peronistas a conciliar con otros sectores para poder estar a la altura del desafío: “El Gobierno necesita de la colaboración del resto de las fuerzas políticas”, sorprendió.

Pero además lanzó un mensaje de unidad hacia adentro del PJ, en un momento en el que varios referentes que se alejaron tras el conflicto con el sector agrario están arrimándose al justicialismo mientras que otros redoblan sus apuestas opositoras de cara a 2011. “Tenemos respeto por todo aquel que se identifica con el peronismo, pero a nosotros no siempre se nos ha respetado”, mientas que “otros sectores expulsaron a quienes no votaban en consonancia con la dirección partidaria”, dejó caer Cristina.

Como prueba de valor de sus palabras, entre los más de sesenta consejeros que la aplaudían se encontraban algunos dirigentes que parecían hasta ayer “caídos en desgracia” –según la calificación de un asistente–, como el intendente de Tigre, Sergio Massa, y el senador misionero Luis Viana. Pero quienes la rodeaban pertenecían a su grupo más cercano: los ministros Aníbal Fernández, Florencio Randazzo y Julio De Vido; el secretario legal y técnico, Carlos Zannini, y el secretario General de la Presidencia, Oscar Parrilli. Además, estaban presentes todos los gobernadores peronistas con excepción de Juan Schiaretti, que la esperaba en su provincia para la inauguración de la autopista Rosario-Córdoba (ver página 15).

Cristina dedicó una buena parte del discurso a hacer un repaso por los siete años de gestión y en varios pasajes recordó la figura de Néstor Kirchner (ver recuadro). La Presidenta destacó que pocos gobiernos “han dado tanta previsibilidad a los inversores” y que las variables macroeconómicas “están firmes”. También celebró que se hayan repatriado “ya más de 800 científicos” y que se logró demostrar que “se puede articular un modelo de inclusión de hasta los que no están de acuerdo con él y, sin embargo, se han llenado de plata” durante este período. Sin embargo, el dato que más festejó fue que durante su mandato se alcanzó “la participación de los trabajadores a casi el 48 por ciento del PBI”, muy cerca del soñado “fifty/fifty” que Néstor Kirchner había marcado como objetivo para el próximo período presidencial.

No hubo ninguna referencia explícita a la posibilidad de una candidatura para la reelección pero el mensaje de la Presidenta puso el acento en lo que vendrá. “Nuestra mayor virtud ha sido creer en estas ideas y profundizar el modelo. No debemos creer que ya está todo hecho. Debemos ir por más de lo logrado y revisar lo que hemos hecho mal”, cerró.

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner realizó un extenso discurso, en el que hizo una defensa de la gestión, pero también con referencias al futuro.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.