ECONOMIA › EL MINISTERIO DE TRABAJO DETECTO 34 POR CIENTO DE EMPLEO NO REGISTRADO DURANTE EL VERANO

El fraude laboral no se toma vacaciones

Los operativos de control en las principales ciudades turísticas revelaron importantes irregularidades. En actividades como la gastronomía, la precarización de los asalariados superó el 60 por ciento. Los más afectados fueron los jóvenes.

 Por Tomás Lukin

Durante la exitosa temporada de verano, el empleo no registrado en los principales centros turísticos ascendió hasta 34 por ciento. La cifra global de las irregularidades laborales detectadas está en sintonía con el promedio de 33,7 por ciento a nivel nacional que informó recientemente el Indec para el cuarto trimestre de 2010. Sin embargo, los primeros resultados de los operativos que realizaron los inspectores del Ministerio de Trabajo entre diciembre y marzo, a los que accedió Página/12, evidencian que en algunos destinos de la costa atlántica, el interior del país y en actividades como la gastronómica, la precarización de los asalariados superó el 60 por ciento.

Las vacaciones se presentan como una oportunidad para un aumento de los abusos empresarios sobre la legislación laboral: se trata de puestos de trabajo que duran pocas semanas, con bajas remuneraciones y son ocupados por jóvenes, uno de los segmentos más débiles de la estructura ocupacional. “Los indicadores mejoran año tras año pero sabemos que todavía falta, las cifras son elevadas. Es necesario que el trabajo no registrado siga retrocediendo. En ese proceso, la recuperación de la capacidad de inspección juega un rol muy importante”, señaló Guillermo Navone, subsecretario de Fiscalización, quien adelantó a este diario los resultados de las 18 mil inspecciones realizadas en el marco del Plan Nacional de Regularización del Trabajo (PNRT), que alcanzaron a más de 50 mil asalariados.

En la Costa Atlántica, los relevamientos en los establecimientos dedicados a la elaboración de productos alimentarios (alfajores, pan, facturas y chocolates) arrojaron una tasa de no registración del 46 por ciento. En tanto, en los restaurantes la precarización alcanzó a más del 50 por ciento de los asalariados. En el rubro gastronómico, una porción significativa de los mozos y el personal de cocina está inscripto por media jornada aunque trabaja dos turnos. Así, los empleadores evitan pagar las cargas sociales correspondientes. El subsecretario de Fiscalización estimó que si se contemplan esos casos fraudulentos, la informalidad dentro del gremio que encabeza Luis Barrionuevo puede trepar hasta el 70 por ciento. El funcionario comentó que la contratación temporal legal en los comercios de la costa se ubicó en el 27 por ciento.

En Mar del Plata, los inspectores encontraron una tasa de no registración del 24 por ciento, pero a 60 kilómetros de La Feliz, en Villa Gesell, las irregularidades alcanzaron al 31 por ciento de los trabajadores relevados. Mientras tanto, la precarización laboral en la ciudad de Tandil trepó hasta el 61 por ciento. “No sólo se multa a los empresarios y se realiza un seguimiento de los trabajadores sino que se genera el riesgo sobre el resto de los empleadores”, precisó Navone. Corrientes, Tucumán y Jujuy evidenciaron cifras similares. En el NOA y NEA, las elevadas cifras se extienden hacia todas las actividades y crecen aún más en las explotaciones agropecuarias.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Una porción significativa de mozos está inscripta por media jornada aunque trabajan dos turnos.
Imagen: Sandra Cartasso
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared