ECONOMíA › PARA EL INDEC, LA INFLACIóN DE MAYO FUE 0,7 POR CIENTO. FUERTE DISPERSIóN ENTRE DISTINTOS RUBROS

Ropa, turismo y educación, lo que más aumenta

El IPC oficial registra aumentos de 3,9 por ciento en lo que va del año y del 9,7 en los últimos doce meses. En esa medición, alimentos y bebidas crece por debajo de la media, mientras que indumentaria, esparcimiento y educación escalan más del doble.

 Por Javier Lewkowicz

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) que elabora el Indec registró en mayo un alza de 0,7 por ciento. El principal impulso provino del aumento de la cuota de los colegios privados y la indumentaria, mientras que el rubro alimentos y bebidas mostró un comportamiento más estable. El IPC oficial acumula en los primeros cinco meses del año una suba de 3,9 por ciento, y en la comparación anual el avance llega a 9,7. La desagregación del índice muestra que la variación es bastante heterogénea entre los capítulos. Por ejemplo, en los últimos doce meses alimentos y bebidas creció 8,4 por ciento, mientras que indumentaria lo hizo un 19,8 por ciento. De modo similar, vivienda y servicios públicos creció 5,6 por ciento, cuando esparcimiento y educación avanzaron, respectivamente, 18 y 16,6 por ciento.

El rubro alimentos y bebidas tiene una ponderación del 31 por ciento en el IPC-Indec y creció 8,4 por ciento en forma anual. En particular, los alimentos para consumir en el hogar inciden en el IPC en un 22 por ciento, y según el Indec crecieron 8,6 por ciento. Es en este rubro donde las mediciones oficiales presentan mayor divergencia con las privadas. Para economistas cercanos al Gobierno, el diferencial se explica porque el Indec otorgaría mucho peso a los productos con acuerdos de precios, que se celebran con “segundas marcas”, y a las mediciones realizadas en los barrios más carenciados, donde los precios mostrarían una dinámica más estable. Esto permitiría reflejar mejor los hábitos de consumo de la mayoría, consideran. Los críticos del organismo dicen que los precios se toman directamente de las listas oficiales, sin tener en cuenta la disponibilidad del producto en la góndola. Esos artículos, según asociaciones de consumidores, no se consiguen fácilmente.

Un capítulo del IPC oficial que crece muy por debajo de la media es vivienda y servicios básicos (5,6 por ciento), que tiene una ponderación de 12,7 por ciento. El alquiler de la vivienda creció en forma anual para el Indec sólo 6,8 por ciento, lo que implica que las subas en los alquileres, que muchas veces rondan el 20 por ciento, deberían compensarse con otras en que el valor prácticamente no se haya movido en el año.

En el caso de los servicios públicos para la vivienda, el aumento anual registrado por el Indec fue del 1 por ciento. En el Gobierno resaltan que el congelamiento de las tarifas en GBA explica parte del diferencial que muestra el IPC-Indec respecto de los institutos provinciales, donde los servicios no están regulados por el Estado nacional. Algo similar ocurriría con el transporte y las comunicaciones.

El rubro que en forma anual presenta mayor crecimiento para el Indec es indumentaria, con el 19,8 por ciento, que tiene una ponderación de 5,2 por ciento en el índice de precios. La ropa avanzó 20,4, mientras que el calzado lo hizo un 18,6 por ciento. Por su parte, esparcimiento subió en forma anual un 18 por ciento y tiene una ponderación de 8,7. En ese rubro, el turismo creció 40,4 por ciento, seguido por diarios, revistas y libros con el 21,4.

El gasto en educación tiene una baja ponderación en el IPC-Indec (4,2 por ciento), pero para aquellas familias que adquieren ese servicio, el peso en su gasto mensual es muy alto. Para el Indec, el avance anual del rubro servicios educativos fue de 16,8 por ciento, similar al que registró textos y útiles escolares. El organismo oficial imputa una ponderación del 10 por ciento para los gastos vinculados con la salud, que registran un avance anual de 12,8 por ciento. El organismo no hace ninguna apertura de este rubro. Tampoco desagrega el capítulo equipamiento y mantenimiento del hogar, que subió 10 por ciento en los últimos doce meses.

A nivel mensual, el avance de 0,7 por ciento que registró el Indec fue impulsado mayormente por servicios educativos, con un alza de 4,2 por ciento, donde se registra el valor de la cuota de los colegios. En tanto, indumentaria avanzó 1,5, mientras que esparcimiento creció 0,9 por ciento, por los servicios turísticos. Alimentos y bebidas subió sólo 0,4 por ciento, donde se destacó el alza de frutas (1,6 por ciento). El rubro transporte y comunicaciones, en tanto, creció 0,7 por ciento.

Compartir: 

Twitter
 

Alimentos y bebidas subió 0,4 por ciento en mayo y 8,4 en los últimos doce meses, de acuerdo con el Indec.
Imagen: Pablo Añeli
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.