ECONOMíA › LA UIA PLANTEó LíMITES AL DERECHO DE HUELGA

“Abusos que pueden volverlo ilegal”

“No justificamos el conflicto por el conflicto mismo, ni aquellos abusos que pueden convertirlo en ilegal”, señaló ayer José Ignacio de Mendiguren, presidente de la Unión Industrial Argentina. La frase no sólo sorprendió por su dureza, sino por el ámbito en el que fue pronunciada: la Asamblea General de la OIT, la Organización Internacional del Trabajo, en Suiza. El contexto en el que la dijo: señalaba que la UIA promueve el diálogo entre trabajadores, empresarios y gobierno “sobre la base de objetivos concretos”; reconoce el rol de los sindicatos pero no cree “en las lógicas de confrontación” y, finalmente, reconoció el derecho de huelga como una instancia legítima, pero no sin límite.

Aunque no se conocieron pronunciamientos inmediatos desde las filas sindicales respecto de los dichos del titular de la UIA, es notoria la toma de distancia de Mendiguren respecto de, al menos, algunos sectores de la representación obrera.

En un discurso relativamente breve, Mendiguren recordó su paso por la asamblea de la OIT hace casi diez años, cuando llegó como ministro del gobierno de transición (con Eduardo Duhalde a la cabeza) surgido tras la crisis y desmoronamiento de la convertibilidad en 2001, “la crisis más profunda que le tocó atravesar a mi país”.

Señaló que “luego de aquella experiencia, la crisis financiera internacional de 2008 no fue para no-sotros una novedad y una vez más recurrimos al esfuerzo compartido de gobierno, trabajadores y empresarios para enfrentarla”. Varios dirigentes sindicales presentes recordaban que como respuesta a la crisis de diciembre de 2001, la gestión de Mendiguren al frente del Ministerio de la Producción no se caracterizó justamente por promover “un esfuerzo compartido”, sino al contrario, por promover una fuerte devaluación que favoreció a los grupos industriales exportadores y provocó un durísimo deterioro del nivel de ingresos de los trabajadores. En cambio, el titular de la UIA atravesó sin cuestionamientos el pasaje en que destacó que “el rol del Estado durante las crisis es primordial, esencial e insustituible, para potenciar la iniciativa privada y para ayudar con políticas activas a la creación de empresas y de empleo”. Mendiguren seguirá su actividad en Europa hasta el lunes próximo, cuando se reunirá en Madrid con el titular de la confederación empresaria de ese país, José María Lacasa.

Compartir: 

Twitter
 

De Mendiguren habló en la OIT.
Imagen: Rafael Yohai
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.