ECONOMIA › EL GOBIERNO NO AUTORIZO LA SUBA Y LAS CUOTAS PERMANECERIAN CONGELADAS HASTA DICIEMBRE

Ajuste de las prepagas, en suspenso

El secretario de Comercio Interior les comunicó la novedad a las empresas, las cuales aseguran que el freno al aumento impactará de forma negativa en el servicio y que no podrán afrontar la suba salarial que exige el gremio de sanidad.

 Por Javier Lewkowicz y Sebastián Premici

Las empresas de medicina prepaga asistieron ayer a una reunión con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, para analizar el aumento de hasta el 15 por ciento que anunciaron para el valor de las cuotas de agosto. El funcionario les comunicó que los precios se mantendrán congelados hasta fin de año, pasadas las elecciones presidenciales de octubre. Las empresas aseguran que el freno al aumento impactará de forma negativa en el servicio y que no podrán afrontar la suba salarial que exige el gremio de sanidad. En tanto, las asociaciones de defensa del consumidor responden que las firmas de medicina prepaga se han visto beneficiadas en los últimos años con aumentos en las cuotas muy superiores a “cualquier indicador que se quiera tomar”. Muchas prepagas tienen convenios con obras sociales sindicales, lo que les proporciona un flujo de dinero fresco que no depende del aumento en la cuota.

Las firmas anunciaron hace unos días que implementarían un incremento en las cuotas a partir de agosto del orden del 15 por ciento, afectando a unos 4,5 millones de personas, entre afiliados directos y los que hicieron el traspaso a través de una obra social. El aumento les fue informado a los clientes en forma anticipada. Las empresas justificaron la modificación en el valor de la cuota por el alza en los costos que, aseguran, tuvieron en los últimos meses, entre los cuales habría aumentos salariales para empleados de las droguerías y hospitales, superiores al 30 por ciento, las subas para los prestadores y en los medicamentos. Además, el piso para la paritaria de sanidad es de un 30 por ciento.

Las compañías aseguran que recibieron el visto bueno del ministro de Economía, Amado Boudou; de Salud, Juan Manzur, y del superintendente de Servicios de Salud, Ricardo Bellagio, quien también estuvo presente en la reunión. “Es un tema cerrado, no van a aumentar las cuotas”, les habría informado el secretario ayer, según confirman fuentes privadas que asistieron al encuentro. “Moreno nos indicó que no habría subas hasta después de las elecciones. Recién ahí autorizaría un aumento de 9,9 por ciento”, agregaron. Los empresarios no ahorraron quejas: “¿Ahora quién va a firmar una paritaria del 33 por ciento para sanidad? Vamos camino a una crisis gremial”. Desde el sector aún no saben si a los afiliados se les comunicará por carta que el aumento no se aplicará.

Sin embargo, las empresas ya aumentaron las cuotas un 15 por ciento a principios de año. “Además, desde el cese de la convertibilidad hasta ahora el incremento de las cuotas de la medicina prepaga más que duplica el índice oficial, supera en más de un 20 por ciento a los índices provinciales y también a las subas salariales. A su vez, las firmas mantienen deprimidas las retribuciones a los prestadores médicos, que se viven quejando”, indicó Horacio Bernsten, de la Unión de Usuarios y Consumidores.

Por otra parte, especialistas del sector resaltan que los ingresos de las empresas de medicina prepaga se vinculan no sólo con el valor de las cuotas que pagan los afiliados directos. Roberto Zorzoli, asesor técnico de la por entonces diputada Patricia Vaca Narvaja en la redacción del proyecto de ley que regula la actividad, que fue sancionada en mayo, calculó, frente a la consulta de este diario, que unos dos millones de afiliados derivan sus aportes a las prepagas desde una obra social sindical. Esto implica que esa importante porción del ingreso de las firmas se actualiza a través de las subas salariales.

Como la nueva ley de prepagas no está aún reglamentada, no hay acuerdo entre los especialistas sobre qué puntos ya están vigentes. En relación con el aumento en las cuotas, señalaron a Página/12 desde el despacho de la diputada por el FpV Adela Segarra, una de las autoras de la norma, que la ley ya está rigiendo, de modo que si bien las empresas antes se sentaban con Moreno a negociar las subas, ahora la autorización a los incrementos está institucionalizada. La autoridad de aplicación está conformada por el Ministerio de Salud y la Secretaría de Comercio Interior.

Compartir: 

Twitter
 

Las firmas tenían previsto aplicar una suba de 15 por ciento a partir del mes próximo.
Imagen: Focus
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared