EL MUNDO › BERLUSCONI PROMETE RETIRARSE Y DESPUES SE DESDICE

El supuesto adiós del Cavaliere

 Por Elena Llorente

En una entrevista luego parcialmente desmentida con La Repubblica, el diario romano que le lleva sistemáticamente la contra, el primer ministro Silvio Berlusconi dijo que no será el candidato del centroderecha en las elecciones de 2013, ni para premier ni para presidente. “Una conversación completamente informal de repente se transformó en una entrevista”, dijo el primer ministro comentando las declaraciones hechas mientras salía de una sala del Parlamento. “¿Cuándo pararán de atacarme? Intenten ser más equilibrados”, le dijo al periodista Claudio Tito.

Berlusconi había dicho que el candidato a primer ministro de la coalición de centroderecha no será él sino Angelino Alfano, su protegido, actual ministro de Justicia y flamante secretario de su partido, el Popolo della Libertà (PDL). “El Quirinale (palacio de la presidencia de la República) no es para mí”, agregó en alusión a su otra supuesta candidatura. Para ocupar ese rol, que en Italia se renueva cada siete años y es elegido por el Parlamento, Berlusconi propuso al periodista Gianni Letta, su mano derecha en la presidencia del Consejo de Ministros. “Es una gran persona y tiene óptimas relaciones con el centroizquierda. Creo que también contará con esos votos”, dijo.

Il Cavaliere habló sin tapujos, casi como queriendo demostrar que no tiene intereses personales por defender en las próximas elecciones y que su accionar ha sido siempre desinteresado, especialmente después del escándalo de la reforma fiscal la semana pasada, en cuyo decreto se introdujo a último minuto una norma que algunos calificaron como “salva Fininvest”, la empresa de la familia Berlusconi. La Fininvest se habría visto beneficiada en una causa que tiene abierta contra Carlo De Benedetti por la editorial Mondadori. Si la familia Berlusconi pierde la causa, lo que puede ser inminente, deberá pagar unos 750 millones de euros.

Cuando estalló el escándalo, Berlusconi decidió retirar el agregado del decreto, aunque se apuró a decir que la considera “justa”. A la pregunta de si él había sido el responsable del agregado, Berlusconi aclaró que Tremonti y Alfano hicieron todo. “Yo ni siquiera lo quería”, subrayó.

Sobre la credibilidad de que Berlusconi se retire hubo polémica. No todos lo consideran posible, ni siquiera su principal aliado, Umberto Bossi de la Liga Norte. “No creo que Berlusconi se retire. Esa es sólo la esperanza de los comunistas”, comentó. Mientras, para el presidente de la región Lombardía y miembro del PDL, Roberto Formigoni, “la decisión de Berlusconi de retirarse en 2013 es una medida que le hace honor. De verdad constituye un hecho nuevo y de gran relevancia para el panorama político italiano”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared