EL MUNDO › ISRAEL ENFRENTO UNA NOVEDOSA PROTESTA PRO PALESTINA

Aeropuertos bajo sitio

Docenas de activistas internacionales fueron detenidos al entrar al país para protestar en el mismo aeropuerto. El esquema de seguridad fue tan duro que resultó exagerado.

 Por Catrina Stewart *

Desde Jerusalén

Israel detuvo a docenas de activistas propalestinos ayer en su principal aeropuerto e impidió que cientos más abordaran vuelos hacia Israel en una operación de seguridad ridiculizada por los medios del país como excesiva. En un segundo evento masivo de protestas por las políticas de Israel hacia los palestinos, unos 800 activistas de los derechos humanos habían esperado aterrizar en Tel Aviv ayer y declarar su intención de viajar a la ocupada Cisjordania para tratar de exponer las restricciones israelíes al acceso al territorio palestino.

Israel en gran medida frustró esos planes después de distribuir entre las aerolíneas extranjeras una lista negra con más de 340 nombres recopilados de los medios. Instaba a las aerolíneas a que evitaran que los activistas abordaran, advirtiéndoles que tendrían que cargar con el peso de llevarlos de vuelta. La mayoría de los que lograron tomar los vuelos –por lo menos 55– fueron detenidos en la inmigración israelí y fueron deportados.

Acusado de estar mal preparado para manifestaciones en sus fronteras que previamente han terminado en bochorno para Israel, el Estado judío no estaba de humor para tratar livianamente la llamada “aerotilla”, y los funcionarios reclutaron a cientos de policías extras para aumentar la seguridad en uno de los aeropuertos más fortificados del mundo.

En la víspera de un viaje al exterior, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, advirtió que los activistas eran “provocadores” que intentaban causar disturbios. Los activistas, muchos de ellos mayores, respondieron diciendo que venían en son de paz a visitar familias palestinas y mostrar solidaridad.

En los aeropuertos europeos –especialmente el Charles de Gaulle en París– los activistas que no pudieron embarcar en sus vuelos mantuvieron protestas espontáneas, gritando “Boicot a Israel” y acusando a las aerolíneas de inclinarse antes los pedidos de Israel. “Estoy absolutamente escandalizado por el hecho que figuro en una lista negra sin ninguna evidencia de haber hecho nada”, le dijo a Reuters una pasajera que no pudo embarcar en Berlín. “Aparentemente es suficiente declarar que uno querría ir a Palestina, para pasar un tiempo con los palestinos, para estar prohibida en Israel.”

Aunque miles de turistas visitan Cisjordania cada año, los activistas propalestinos son aconsejados a menudo a que oculten el propósito de su visita para evitar ser devueltos por Israel. Mientras que la operación parecía un éxito desde el punto de vista de Israel, fue criticada por los comentaristas israelíes que acusaron al gobierno de sobreactuar ante lo que consideran una amenaza. “¿Cómo es que nuevamente les hacemos el juego a unas pocas bandas de bellacos que están tratando –y con éxito– de que Israel sea el malo para el mundo?”, preguntaba el diario Yedioth Ahronot.

La imagen global de Israel aparece cada vez más apaleada desde que los comandos israelíes atacaron una flotilla que se dirigía a Gaza en mayo pasado, matando a nueve activistas turcos y asestando un golpe casi fatal a las relaciones turco-israelíes. La comunidad internacional condenó a Israel por usar una fuerza desproporcionada y lo presionó para que alivie sus cuatro años de bloqueo de Gaza, dirigido a debilitar al grupo islamista Hamas.

Pero el bloqueo todavía está vigente, con una prohibición sobre la exportaciones, lo que impide una recuperación de la economía y de la mayoría de los 1,6 millón de palestinos viviendo ahí confinados en el pequeño enclave.

* De The Independent de Gran Bretaña. Especial para Página/12.

Traducción: Celita Doyhambéhère.

Compartir: 

Twitter
 

Mientras se deportaba a extranjeros, se reprimía en las fronteras.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared