ECONOMIA › RECLAMO DEL TRANSPORTE DE LARGA DISTANCIA

Acostumbrados al gasoil con subsidio

Las empresas de micros de larga distancia, nucleadas en tres cámaras sectoriales, expresaron su “preocupación” por la decisión del Gobierno de quitar el subsidio a los peajes en rutas nacionales y al gasoil. A través de un comunicado, solicitaron rever esas medidas “para permitir la supervivencia de un sector que canaliza al 90 por ciento de la demanda de transporte público de pasajeros”. El secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, aclaró que la quita de transferencias a los peajes sólo tendrá un impacto de “0,05 por ciento” en los presupuestos de las transportistas. Sin embargo, las compañías apuntan, principalmente, contra el nuevo esquema para el gasoil.

En este sentido, las petroleras que habían sido acusadas por el Poder Ejecutivo de vender ese combustible con sobreprecios para los transportistas, ya revisaron a la baja sus precios. Es decir que las empresas de transporte se verán beneficiadas con la medida. YPF reconoció que aplicaba un sobreprecio de 8 por ciento, que ya fue revertido.

“Si bien la quita de este beneficio puntual –las transferencias en los peajes– efectivamente no representa un importe significativo para el sector, sí lo es en gran medida la eliminación de los subsidios a los combustibles anunciada 15 días atrás por la misma cartera. Ese recorte se traduce en un incremento de los costos fijos para la actividad de larga distancia de alrededor de 38 millones de pesos mensuales, una retracción de recursos equivalente al 10 por ciento de la recaudación total”, indicaron las compañías nucleadas en las cámaras CEAP, Aaeta y Celadi.

En el comunicado, los transportistas señalaron que los micros de larga distancia dan trabajo a “más de 22.000 personas” e “interconectan a más de 1600 ciudades”, mucho más que las empresas de transporte aéreo. Las cámaras sectoriales aprovecharon para cuestionar los recursos que son dirigidos a la actividad aerocomercial, principalmente a Aerolíneas Argentinas y Austral.

Si bien el Estado nacional dispuso una quita de subsidios al gasoil para las empresas de transporte, éstas se verán nuevamente beneficiadas de recibir el combustible a un precio más accesible cuando lo adquieran a granel. Las petroleras que habían sido denunciadas por el Ejecutivo por vender el combustible a un precio mayor al que paga el usuario minorista en estaciones de servicio debieron equipararlos, a partir de la resolución de la Secretaría de Comercio Interior y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

Esta ya estuvo reunida con los representantes de Repsol YPF, Shell y Esso, hoy será el turno de Petrobras y mañana de Oil. Las empresas que ya pasaron por el organismo oficial modificaron su esquema de precios. En el caso de YPF, la petrolera de mayor participación en el mercado local rebajó los precios de venta de gasoil a granel en un 8 por ciento. La semana que viene llegará al país el presidente de Repsol, Antonio Brufau, para interiorizarse de la situación que derivó en la denuncia del Ejecutivo. La Comisión seguirá inspeccionando todas los puntos de venta de estas petroleras durante febrero. Esto involucrará a las ciudades de Rosario, Mar del Plata, Córdoba, Tucumán, Resistencia, Chaco, Mendoza, Neuquén y Comodoro Rivadavia.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.