ECONOMíA › EL MINISTRO DE AGRICULTURA ADVIRTIO QUE SE CERRARIAN LAS EXPORTACIONES DE YERBA

El Gobierno les prepara unos amargos

Los faltantes de yerba y el aumento de precios provocaron la reacción oficial. La Presidenta advirtió que se aplicaría la Ley de Abastecimiento y el ministro del área agregó que se cerrarían exportaciones. Empresarios enviaron respuestas conciliadoras.

 Por Sebastián Premici

El ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, adelantó ayer que está  analizando un posible cierre de las exportaciones de yerba en caso de que no se normalice el abastecimiento, como también su precio de venta al público. Esta afirmación fue realizada un día después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtiera sobre el posible uso de la Ley de Abastecimiento como el instrumento legal para normalizar la actual situación. Según Agricultura, durante febrero el nivel de consumo y exportaciones de yerba llegó a 22.000 toneladas. En función de los niveles actuales de producción, habría un stock total cercano a las 150.000 toneladas. “Los controles que hemos realizado aseguran que hay stock suficiente para que haya yerba en la mesa de los argentinos”, enfatizó Yauhar.

A partir de las advertencias del Ejecutivo, la cadena de supermercados Coto anunció una rebaja en el precio de la yerba. A su vez, la mayoría de las empresas fraccionadoras se comunicaron con el ministro para informarle que solucionarán sus problemas de stock en el transcurso de la semana próxima. Por otro lado, la Federación de Molineros aseveró que “la industria pierde un promedio de cuatro pesos por cada kilo vendido”.

Según las declaraciones juradas realizadas en el Instituto Nacional de la Yerba Mate, durante el primer mes del año existía en secaderos un stock de 55.663,8 toneladas de canchada, mientras que los establecimientos molineros contaban con otro stock de 105.948,8 toneladas de yerba. El stock en los acopios fue registrado en 3528 toneladas, mientras que la yerba ya molida por la industria representaba 13.046 toneladas. Todo el existente arroja un número final a enero de 178.187 toneladas. Es decir, actualmente no existiría un problema de stock.

De todas maneras, el ministro de Agricultura adelantó la posibilidad de cerrar el mercado exportador de este producto si la cadena de comercialización no regulariza la situación de faltantes. Durante 2011 fueron exportadas 38.000 toneladas de yerba. El valor promedio FOB (precio internacional, sin contar tributos) fue de 1300 dólares la tonelada.

“Espero que no nos hagan faltar la yerba porque va a haber problemas y vamos a tener que aplicar la Ley de Abastecimiento. Cuando se le aumenta al productor, sea de carne o de yerba, siempre repercute en toda la cadena y termina impactando en el punto final, que es la góndola, es decir, el consumidor. Nada es gratis ni mágico, pero hay que tratar de articular todos los intereses”, había dicho Fernández de Kirchner durante el último acto en Casa de Gobierno.

El conflicto de fondo pasa porque los productores yerbateros lograron una mejora del 90 por ciento para la hoja verde y de 110 por ciento para la canchada (o secada). Las industrializadoras pretenden trasladar esos incrementos al público. Por su parte, los fraccionadoras fueron autorizados por la Secretaría de Comercio interior para actualizar sus listas de precios, en tres categorías: masivos (con hasta el 3 por ciento de aumento), selectivos (el 6 por ciento) y premium (9,5 por ciento). Sin embargo, los fraccionadores comenzaron a presionar a los comercios, principalmente a los más pequeños, para que suban los precios.

El tema se complejiza cuando se analizan la estructura y concentración del mercado, de ahí el poder relativo de cada actor y su capacidad de incidir en el bolsillo de los consumidores. Existen 17.444 productores. En la primera fase de la industrialización del producto participan 239 secaderos, 69 acopiadores y 118 molinos. “A pesar de la incertidumbre generada por esta medida, la industria está proveyendo al mercado sus productos”, señalaron desde la Federación Molinera.

Cuando el producto llega al mercado interno, aparecen doce fraccionadores, de los cuales solamente cuatro procesan el 50 por ciento de la yerba mate. Entre ellos figuran Establecimiento Las Marías, Hreuk (Rosamonte), Molinos Río de la Plata y la Cachuera (Amanda).

A partir de las advertencias del Ejecutivo, la mayoría de los fraccionadores (salvo Rosamonte y Amanda) se comprometieron a mejorar su stock durante la semana próxima.

En sintonía con el Poder Ejecutivo, Carlos Ortt, integrante del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM), responsabilizó a los supermercados y a la industria por el faltante de productos en las góndolas. “No hay desabastecimiento por parte de los productores, sino que hay suficiente yerba mate para atender el mercado. El aumento de casi ciento por ciento que la industria acordó pagarles a los productores debe ser trasladado, pero muy poco, a los precios al público”, indicó Ortt.

De alguna manera, las advertencias de la Presidenta y Yauhar también tuvieron repercusión en al menos una cadena de comercialización. Coto retrotrajo todos los precios de la yerba mate a los valores de marzo último, tras un acuerdo alcanzado con la Secretaría de Comercio Interior. Es decir que el kilo de yerba volvió a ubicarse, en promedio, en los 12 pesos, según la información difundida por el supermercado.

Compartir: 

Twitter
 

Durante 2011 se exportaron 38.000 toneladas de yerba, a razón de 1300 dólares la tonelada.
Imagen: Bernardino Avila
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.