SOCIEDAD › LEVANTAN LA PROHIBICION EN LA CIUDAD DE CORDOBA

Que marche el choripán

 Por Carlos Rodríguez

En Córdoba, cuando se supo la noticia sobre el intento de prohibición diurna del consumo del tradicional choripán, muchos pensaron de inmediato en cuál hubiera sido la tapa de ayer de la revista Hortensia, esa que hizo furor en los años ’70. “Lo que hubiera dicho el Gordo Cognini y lo contento que debe estar ahora en su nube”, comentó ayer un periodista cordobés radicado en Buenos Aires, mientras imaginaba títulos escritos por Alberto Cognini, el creador de la mítica publicación, al conocer tan infausta noticia. No fue necesario recurrir al fantasma de Hortensia porque la Municipalidad de la capital provincial resolvió dar marcha atrás y dejó sin efecto la ordenanza que daba semejante golpe bajo a los más caros sentimientos nacionales y populares, sin banderías políticas. El choripán, señores, seguirá vivo –las 24 horas del día– en el Chateau Carreras, en el barrio Alberdi y en cada esquina de la capital de la provincia mediterránea.

La controversia sobre los horarios de venta de choripanes –se prohibía el expendio callejero en el horario de 8 a 21– se generó a partir de la noticia publicada por un matutino local, en el sentido de que la Dirección de Control Integral de la Vía Pública había comenzado a poner en práctica una ordenanza sancionada hace 12 años por el ex jefe comunal Germán Kammerath, un liberal surgido de las filas de la Ucedé liderada por Alvaro Alsogaray, que al parecer tenía gustos gastronómicos mucho más finos.

Las protestas de los puesteros, las quejas de los consumidores habituales y las solidaridades que se iban a multiplicar a lo largo y ancho del país hicieron que el actual jefe comunal, Ramón Mestre, tomara la decisión de dar marcha atrás con la medida. El funcionario, ante las versiones sobre una manifestación masiva a choripán alzado, aseguró que es “el principal consumidor” de una comida cuyo consumo data del siglo XIX, primero en las zonas rurales, y luego en las ciudades. “Se puede comer choripán de día. ¿Cómo los voy a prohibir?”, declaró Mestre y el corazón volvió al pecho de los cordobeses.

Compartir: 

Twitter
 

Los choris cordobeses recuperaron la legalidad diurna.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.