ECONOMíA › EN YPF DICEN QUE AUN NO HAY NINGUNA NEGOCIACION POR LA EMPRESA

Desconcertados y a la espera de una definición

 Por Fernando Krakowiak

Repsol envió ayer un mensaje a la Bolsa de Comercio donde se limitó a informar que su titular, Antonio Brufau, no obtuvo ninguna oferta concreta del ministro de Planificación, Julio De Vido, en la reunión que ambos mantuvieron el jueves. “Repsol YPF comunica que no ha recibido notificación alguna por parte de las autoridades argentinas en relación con su participación accionaria en su filial YPF”, dice el comunicado. Fue la manera que eligieron los españoles para desmentir versiones periodísticas que le atribuyeron a De Vido la frase “aceptá quedarte con el 30 por ciento o te quedás sin nada”. Brufau continuó ayer en la Argentina, pero no se volvió a reunir con funcionarios. Se dedicó fundamentalmente a apuntalar el lobby que está ejerciendo España sobre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner en el escenario internacional.

Fuentes cercanas a los españoles reiteraron que no hay ninguna mesa de negociación abierta con el gobierno argentino. De hecho, consideraron que el pedido para que Repsol ponga 15.000 millones de dólares en YPF, que supuestamente le habría formulado a Brufau el viceministro de Economía, Axel Kicillof, fue sólo una chicana. En YPF están convencidos de que no les queda mucho más por negociar con el kirchnerismo si éste no explicita antes qué es lo que quiere hacer con la empresa. Por eso ahora tienen puestas sus fichas en las amenazas del gobierno español y en la solidaridad que el país ibérico pueda recoger de otros países en la Cumbre de las Américas que comienza hoy en Cartagena de Indias.

Distinto es el caso del Grupo Petersen, socio local que controla el 25,46 por ciento de YPF y ya se siente con un pie afuera. Por estas horas, el principal anhelo del holding controlado por la familia Eskenazi es sellar un acuerdo que le permita recibir buen dinero por las acciones que posee y emprender la retirada.

En el gobierno nacional, mientras tanto, mantuvieron el hermetismo. El que habló fue el gobernador de Neuquén, Jorge Sapag. El mandatario reiteró ayer que “se vienen tiempos de cambios en YPF”, pero a diferencia de lo ocurrido el martes, cuando adelantó que el oficialismo estaba trabajando en un proyecto para convertir a la petrolera en una empresa mixta, evitó dar cualquier precisión sobre cómo y en qué momento se tomará el control de la firma. Sólo dijo que cualquier medida garantizará los puestos de trabajo y apostará por el incremento de la producción.

A los gobernadores les quedó claro en la audiencia que tuvieron el jueves por la noche con Cristina Fernández de Kirchner que los tiempos los maneja la Presidenta y que ésta no dejará que ningún mandatario ni medio de comunicación le digite la agenda de anuncios. Mientras tanto, seguirán con sus planes de relicitación de las áreas que le quitaron a YPF e incluso podrían anunciar nuevas quitas. De hecho, el miércoles vence el plazo que Chubut le dio a YPF para que presente un plan de inversión destinado al yacimiento Manantiales Behr, donde la firma concentra el 9,6 por ciento de su producción nacional de crudo. Si la oferta no convence al gobernador Martín Buzzi, ese día la firma podría recibir un nuevo golpe.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.