SOCIEDAD › HALLAN EN UN EDIFICIO EL CUERPO DE UNA BRASILEÑA DESAPARECIDA HACE QUINCE AÑOS

Un cadáver en el departamento

Unos albañiles que refaccionaban el primer piso del edificio de Corrientes 951 encontraron los restos de una pianista brasileña que estaba siendo buscada por su familia desde 1997. La policía sospecha que la mató su marido argentino, que falleció tres años después.

Una pianista brasileña, que había desaparecido hace 15 años en la Argentina y era buscada por agentes de Interpol y por la Justicia de su país, fue hallada ayer muerta y enterrada en el piso de un departamento del microcentro. Fuentes policiales informaron que la víctima, de 50 años, habría sido asesinada por su pareja, un ciudadano argentino de 60 años que falleció tres años después de la muerte de su mujer.

El hallazgo del cadáver de la pianista se produjo a las dos de la tarde en un departamento situado en el primer piso de un edificio de la avenida Corrientes 951, a media cuadra del Obelisco, cuando un grupo de albañiles trabajaba en la reparación de lugar.

Los obreros levantaban el piso de una de las habitaciones cuando hallaron enterrado un bulto envuelto en una frazada, por lo que llamaron inmediatamente a la policía. Agentes de la comisaría 3ª de la Policía Federal acudieron al lugar y al revisar el bulto descubrieron que se trataba del cadáver de una mujer, aunque sólo estaban sus huesos y el cabello, debido a su avanzado estado de descomposición. A un costado del cuerpo, los investigadores hallaron además una cartera con la documentación de quien luego se supo era la mujer asesinada.

“El cuerpo estaba todo negro, en avanzado estado de descomposición y sólo podían advertirse sus restos óseos y su cabello castaño”, dijo un investigador. “Debido al estado del cuerpo, por el momento no se puede determinar cuáles fueron las lesiones que provocaron la muerte de la mujer, datos que se conocerán con la autopsia en las próximas horas”, reveló la fuente.

Según comprobaron los agentes de la Policía Científica más tarde, la mujer era oriunda de Brasil y se había casado con un argentino, con el que vivía en el departamento donde fue encontrada muerta.

En el momento de su desaparición, a mediados de 1997, su marido explicó a la policía que habían tenido problemas de pareja y que la mujer había regresado a su país. Sin embargo, la mujer nunca fue encontrada en Brasil y por eso su familia realizó la denuncia en la policía local, por lo cual Interpol abrió un sumario por la búsqueda de paradero de la desaparecida.

Tres años después de iniciada la búsqueda de la mujer, su marido murió por una enfermedad pulmonar. Las sospechas de la policía indican que el hombre asesinó a su mujer, la enterró en su casa y finalmente la tapó realizando una carpeta de cemento y colocando un nuevo piso en su departamento.

Las fuentes informaron además que la familia de la víctima fue notificada sobre el hallazgo y se encontraba realizando los trámites para viajar a la Argentina hoy con un grupo de policías brasileños que estaban a cargo de la investigación por la desaparición de la pianista.

Compartir: 

Twitter
 

Cuando los albañiles se toparon con un bulto sospechoso llamaron a la Policía Federal.
Imagen: Leandro Teysseire
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.