ECONOMíA › APELACION DE LOS FONDOS BUITRE. EL GOBIERNO ESPERA QUE LA JUSTICIA DE NUEVA YORK LES ORDENE ACEPTAR LA QUITA

La estrategia argentina para abrir el canje

Economía trabaja en un nuevo canje, pero adelantan que no se presentará hasta que la Cámara de Nueva York defina que los fondos buitre sólo podrán cobrar participando de esa operación. En la apelación, los buitres piden el depósito de una garantía de Argentina.

 Por Tomás Lukin

Argentina sólo reabrirá el canje de deuda si la Cámara de Apelaciones de Nueva York les indica a los fondos buitre que deben aceptar ese mecanismo para cobrar. Después de confirmar que el Gobierno está dispuesto a realizar un tercer canje de deuda, desde el equipo del ministro de Economía, Hernán Lorenzino, explicaron a Página/12 que no avanzarán sin que la Justicia se expida en ese sentido. Como parte de la estrategia legal frente al reclamo de los buitres, el Gobierno afirmó que una fórmula de pago que podría ser considerada para solucionar la disputa es la re–reapertura del proceso de reestructuración de la deuda en default para que ingresen los fondos especulativos. Con esa jugada, la posición argentina pasó del rechazo a la posibilidad de pagarles siquiera un dólar a los buitres, a un escenario donde volvería a poner sobre la mesa las mismas condiciones de quita, reducción de intereses y extensión de plazos para el pago que existieron en el segundo canje de 2010. Se trata de la oferta que ya aceptó el 92,4 por ciento del total de los tenedores de bonos argentinos. En el Palacio de Hacienda saben que, por su propia naturaleza, los buitres no participarán de esa operación aunque así lo disponga la Justicia. No obstante, la apuesta es que la Cámara de Apelaciones neoyorquina determine que ese mecanismo de pago es apropiado. Esa decisión sentaría una valiosa jurisprudencia para el país y para futuros procesos de reestructuración de deuda. A fines de diciembre, cuando los abogados que representan a la Argentina lleven a la Cámara los argumentos para la apelación, el país presentaría a la Justicia las características técnicas de la nueva operación. Anoche se conoció que los buitres solicitaron a la Cámara de Apelaciones que flexibilice su decisión de suspender las órdenes del juez Thomas Griesa y le reclamaron que acorte los plazos para el análisis o que le exija al país que deposite un bono mientras se define la cuestión de fondo. En Economía afirmaron que el pedido tiene “nulas chances” de prosperar.

- ¿Qué significa que la Cámara de Apelaciones de Nueva York haya suspendido las órdenes del juez de distrito Thomas Griesa? Un grupo de fondos buitre encabezados por NML Capital y Dart realizó una presentación ante el juzgado de Griesa en la que, basándose en una forzada interpretación del principio jurídico pari passu (con igual peso, en latín), afirman que Argentina discrimina a los tenedores de bonos que no ingresaron en los canjes de deuda de 2005 y 2010. El magistrado les dio la razón y en segunda instancia, la Cámara también consideró que el país debe pagar, aunque no precisó cómo ni cuánto. Esas precisiones quedaron a cargo de Griesa. El juez ordenó que Argentina debe pagar en efectivo a los fondos buitre el ciento por ciento de sus bonos más los intereses acumulados, el 15 de diciembre. Además, argumentando que CFK y Lorenzino afirmaron que “Argentina no va a pagarles un dólar a los buitres”, Griesa ordenó al Banco de Nueva York, agente de pago de la deuda, que no canalice el dinero para cancelar vencimientos con otros acreedores si el país no depositaba 1330 millones de dólares en una cuenta de garantía. Con ese escenario y aunque el país asegura los pagos de los vencimientos con las reservas internacionales del Banco Central, analistas locales y extranjeros junto con las calificadoras de riesgo consideraron que la deuda argentina entraría en “default restringido”. Eso habría sucedido si se aplicaban las restricciones de Griesa al Banco de Nueva York y Argentina no lograba canalizar en “tiempo y forma” el pago del vencimiento del Cupón PIB. Contra la apuesta del establishment financiero, la Cámara reinsertó la medida cautelar de no innovar hasta tanto el proceso de apelaciones se pueda completar y suspendió las órdenes de Griesa. Esa decisión permite al Gobierno hacer frente a los vencimientos de deuda de diciembre, alrededor de 4100 millones de dólares, sin ningún inconveniente.

- ¿Cómo reaccionaron los buitres a la decisión de la Cámara de Apelaciones? El fondo buitre NML Capital reclamó a la Cámara de Apelaciones que enmiende su decisión. La presentación de los fondos especulativos, realizada el viernes y difundida ayer por sus abogados, pide que la Cámara indique al país realizar el depósito de un bono o activo mientras avanza la apelación o, alternativamente, solicitan que acorte los plazos dispuestos por los jueces. El segundo pedido apunta a que la Cámara se expida sobre la disputa antes de que el país pague los vencimientos de deuda del 15 y 31 de diciembre. La medida, explicaron a Página/12 desde el Ministerio de Economía, es un recurso legal formal “esperado”. En el Palacio de Hacienda consideran que la decisión del jueves de la Cámara de Apelaciones, que frenó la medida de Griesa que había ordenado al país pagarles a los buitres 1330 millones de dólares en un pago y en efectivo antes del 15 de diciembre, “no es reversible”. Los abogados que representan a la Argentina entienden que el pedido buitre tiene “nulas chances” de prosperar, ya que en su decisión el panel de jueces de la Cámara estableció un cronograma que fija plazos hasta el 27 de febrero para que las distintas partes presenten sus argumentos. “El panel de jueces que validó el jueves la incorporación del fondo de inversión Gramercy (uno de los principales actores del canje 2010) como parte no interesada que respalda a Argentina y alude que necesita tiempo para estudiar la situación no va a dar lugar a un pedido como el de los buitres”, afirmaron en Economía.

- ¿Argentina va a reabrir el canje de deuda? El lunes pasado, el gobierno argentino sorprendió al afirmar, en la presentación para que la Cámara suspenda las medidas de Griesa, que estaría dispuesto a considerar una fórmula de pago idéntica a la ofrecida en el segundo canje de deuda, de 2010. Como forma de fortalecer su cuestionamiento a Griesa y en un guiño a la Cámara, el texto sostiene que si el juez de primera instancia hubiera dispuesto una fórmula de pago que tratara a los buitres y a los bonistas que ingresaron en la reestructuración en los mismos términos que Argentina ofreció durante el segundo canje en 2010, “éste habría sido un remedio consistente con los antecedentes amparados por la ley argentina y podría ser una propuesta que el Congreso argentino podría debatir”. El escrito afirma que, si se hubiera dispuesto una forma de pago “equitativa”, “el Poder Ejecutivo de Argentina habría propuesto tratar a los demandantes (los fondos buitre) de la misma forma que a los participantes del canje de 2010, pero esto tomaría tiempo y estaría sujeto a la aprobación del Congreso”. En ese sentido, el escrito oficial reitera a los camaristas que “el Poder Ejecutivo de Argentina podría recurrir al Congreso para ofrecer un tratamiento equitativo a los demandantes y al resto de los bonistas”.

Para llevar a la práctica esa propuesta es necesario suspender la ley cerrojo, iniciativa que tendría el apoyo de la mayoría de los bloques parlamentarios. El equipo económico considera que el Gobierno “abrió una puerta” para destrabar el conflicto. La incorporación de ese “guiño” fue debatida extensamente al interior del Gobierno durante el fin de semana pasado ya que, hasta la semana pasada, sostenía una posición muy dura contra el reclamo de los buitres. Desde Economía afirman que “no hay una fecha” para que se envíe al Congreso el proyecto para suspender el cerrojo. “Los buitres no participaron del proceso de reestructuración, sería raro que voluntariamente ingresen en un canje. No son acreedores, son especuladores que apuestan a la quiebra del país”, apuntó el secretario de Política Económica, Axel Kicillof.

Desde el equipo de Lorenzino indicaron a Página&12 que sólo se pondría en marcha la re-reapertura del canje si, en su próximo fallo, los jueces indican a los buitres que deben ingresar en un canje para cobrar. En ese caso, se enviaría al Congreso una propuesta que suspenda la ley cerrojo y abra una tercera oferta para que ingresen todos aquellos que no participaron. En el Palacio de Hacienda entienden que, incluso en el escenario de máxima, donde la Justicia de Estados Unidos disponga que el pago a los buitres debe ser en idénticas condiciones a las del canje 2010, es poco probable que los fondos especulativos elijan participar de una operación renunciando a la posibilidad de litigar y embargar activos argentinos alrededor del mundo. No obstante, algunos funcionarios recuerdan que la Cámara de Apelaciones señaló en su fallo que el principal exponente del “trato desigual” a los buitres es el cerrojo y por eso consideran que, dado el “guiño” de la presentación oficial, podría ser ventajoso lograr la suspensión del cerrojo antes de que se expidan los jueces. Esa decisión tampoco implicaría una inmediata reapertura del canje, sino que desarticula el argumento de la Cámara, evita tener que seguir plazos impuestos por la Justicia y deja el terreno preparado para la hipotética operación.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Lorenzino, ministro de Economía, apuesta a que la Justicia de EE.UU. determine que el canje con quita es el apropiado mecanismo de pago a los buitres.
 
ECONOMíA
 indice
  • APELACION DE LOS FONDOS BUITRE. EL GOBIERNO ESPERA QUE LA JUSTICIA DE NUEVA YORK LES ORDENE ACEPTAR LA QUITA
    La estrategia argentina para abrir el canje
    Por Tomás Lukin
  • OPINION
    Vulture
    Por Alfredo Zaiat

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.