DEPORTES › SEIS PILOTOS DEFINEN EL TITULO 2012 DE TURISMO CARRETERA EN LA PLATA

Le prenden fuego al asfalto

Mauro Giallombardo fue el más rápido, pero tiene que ganar sí o sí, como Agustín Canapino o Guillermo Ortelli, para salir campeón. Matías Rossi corre a la expectativa, Juan De Benedictis puede sorprender, Christian Ledesma se resignó.

 Por Pablo Vignone

Los candidatos al título 2012 de Turismo Carretera preparan una mañana explosiva para decidir la posesión de la corona. Seis pilotos se aprietan en 17 puntos, cuando hay en juego 37,5, entre las series y la gran final en el autódromo Roberto Mouras de La Plata, y cinco de ellos prometen fuego cruzado para los dos primeras baterías, a las 9 y a las 9.30. Matías Rossi (Chevrolet), el líder del torneo y el piloto que más méritos deportivos amasó a lo largo del año, no la tiene nada fácil: viene de perder la semana pasada el campeonato del Super TC2000 y hace tres años que el de TC le resulta esquivo.

La primera serie será muy caliente: en la primera fila largan el piloto más rápido del fin de semana, Mauro Giallombardo (Ford), que marcó la pole-position a 174,030 km/h, y Agustín Canapino (Chevrolet), que en la carrera pasada en La Pampa provocaron un entredicho. Los dos necesitan ganar para ser campeones. “Me da lo mismo si largo con Canapino al lado o con el Gringo Del Bo”, dice Giallombardo, en referencia al piloto cordobés amigo de Martín Palermo que hoy se retira del TC tras 18 años compitiendo sin ganar una sola carrera. “En el pique, los Ford nos ganan, si tienen 35 HP más que nosotros –recuerda el de Chevrolet– pero tengo alguna maniobra pensada para el resto de la serie”, apunta misterioso. Seguramente van a saltar chispas, aunque ambos saben que si se eliminan, le abren el camino a otros aspirantes. “Disfruto el momento –tira Giallombardo, que elige decir a cada rato que no siente la presión de estar obligado a ganar–. Si tiene que venir, el título va a venir. Es infernal como dobla mi auto.”

Si la primera serie defrauda, queda la segunda para seguir sin respirar. El campeón Guillermo Ortelli (Chevrolet) larga adelante, también con la obligación de ganar, junto a Diego Aventín (Ford), que ya no tiene chances, pero delante de dos que ya ganaron y no anduvieron tan bien como se esperaba: Rossi y el último ganador Juan Bautista De Benedictis. Detrás de ellos, uno que todavía conserva cierta chance matemática para el título, Norberto Fontana (Torino). Esas seis vueltas pueden ser antológicas.

“Estoy dentro del bolillero, puede salir la mía –se esperanza Ortelli, que sueña con un séptimo título de TC–. Pero me toca largar con un Ford y pelearle el pique es difícil, en aceleración nos ganan.” Los últimos retoques reglamentarios que contemplaron a la marca del óvalo sobrevuelan las preocupaciones de los pilotos de Chevrolet: los rumores señalan que entre los motores de una marca y la otra hay una diferencia de 35 HP... “No sé lo que va a hacer Aventín”, apunta Rossi, acaso con algo de preocupación, pensando que el piloto de Ford puede ayudar a De Benedictis, uno de los paladines de la marca. “El Chevrolet pierde agarre en la cola con el transcurrir de las vueltas”, acepta el ídolo de Del Viso, anticipando un panorama desfavorable. Irá a vender cara su derrota. “Se hace difícil largar un Chevrolet contra un Ford, mi objetivo es terminar delante de De Benedictis”. El joven piloto de Necochea esperaba estar más adelante del 11º puesto en que se clasificó. “Estoy más sorprendido que preocupado”, dijo.

En la tercera serie se juega poco: Christian Ledesma larga quinto, sin mucho ánimo, y entonces analiza lo que viene. “Las series van a definir la carrera, porque hoy en el TC se está haciendo muy difícil pasar a los rivales, de tan parejos que son los autos, y más en este circuito –apunta el corredor de Mar del Plata, que asegura que su auto “no anda nada bien”–. Este campeonato está mucho más apretado, hay muchos más candidatos que en otros torneos.”

Después de la clasificación, Rossi (62,5) le lleva 5,5 puntos a Canapino y Giallombardo, 6 puntos a De Benedictis, 11 puntos a Ledesma, 17 a Ortelli y 20 a Fontana. Hay 37,5 puntos en juego, la final se pone en marcha a las 13 sobre 25 vueltas (televisa la TV Pública desde las 11) y una hora más tarde se develará la incógnita. A no fiarse: el TC siempre es una caja de sorpresas.

Compartir: 

Twitter
 

Mauro Giallombardo marcó el mejor tiempo, pero tiene que ganar para tener chances de título.
Imagen: actc
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.