ECONOMíA › TRES PROYECTOS FINALISTAS PARA LA ISLA DE MARCHI

Imágenes para el Polo

Los gobiernos nacional y porteño adjudicarán a mediados de abril la construcción del Polo Audiovisual a la empresa que resulte ganadora. Compiten Cristóbal López, Irsa y Riva.

 Por David Cufré

El gobierno nacional y el de la ciudad de Buenos Aires acordaron adjudicar a mediados de abril el proyecto de construcción del Polo Audiovisual Isla De Marchi a una de las tres empresas que aún compiten por la iniciativa. La semana pasada terminó la primera etapa del concurso, que dejó en el camino a otras dos compañías. Al mismo tiempo, el Ministerio del Interior y la Anses avanzan en una negociación con la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) para que sus afiliados abandonen las tierras –linderas a Puerto Madero y al barrio de La Boca– y puedan iniciarse las obras sin contratiempos. Sin embargo, el otro gremio involucrado, el de Dragado y Balizamiento, se mantiene firme en su rechazo (ver aparte). La intención de las autoridades es que los trabajos arranquen en mayo.

Lo primero que hacía falta para que el Polo Audiovisual se convierta en realidad era el acuerdo entre la Nación y la Ciudad. Ese punto ya está salvado, según dijeron a este diario fuentes de la administración central. En una primera etapa no hace falta la intervención de la Legislatura porteña para seleccionar a la empresa constructora y empezar la edificación. Esa compañía puede avanzar hasta los 150 mil metros cuadrados sin necesidad de cambiar el Código de Planeamiento Urbano, aunque la modificación será necesaria para concluir los trabajos. Supuestamente no habría problemas para que la Legislatura cumpla el trámite a tiempo, dado el convenio entre el kirchnerismo y el macrismo en esta iniciativa.

Cinco empresas compraron los pliegos y presentaron los master plan con sus ideas para transformar esa zona de la ciudad. En la actualidad alberga instalaciones de dos firmas, Emepa y Roggio, y trabajan allí empleados del área de dragado y balizamiento que dependen del Ministerio del Interior. A pesar de ello, el terreno es casi un baldío, donde suelen darse conflictos por intentos de ocupación para instalar viviendas precarias. Su ubicación, al lado de lo que actualmente es Puerto Madero, le da un fuerte atractivo para inversiones inmobiliarias. El gobierno nacional imaginó allí un gran polo audiovisual, con la instalación de estudios de cine, televisión y TV digital, y también la construcción de una arena –gran estadio cerrado– y otros elementos de entretenimiento y turismo.

De los cinco concursantes, dos quedaron en el camino: Fernández Prieto y Asociados y FEG Entretenimientos. Los otros tres proyectos son más o menos espectaculares y demandan hasta 4000 millones de pesos de inversión privada.

- La torre más alta: La empresa Riva presentó una idea para levantar en la Isla De Marchi –en verdad es una península– una torre de 300 metros con todo integrado; estudios de cine y TV, oficinas, departamentos para vivienda, un hotel, casino y restaurantes. La superficie total construible es de 216 mil metros cuadrados. De llevarse a cabo, se convertirá en la torre más alta de América latina, junto con la Gran Torre de Santiago, en Chile, con exactamente la misma altura. En el país, la construcción más elevada es la Torre Espacial de Interama, con 200 metros, mientras que en edificios figuran la Torre Renoir II, con 175 metros; Le Parc Figueroa Alcorta con 173; Mulieris Norte y Sur con 162 y la Torre de YPF en Puerto Madero, con 160. El proyecto de Riva involucra una inversión de 2277 millones de pesos.

- Un puente a La Boca: La firma CPC, de Cristóbal López, ofreció la construcción de un parque lineal verde en continuidad con la Avenida Benjamín Lavaisse y un puente peatonal que conecta la isla al barrio de La Boca. Se levantarían 375 mil metros cuadrados, con una inversión de 3945 millones de pesos. Además de los estudios de cine y TV, contempla la construcción de un hotel, un casino, una arena, edificios para oficinas y residenciales, áreas de esparcimiento y un contenedor de entretenimiento de 32 pisos.

- Puerto Madero II. El plan de Irsa, la empresa de Eduardo Elsztain, propone concentrar la actividad audiovisual en los galpones existentes, mientras que el resto de las actividades se alojarían en construcciones nuevas sobre los bordes. El monto total del proyecto es de 299 millones de pesos y la propuesta ostenta cuatro variantes diferentes. Todas coinciden en una organización del tipo “plan de masas”, pero aportan diferencias en la distribución y la densidad de algunas piezas componentes. La idea apuesta a contextualizar el emprendimiento como un nuevo sector adyacente y continuo con la lógica urbana de Puerto Madero.

Compartir: 

Twitter
 

La firma CPC conecta la isla con el barrio de La Boca a través de un puente peatonal.
SUBNOTAS
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.