ECONOMíA › EL DOLAR “CUEVA” A 9,63, CON ESCASAS OPERACIONES

No tiene techo, pero sí objetivos

 Por Raúl Dellatorre

La presión especulativa sobre el mercado cambiario se vio reflejada en un nuevo salto de la cotización del dólar marginal. La “corrección” del valor en el mercado irregular fue del orden de los 20 centavos respecto de la cotización previa al feriado del Día Internacional del Trabajador. Así, la oferta controlada por pequeños grupos financieros que apuestan a la devaluación definió un nuevo valor record en 9,63 pesos. El Banco Central mantuvo la cotización del mercado legal en 5,19 pesos para la venta.

Los informantes del mercado marginal indican que los valores se definen “en base a pequeñas órdenes de compra, que ante una oferta escasa hacen subir los valores”. La referencia a las “pequeñas órdenes” da cuenta del reducido volumen de dinero que sigue manejando este mercado marginal, y además evidencia que no se está produciendo una “avalancha” de compradores ávidos por obtener dólares a 9,63 para defender sus ahorros, ni urgidos por obtener esas divisas porque no tienen otra forma de pagar sus viajes al exterior.

Lo que no queda transparentado es quiénes son los vendedores en ese mercado. En etapas tan agitadas como la que se vive desde principios de año (el dólar “blue” o ilegal acumula un alza del 40 por ciento en lo que va de 2013), las “pequeñas órdenes de compra” (frente al nulo interés de particulares por vender) son atendidas apenas por un reducido núcleo de operadores financieros que, bajo tales circunstancias, están en condiciones de manejar a su antojo la cotización. Detrás de estos operadores, están quienes trabajan para llevar al Gobierno a un callejón de una sola salida: la devaluación.

Si quienes se alinean detrás de la salida devaluatoria apuestan a que la política oficial de dólar administrado deberá ceder frente a una brecha creciente con el paralelo, el valor del dólar marginal no tiene techo, siempre que haya quien le preste atención como “precio de referencia”. El valor marginal no requiere racionalidad alguna: basta que, cuando sube, se crea que simplemente es un aviso de que va a seguir subiendo.

El reclamo de devaluación por parte de voceros del establishment ya le puso precio al “dólar competitivo”, que consideran necesario para compensar a exportadores y otros que obtienen sus rentas en divisas: en torno de 7,50 pesos. Representaría un ajuste de la paridad actual del 45 por ciento, con graves consecuencias negativas para sectores asalariados y algunas ramas de la actividad económica, por la transferencia y concentración de ingresos que produciría. Es, también, un valor muy inferior a los 9,63 pesos de la cotización actual del marginal. Pero éste no es un valor de operaciones reales, sino un valor de referencia utilizado para desestabilizar la política cambiaria oficial. Es en este sentido que el marginal no tiene techo. Pero sí un objetivo: quebrar la paridad oficial administrada por el Central.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.