EL PAíS › EN SANTA FE CHOCARON DOS GRUPOS DEL SINDICATO DE LA CONSTRUCCION

Piedras, fuego y heridos en la Uocra

Un grupo que resiste la intervención del gremio local atacó la oficina del interventor. Cinco personas resultaron heridas, dos motos quemadas y un auto destrozado. Denunciaron que hubo disparos.

 Por Juan Carlos Tizziani

Desde Santa Fe

La decisión del jefe histórico de la Uocra, Gerardo Martínez, de intervenir el gremio en Santa Fe derivó en una escalada de violencia entre el sector que resiste la intervención y responde al ex secretario general Luis López y a su segundo, Emanuel Araya, y otro alineado con el interventor, Horacio Lemos, y la agrupación que lo apoya, liderada por Carlos Berón de Astrada. La semana pasada, unos 200 seguidores de la dupla López-Araya ocuparon la sede gremial y ayer se movilizaron hasta el microcentro santafesino, donde atacaron una oficina que alquiló Lemos, porque no lo dejaban entrar a la sede del sindicato. El saldo: cinco heridos, dos motocicletas quemadas, un automóvil destrozado, daños en los negocios de la zona y denuncias cruzadas: Berón de Astrada acusó a los manifestantes de “tirarle de todo, desde piedras hasta tiros”, pero Araya lo negó y dijo que los disparos venían desde adentro.

Después del ataque, el juez Diego de la Torre dispuso un peritaje en la oficina de Lemos y ordenó un allanamiento en la sede de la Uocra, en busca de armas, que resultó negativo. “Dicen que hubo disparos, pero no está confirmado”, informó el fiscal Juan Pablo López Rosas.

Eran más de las 8, cuando marcharon entre 200 y 300 seguidores de López y Araya. “Olé, olá, si ésta no es la Uocra, la Uocra dónde está”, cantaban. La manifestación se dividió en dos grupos. Uno atacó el local, donde “empezaron a romper todo. Tiraban bombas de estruendo adentro y después les prendieron fuego a dos motos”, dijo uno de los testigos. Y el otro grupo avanzó sobre un Chevrolet Corsa estacionado a la vuelta, donde varios sujetos con barretas de hierro le destrozaron los vidrios. “Golpeaban el auto con furia. Le quisieron arrancar las puertas”, dijo otro testigo. El vehículo quedó destruido.

La furia ya había pasado cuando el jefe de la Unidad Regional II de la policía local, Rafael Grau, ordenó un despliegue de efectivos de la Guardia de Infantería para contener a los atacantes. Los Bomberos Zapadores apagaron los focos de fuego en la calle y un principio de incendio en el interior del local.

Berón de Astrada estaba en la oficina alquilada junto con otros compañeros cuando se produjo el ataque. “Estábamos tomando mate. Nos tiraron de todo, desde piedras hasta tiros. Al lado hay una tienda de la hija del dueño del local que la destrozaron”, dijo. Y explicó que las motos quemadas y el Corsa destrozado pertenecen a dirigentes de su sector. “Hay una campaña de intimidaciones. Exhiben armas y nos amenazan”, relató. Araya negó las acusaciones con una contradenuncia. “Hubo balazos de parte de ellos hacia nosotros, nos tiraron con piedras y con armas. Hay armas adentro, ¿por qué no revisan?”

–¿Ustedes intentaron entrar al local?

–No, les dijimos si podían retirarse y ellos les prendieron fuego a las motos. No sé quiénes son los dueños, pero ellos le prendieron fuego para que nosotros no pasemos.

–Si ellos tenían armas, ¿por qué los heridos son de ellos?

–No sé, se habrán disparado entre ellos, si es que hubo disparos, no creo que sea así –cerró Araya.

Compartir: 

Twitter
 

Los incidentes se produjeron en el centro de la capital provincial.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.