ECONOMIA › EL CLUB DE PARIS ANALIZO LA PROPUESTA PROVISORIA PRESENTADA POR ARGENTINA

Un acuerdo que se cocina a fuego lento

La secretaría del foro de países acreedores comenzó a analizar los lineamientos generales que planteó el lunes el ministro de Economía argentino para superar el default. Las partes anticipan una discusión de varios meses.

 Por Tomás Lukin

El Club de París comenzará a analizar la propuesta provisoria presentada por Argentina para regularizar los pasivos impagos con ese foro de países. “Los acreedores del Club de París van a estudiar la propuesta. Sin embargo todavía es demasiado pronto para ofrecer una respuesta o reacción a la Argentina”, informó a Página/12 Clotilde L’Angevin, secretaria general del grupo. Durante la reunión mensual en el Ministerio de Economía de Francia, los directivos del grupo presentaron formalmente los lineamientos que llevó el lunes a París el titular del Palacio de Hacienda, Axel Kicillof. En el encuentro de ayer estuvieron presentes representantes de todos los socios. Desde ambas partes coinciden en que, para alcanzar un acuerdo, será necesario un extenso proceso de negociaciones que podría extenderse durante varios meses.

“Durante su reunión mensual, los acreedores del Club de París discutieron, entre otros temas, un documento oficial enviado por el Ministerio de Economía de Argentina detallando los lineamientos generales para una propuesta de pago”, explicó L’Angevin. El caso argentino volverá a discutirse formalmente en el convite programado para fines de febrero. No obstante, de todos los países involucrados, Alemania y Japón son los principales acreedores, con el 60 por ciento de la deuda total y con ellos se intensificarán los intercambios y consultas en las próximas semanas.

La respuesta fue bien recibida en el equipo económico, donde indicaron que la recepción formal y comunicación de la propuesta era el paso siguiente a la reunión del lunes. Como es costumbre, el encuentro en la capital francesa contó con la presencia de representantes de todos los miembros y se extendió durante toda la jornada. Desde la secretaría del foro precisaron que, junto con la propuesta Argentina, “analizaron” diez casos diferentes de países deudores y tres temas vinculados con las metodologías del grupo.

Aunque los principales acreedores del país y los miembros con mayor peso geopolítico en el foro como Estados Unidos y Francia ya conocían los detalles de la propuesta, ayer se extendieron los lineamientos de Kicillof a los 19 países (el pasivo impago es con 15 miembros del Club e Israel, que es socio adherente). Para lograr un acuerdo se necesita que todos acepten las condiciones por unanimidad.

La deuda defolteada contabilizó 6500 millones. La última estimación incorporando intereses atrasados y punitorios que informó el Gobierno en 2011 elevó la cifra a pagar a 9000 millones de dólares. En esta oportunidad todavía no trascendieron detalles sobre el monto, las posibles quitas o reducciones en los intereses, ni el mecanismo de pago. Como parte de la negociación las partes acordaron no ofrecer precisiones sobre los pormenores hasta lograr una propuesta definitiva, pero el ministro de Economía descartó la participación del FMI como supervisor del acuerdo.

El nuevo intento del Gobierno por normalizar la deuda impaga con el Club de París desde 2001 –se anunciaron y abortaron negociaciones en 2008, 2010 y 2011– se pone en marcha en un escenario de tensiones en el frente externo vinculadas con un problema de liquidez en el mercado cambiario. Las negociaciones con esos acreedores se insertan dentro de un proceso más amplio de regularización de pasivos con acreedores internacionales. En ese listado figuran el acuerdo alcanzado con las cinco empresas que tenían sentencias definitivas en el Ciadi para pagarles en bonos con quita a cambio de la terminación de sus demandas y el preacuerdo con Repsol por la expropiación del 51 por ciento de YPF. También se contabilizan los cambios en las mediciones del índice de precios al consumidor supervisadas por el Fondo y una potencial solución de mercado entre los fondos buitre y los grandes fondos de inversión internacionales que permita terminar la disputa legal en los tribunales de Estados Unidos.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Axel Kicillof afirmó que no se pondrá en riesgo el crecimiento por acordar con el Club de París.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared