ECONOMíA › MAYORES CONTROLES A MANIOBRAS TRIBUTARIAS

La OCDE elogió la lucha antievasión

“Hay que destacar los esfuerzos realizados por Argentina en los últimos años a fin de hacer converger su marco legal y administrativo con las políticas fiscales y las prácticas administrativas adoptadas por la mayoría de los países internacionalmente”, afirmó el titular de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Pascal Saint-Amans. Las declaraciones del directivo del organismo internacional se conocieron luego de la publicación de los datos sobre la “presión tributaria” en la región. Durante un seminario organizado por Cepal, el titular de la AFIP. Ricardo Echegaray, destacó el incremento de la tasa de impuestos en relación con el PIB en Argentina y América latina.

“La presión fiscal no es buena ni mala, es la herramienta que elige el Estado para financiar sus necesidades. En otra época, se financió con endeudamiento y el país cayó en cesación de pagos”, expresó el funcionario. En ese sentido, remarcó, como ejemplo, que “el Impuesto a las Ganancias determinado por los contribuyentes en relación con sus ventas ha pasado del 1,56 por ciento en 2002 al 3,02 en 2012”.

De acuerdo con una investigación de Cepal-CIAT-OCDE, en América latina la presión tributaria pasó de 13 por ciento del PIB en 1990 a 20,7 por ciento en 2012. Sin embargo, esa relación que da cuenta de la presencia del Estado en la sociedad se encuentra 14 puntos por debajo del promedio de los países de la OCDE y es hasta 30 puntos inferior a algunas economías europeas. Existen amplias diferencias entre las tasas de ingresos tributarios de los distintos países latinoamericanos. La lista la encabeza Argentina, con 37,3 por ciento, seguido por Brasil con 36,3, que se encuentran por encima del promedio de la OCDE, mientras que al final se ubican Guatemala (12,3 por ciento) y República Dominicana (13). Entre los países de la OCDE, ese mismo rango varía entre 48,0 en Dinamarca y 19,6 en México.

“El crecimiento de los ingresos tributarios en nuestro país es coherente con la gestión que se viene implementando en la AFIP. Tal como lo reconoce el propio reporte de Cepal, este crecimiento de la proporción de los ingresos tributarios sobre el PIB es reflejo de unas condiciones macroeconómicas favorables, pero también del fortalecimiento de las acciones de fiscalización de la administración tributaria”, expresó Echegaray. “En la Argentina hemos logrado ampliar la base de contribuyentes porque hemos incorporado herramientas que nos permiten acceder a mayor y mejor información de los particulares y su capacidad contributiva”, expresó el funcionario. En ese sentido, el titular de la AFIP sostuvo que “hemos introducido regímenes de información que nos han permitido transparentar sectores económicos que permanecían al margen de la tributación; identificar bienes importantes de argentinos ocultos en el exterior, como sociedades offshore e inmuebles”.

A través de un comunicado, el organismo recaudador destacó que la mejora en la recaudación en Argentina y el resto de la región fue posible gracias a la incorporación de nuevas herramientas tecnológicas y el mayor acceso a la información financiera y patrimonial de los contribuyentes –tanto a nivel nacional como internacional–. “Hemos planteado como estrategia que con un mayor grado de intercambio de información entre las administraciones tributarias nos beneficiamos todos los países de la región”, indicó. Adicionalmente destacó “la concientización de la ciudadanía en el cumplimiento de las obligaciones tributarias; han disminuido los niveles de informalidad que históricamente afectaron a todos los países de la región y llevaron a que muchas personas quedaran al margen de la imposición”.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.