ECONOMIA › EL DOLAR TREPO AYER 23 CENTAVOS, LA MAXIMA CORRECCION EN UNA SOLA JORNADA DESDE 2002. EL BANCO CENTRAL NO VENDIO

Con el Central quieto, el dólar cerró a 7,12

Fuentes cercanas a la autoridad monetaria aseguran que la estrategia del Central es distanciar sus intervenciones para quitarles previsibilidad a los especuladores. Ayer no intervino y permitió que el dólar acumulara un alza del 18 por ciento en dos meses.

 Por Cristian Carrillo

La cotización del dólar registró ayer, con un alza de 23 centavos durante la jornada, su mayor incremento en once años. El billete verde finalizó para la venta a 7,12 pesos, con una suba de 3,4 por ciento y una volatilidad que no se registraba desde la devaluación de principios de 2002. La depreciación del peso respondió a una estrategia del Banco Central, que se mantuvo en toda la rueda cambiaria al margen de la operatoria para librar la cotización de la divisa estadounidense al juego de oferta y demanda entre privados. La mayor diferencia se alcanzó en los últimos quince minutos previos al fin de la rueda, luego de que los bancos estimaron, no sin sorpresa, que la autoridad monetaria no intervendría, como es habitual, de último momento para contener la suba. En ese lapso el precio de la divisa se incrementó 12 centavos. Según fuentes oficiales, la estrategia es quitarle previsibilidad al movimiento de la divisa, con lo que los analistas especulan con la posibilidad de que el Central alterne intervenciones, para subir o bajar el precio del dólar, dentro del esquema de flotación administrada, para desestimular una especulación con el tipo de cambio.

La jornada parecía transcurrir por los carriles habituales. La rueda fue casi calcada a la de las últimas semanas, explicaron a este diario cambistas de la City porteña. El volumen negociado entre los bancos también fue el habitual. El monto operado se ubicó en 193 millones de dólares, 139 millones menos que en la rueda previa. Sin embargo, cuando se aguardaba la intervención del Central, que en las últimas semanas apareció sobre el final de la jornada para estabilizar el precio, los inversores se encontraron sin la oferta de dólares de la autoridad monetaria. “La decisión oficial fue no intervenir y dejar que los precios se acomoden solos”, señaló un colaborador del presidente del Central, Juan Carlos Fábrega.

A medida que la sospecha de la ausencia del BC se confirmaba la demanda de dólares se intensificó y la suba se aceleró en escalones de a dos centavos hasta los 7,14 pesos. Algunas ventas puntuales de exportadores permitieron sobre la hora reducir dos centavos ese precio hasta los 7,12 pesos con que cerró. La ausencia del Central implicó una menor caída del stock de reserva, que ayer bajó en 80 millones por el pago de vencimientos y depreciación de monedas.

En lo que va de este año la divisa estadounidense acumula un alza del 9 por ciento y asciende a 18 por ciento desde que Fábrega asumió la presidencia del Central. “La estrategia tiene aires de corrección”, señaló un analista. Junto al mayor ritmo de devaluación de la moneda, la autoridad monetaria convalidó una importante suba de las tasas de interés. En la licitación de letras de anteayer, con la que el BCRA esteriliza semanalmente la plaza de pesos, avanzó 3,5 por ciento. La tasa interbancaria, que sirve de guía al resto del sistema financiero, se ubica actualmente en 22 por ciento. Fuentes oficiales no descartan la posibilidad de una estrategia de darle mayor volatilidad al precio de la divisa, tal como la definida durante el conflicto del Gobierno con las corporaciones ruralistas. “Si saben que todos los días sube tres centavos, te toman el tiempo”, explican desde el equipo económico.

Si bien el cepo cambiario neutralizó la demanda especulativa de divisas, todavía persiste el tironeo entre exportadores e importadores. Los exportadores retrasan la liquidación de sus cosechas –aunque en el último mes ingresaron el monto comprometido ante el Central–, mientras que los importadores aceleran la compra de dólares para adelantarse a la suba del billete verde. El punto es si el volumen de reservas, que se redujo a unos 29.443 millones de dólares, permitirá sostener esa estrategia. De todos modos, la fuerte devaluación de los últimos días impactará negativamente en los precios por la vía de productos importados. En referencia al comportamiento del dólar, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que “las acciones que va a hacer el Gobierno obviamente no las va a divulgar anticipadamente”. También insistió en que se perseguirán operaciones ilegales con el blue. Cristina Fernández no hizo referencia en su discurso (ver aparte) al tema.

La suba del dólar oficial fue seguida por aumentos en los precios de las cuevas, que remarcaron el blue a 12,15 pesos. Por su parte, las operaciones de dólar-Bolsa convalidaron una cotización implícita de 10,55 pesos. El mecanismo consiste en la compra de un bono en pesos, a través de sociedades de Bolsa autorizadas, para su venta en dólares. El dinero se deposita en una caja de ahorros local. Los títulos públicos utilizados para la operatoria son las Clase “D” de las series Bonar X (AA17D), Bonar 18 (AN18D) y Boden 2015 (RO15D). El volumen negociado con estas emisiones alcanzó a los 11,7 millones con el Bonar X y Boden 2015, mientras que con el Bonar 18 se cursaron apenas 1513 pesos. La misma operatoria pero con salida de capitales al exterior, lo que se conoce como contado con liquidación, mantuvo un dólar implícito de 10,30 pesos y un volumen que se ubicó en apenas 220 mil pesos.

Para detener la salida de capitales, el Gobierno implementó una serie de medidas que tuvieron, como contrapartida, una mayor especulación y proliferación de cuevas y arbolitos. El 31 de octubre de 2011, la AFIP disponía que todas las operaciones cambiarias debían contar con autorización de la entidad. Los requisitos para la compra de moneda extranjera se fueron endureciendo paulatinamente hasta que el 5 de julio de 2012 el Central prohíbe comprar dólares para atesoramiento. Desde entonces se inició una fuerte escalada en el precio del dólar paralelo. En el último año avanzó 63,9 por ciento, entre los 7,41 pesos de entonces y los 12,15 pesos por dólar de ayer.

Por su parte, desde la aplicación de los controles a la compra de moneda extranjera, los depósitos en dólares cayeron 53,9 por ciento, desde 14.754 millones en octubre de 2011 hasta los 6793 millones actuales (datos oficiales hasta al semana pasada). También crecieron las maniobras para eludir los controles oficiales. El despliegue de distintas medidas para cercar esas operaciones también impactaron en las expectativas. Previa autorización de la AFIP, el precio al que se accede hoy al dólar oficial, si se toma en consideración el pago a cuenta del 35 por ciento, es de 9,61 pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Sin la presencia del Central, no hubo el habitual sube y baja del mercado. Sólo subió por una presión de la demanda que no tuvo dique.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared