ECONOMíA › ADVERTENCIA DE CAPITANICH A FORMADORES DE PRECIOS POR AUMENTOS Y POR FALTA DE PRODUCTOS

“Con todo el rigor contra los abusos”

Tras una semana en la que se verificaron maniobras de retención de stocks de productos e insumos especulando con un aumento de precios, Capitanich advirtió que habrá una rigurosa acción oficial. Lo que dijo Coto sobre los precios del acuerdo.

 Por Raúl Dellatorre

Los industriales, particularmente de la franja de pymes, señalan su preocupación por la actitud que podrían asumir de ahora en más algunos proveedores grandes, que esta semana retacearon entregas de productos aduciendo “falta de stock” o la necesidad de “ajustar” las listas de precios por la devaluación. Ayer, Alfredo Coto, al inaugurar una sucursal de su cadena de hipermercados, advirtió que la modificación en la paridad cambiaria “hará oscilar los costos del acuerdo de precios”, una forma elíptica de referirse a posibles aumentos. En ese contexto, Jorge Capitanich, jefe de Gabinete, salió al cruce de temores y especulaciones asegurando, a través de su cuenta de Twitter, que el Gobierno “actuará con todo el rigor de la ley en los casos de abusos por parte de los formadores de precios”.

Voceros de la pequeña y mediana industria contaron que sufrieron, en la última semana, las consecuencias de la especulación de grandes proveedores y de los grupos más concentrados formadores de precios de insumos básicos. “De un día para el otro desaparecían los insumos, decían que no había stocks; esto pasó principalmente el martes, justo cuando empezó el ataque final contra el peso: estaban esperando la devaluación”, señaló un empresario del sector electrodomésticos y dirigente pyme. En rubros como la construcción, entre jueves y viernes se notó una retracción casi total a entregar determinados insumos, como ladrillos, cerámicos o cemento. “La respuesta fue que tenían que ajustar la lista de precios por la cotización del dólar. ¿Alguien puede explicar la incidencia que puede tener la devaluación sobre productos que se fabrican totalmente en el país sin un solo insumo importado?”, se quejó un empresario del sector afectado por la falta de entrega.

Los anteriores son sólo algunos de los ejemplos del comportamiento de algunos sectores empresarios que, por miedo o por sacar ventaja, provocaron un “parate” en muchas actividades, simplemente por especular con las modificaciones en el mercado cambiario. “En el último eslabón de la cadena, el empresario chico o mediano, puede ser que haya pesado el temor de no saber a qué precio va a reponer la mercadería, entonces la guarda. Pero esto empieza mucho más arriba, en los grandes proveedores, que controlan precios y mercados”, denuncian los pequeños industriales. Grupos empresarios como Siderar, en chapas laminadas, o Aluar, en aluminio, con control absoluto sobre sus mercados, impusieron la práctica de fijarles cupos a sus clientes, que deben respetar estrictamente para no perder el acceso a sus productos. Muchos de sus clientes aseguran que en los últimos quince días estas empresas no respetaban “ni cupos ni beneficios” acordados en la relación comercial.

Alfredo Coto, desde Mendoza, hizo referencia a la devaluación y a los precios de venta. “En esta economía, a veces uno no sabe qué es bueno y qué es malo, y en este caso una devaluación, que suele resultar positiva, habrá que ver las consecuencias y si es que provoca un boom exportador”, apuntó, tras señalar que seguramente “hará oscilar los costos del acuerdo de precios”.

Entre las inquietudes de pequeños industriales y las advertencias de los empresarios grandes, Capitanich fijó la posición del Gobierno. “La Secretaría de Comercio, en el marco de la política de administración de precios y de comercio que lleva adelante, supervisará la evolución de los mismos y actuará con todo el rigor de la ley en los casos de abusos por parte de los formadores de precios.” En particular, resaltó que “electrodomésticos, automotores, artículos electrónicos y otros bienes con alto componente importado e insumos de uso difundido estarán sujetos a monitoreo permanente”. Además, señaló que se buscará “garantizar abastecimiento a precios razonables y justificados”.

En un trabajo de análisis elaborado por el Centro de Investigación y Gestión de la Economía Solidaria (Ciges), recién publicado, se señala el fenómeno de la remarcación de precios “de los principales bienes de la economía en los últimos meses, que se ha intensificado en estos días”. Y se lo correlaciona con “el abuso de posición dominante” de parte de grandes empresas, que ocupan un lugar privilegiado “en una estructura productiva altamente concentrada y extranjerizada”.

El relevamiento del Ciges revela que “son pocas las firmas que controlan los precios y las cantidades producidas de una gran variedad de bienes”. En el rubro alimentos, “en el mercado del pan elaborado, una sola firma concentra el 80 por ciento de la producción; las cervezas son producidas en un 82 por ciento por dos empresas, las galletitas son fabricadas en un 78 por ciento por tres empresas”. En diversos rubros de insumos básicos se repite el mismo grado de concentración: “Dos empresas copan el 79 por ciento de la elaboración de fertilizantes, el 93 por ciento de la producción de etileno está en manos de una sola firma, el 85 por ciento del mercado del acero lo concentra una firma y el aluminio está monopolizado en un ciento por ciento por una sola empresa”. El poder de estos monopolios, según el Ciges, atenta contra la estabilidad económica y constituye “claramente, la principal causa de la inflación, de la restricción externa y de la imposibilidad de avanzar en las mejoras distributivas”.

Compartir: 

Twitter
 

Jorge Capitanich respondió a las maniobras con precios y stocks. “Habrá monitoreo permanente.”
Imagen: Télam
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.