ECONOMIA › DENUNCIA DE LA ATFA CON ARTICULOS DE CLARIN

Campaña buitre con letra de molde

El ministro de Economía, Axel Kicillof, criticó ayer que “algunos diarios de Argentina parecieran ser los que más apoyo les dan a los fondos buitre”. “Uno va afuera y no los quiere nadie, ya que todos saben quiénes son. Pero (en el país) con los fondos buitre armaron una bomba de estruendo que hicieron explotar en la nariz de todos los argentinos”, afirmó el funcionario antes de disertar en la Facultad de Ciencias Económicas de La Plata (ver página 11). Por su parte, en su estrategia de desgaste de la imagen del país, el grupo de tareas de estos fondos especulativos, la American Task Force Argentina (ATFA), publicó en su página web una infografía multimedia con supuestas conexiones entre el Gobierno y un grupo de empresarios que pagaría sobornos a la presidenta Cristina Fernández. Los datos en el cuadro provienen de notas del diario Clarín.

No es una práctica nueva. Los buitres utilizaron en varias oportunidades publicaciones de medios opositores al Gobierno para fundamentar su estrategia en el litigio contra el país por sus tenencias en bonos defolteados en 2001. Ante la permeabilidad y escasa rigurosidad del juez Griesa, el grupo de demandantes que encabezan NML Capital y Elliott Managment presentaron a ese tribunal recortes periodísticos, supuestas investigaciones y hasta notas de opinión para desacreditar la posición del Estado argentino. Esos medios luego usaban esas presentaciones judiciales para darles credibilidad a sus publicaciones.

En esta oportunidad, la Task Force lo presenta más prolijamente en formato interactivo, con el título El grupo de soborno de los Kirchner. En esa infografía detalla los supuestos pagos mensuales que realizan los empresarios Lázaro Báez, Silvana Relats, Cristóbal López y Ernesto Clarens a Cristina y a su hijo Máximo Kirchner en sobornos a cambio de beneficios y privilegios. Toda la información del cuadro, así como los comentarios que acompañan la presentación, se basa –y está citado– en publicaciones del diario Clarín.

Kicillof se quejó de esa complicidad y de quienes “muy livianamente decían: ¿por qué no va Kicillof y paga 1600 millones de dólares al millonario Paul Singer?”. El funcionario explicó que ese dinero no corresponde a la mandataria, sino a todos los argentinos. “Hay que ser un poquito más responsable”, afirmó, tras lo cual destacó lo actuado por el Gobierno: “Es un claro caso de cómo se puede defender la soberanía, la dignidad y hacerlo con la tremenda energía y coraje que le puso la presidenta de la Nación”.

El funcionario, en un contacto con la prensa antes de su disertación en la casa de estudios, explicó que se está en un momento en que muchísimos países tienen una relación entre su deuda y su producción altísima. “El tema de cómo se van a resolver los problemas de deuda es central en la agenda internacional y los fondos buitre pretenden obstaculizar la posibilidad de que los países que se han endeudado mucho, y muchas veces no a favor de sus ciudadanos sino de intereses financieros, después puedan volver a crecer como hizo la Argentina”, destacó. Aseguró que “la Argentina es un ejemplo que los fondos buitre y el sector financiero más concentrado quiere que no se repita porque no les gusta que un país negocie soberanamente, que lo haga sin el Fondo Monetario Internacional, sin ningún condicionamiento en su política económica, con fuertes recortes en las obligaciones, en el capital que tiene que pagar, en el alargamiento de los plazos”. “Nadie duda de que un 93 por ciento de aceptación es prácticamente la unanimidad, un éxito que nos permitió crecer”, concluyó el ministro.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.