ECONOMIA › LA AFSCA LE PIDIO A LA JUSTICIA QUE IMPIDA QUE CABLEVISION SIGA EXPANDIENDOSE

Excedido en tamaño y quiere crecer más

El organismo regulador de servicios audiovisuales advirtió que el cableoperador ya concentra el 45 por ciento del mercado, 10 puntos más del límite que establece la ley. “Al menos, que la Justicia le impida que amplíe su transgresión”, reclamaron.

 Por Sebastián Premici

La Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) le solicitó al juez federal Horacio Alfonso que prohíba la incorporación de nuevos clientes a la empresa Cablevisión, del Grupo Clarín. El magistrado fue quien suspendió el proceso de adecuación de oficio a través de una medida cautelar. Sin embargo, desde el Gobierno argumentaron que si bien la compañía no puede achicarse por decisión del magistrado, tampoco debería crecer, ya que en la actualidad tiene el 45 por ciento del mercado de servicio de cable. Según el artículo 45 de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, el límite es del 35 por ciento.

“La Justicia ya reconoció que el Grupo Clarín supera largamente el límite establecido en la ley. Lo que corresponde es que hasta tanto logremos encuadrar a la empresa en los límites legales, la Justicia le impida que aumente su transgresión”, explicó Martín Sabbatella, titular de la Afsca. Lo que solicitó la autoridad de aplicación fue una modificación de la cautelar de Alfonso.

El fallo de la Corte Suprema de Justicia, que declaró la ley de SCA constitucional, fue rubricado el 29 de octubre de 2013. En ese momento, para el máximo tribunal Cablevisión excedía en diez puntos porcentuales lo estipulado por la norma, en su capítulo sobre concentración de mercado. “El hecho de que se encuentre suspendida la adecuación por una interpretación judicial que no compartimos y que beneficia claramente la posición dominante del multimedios, no implica que Cablevisión pueda aumentar su ilegalidad superando aún más el límite”, agregó Sabbatella.

En 2009, año en que fue sancionada la Ley 26.522, Cablevisión tenía aproximadamente 3 millones de abonados en la Argentina. La facturación de esta empresa había sido de 4219 millones de pesos. Para ese entonces, la compañía ya ejercía una fuerte concentración del mercado, producto de la fusión con Multicanal. Al año siguiente, incrementó su cantidad de abonados a 3.149.300, con una facturación de 4885,1 millones de pesos. Según el Balance 2014 del Grupo Clarín, la cantidad de clientes de Cablevisión se ubicó en 3.359.100. Es decir que, entre la sanción de la norma y el año pasado, incrementó su cuota de mercado en 12 puntos porcentuales.

“Resulta evidente que la constante ampliación de abonados de Cablevisión S.A. lesiona el interés público. Este perjuicio concreto se materializa tanto en lo que respecta a la afectación de un debate plural y diverso, como en el trato igualitario que merecen sus competidores, que en la actualidad se ven afectados por su constante crecimiento”, sostuvo la Afsca en su presentación judicial.

Alfonso no tiene plazo para resolver el pedido de modificación de la medida cautelar que él mismo dictaminó. Sin embargo, desde la Afsca aspiran a que resuelva con celeridad. El pedido de la autoridad de aplicación no interfiere con la voluntad de Alfonso de frenar la adecuación de oficio, sino que apunta a frenar un incremento de mercado que ya excede el límite fijado por la ley.

Cablevisión es la empresa que financia al resto del Grupo Clarín. En 2014, el multimedio obtuvo ingresos por 19.616 millones de pesos. De ese total, Cablevisión obtuvo ventas por 14.214 millones, es decir el 72,5 por ciento del total. La rentabilidad neta del multimedio fue de 804 millones de pesos, un 68 por ciento superior a la rentabilidad obtenida en 2013.

Su expansión en la cuota de mercado, a pesar de la plena vigencia de la LSCA, tuvo un correlato en el incremento abultado en el abono del cable. En septiembre de 2014, el servicio básico de Cablevisión debía costar 152 pesos, según resolución de la Secretaría de Comercio, que también está frenada por una medida cautelar. Pero los abonados recibieron facturas por 283,08 pesos, es decir un 86 por ciento más que lo dictaminado por Comercio. En los últimos doce meses –abril contra abril–, la empresa incrementó sus facturas en un 68 por ciento.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La Afsca reclama que en tanto demore su adecuación a la ley, Cablevisión al menos no “aumente su ilegalidad”.
Imagen: Laura Gallo
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.